Celebrar el trabajo a la espera de la recuperación de la economía

Locales 24 de febrero de 2020 Por Redacción
Desde 1947, cada 24 de febrero se conmemora en la Argentina el Día del Mecánico Automotor. Se trata de los empleados de la industria automotriz pero también de las empresas concesionarias que comercializan los vehículos, entre otros. La crisis económica golpea fuertemente al sector, que sufre una constante caída en la producción y ventas de autos. Si bien es una jornada no laborable para los trabajadores, este año coincide con el feriado de Carnaval. De todos modos, el gremio de Smata mantiene abiertas sus instalaciones sociales de barrio Villa Aero Club.

Hoy se celebra en todo el territorio nacional el Día del Trabajador del Automotor, jornada no laborable y paga establecida en las Convenciones Colectivas de Trabajo acordadas con el sector empleador y que tienen fuerza de ley, más allá de que en esta oportunidad coincida con uno de los feriados por el Carnaval. El Día del Mecánico Automotor se celebra desde 1947, cuando fue instituido a casi dos años de la fundación del gremio, en el marco de una etapa fundacional en la que Eva Perón fue designada como la madrina del por entonces joven Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA). No es casualidad que un 24 de febrero de 1947 el presidente constitucional de la Nación Argentina en la Legislatura enunció la Declaración de los derechos del trabajadores, que luego en 1949 fue incorporada a la Constitución Nacional.
Los trabajadores de las fábricas de vehículos automotores de la Argentina constituyen en grueso de los afiliados al gremio al igual que los empleados de las concesionarias. En Rafaela, la Seccional está a cargo de Jorge Maina, un histórico dirigente gremial y del peronismo que tiene su oficina en la sede de calles Maipú y Lamadrid. 
La fuerte caída de la producción y la comercialización de vehículos en la Argentina pone a prueba a las empresas fabricantes y también a las concesionarias, obligando a un diálogo permanente con el sindicato para amortiguar el impacto en el empleo.
En una entrevista reciente con LA OPINION, en la que se reflejó la fuerte retracción de los patentamientos de autos y motos en Rafaela, Maina destacó el esfuerzo de los trabajadores y de las empresas en el ámbito de la jurisdicción de la Seccional Rafaela. "Son momentos muy difíciles los que está atravesando el sector, no solamente desde enero, ya que las ventas que estaban previstas fueron muy inferiores. Esto viene en picada desde hace ya 4 años, no solamente en la industria nacional a la que (Mauricio) Macri destruyó totalmente, sino particularmente en la industria automotriz, donde hemos leído en medios nacionales que la capacidad instalada con la que está trabajando en estos momentos supera apenas el 20%. Esto nos da la pauta de que estamos pasando uno de los peores momentos de la historia de la industria. Y en cuanto al panorama futuro, ante este cambio de gobierno, nos da cierta esperanza a pesar de que estamos atravesando momentos muy difíciles. Lo que si rescato de esto es tanto la responsabilidad de los trabajadores como de los empresarios para por lo menos, en el ámbito de nuestra Seccional, mantener las fuentes de trabajo", subrayó Maina.
"El esfuerzo en conjunto de trabajadores y empresarios hace que hasta ahora no tengamos que lamentar males mayores" resaltó el titular de SMATA Rafaela. "Estamos esperanzados en que esto cambie, se revierta y que la industria automotriz, una de las que más fuentes de trabajo genera, pueda recuperarse y que estemos todos tranquilos", señaló.
Maina destacó que "estamos en contacto permanente con todas las concesionarias de Rafaela, no se ven mejoras, al contrario, hay mucha preocupación con los trabajadores y con lo que venimos hablando, porque hay muy pocas ventas, que se hacen con escasa rentabilidad". En este sentido, admitió que "las concesionarias están teniendo serios problemas en estos momentos con el mantenimiento del plantel profesional por eso, reitero y valoro el esfuerzo que están haciendo para que esto no pase a mayores".

CRISIS COMPLEJA
Los trabajadores mecánicos conmemoran su día en medio de una crisis que golpea fuertemente al sector automotriz, cuyas ventas se desplomaron a partir de la falta de financiamiento y la caída del poder adquisitivo del salario. En efecto, la producción automotriz cayó 32,5% en 2019 respecto de 2018, con la fabricación de apenas 314.787 unidades, el nivel más bajo desde 2004, según datos de la Asociación de Fabricantes de Automotores (ADEFA).
En tanto,las exportaciones retrocedieron 16,7%, con 224.248 unidades, y las ventas a concesionarios bajaron 45,4%, en medio de un escenario muy recesivo. En 2019 las ventas fueron de apenas 372.474 unidades, indicó la entidad que engloba a las terminales.
En diciembre, con nueve días hábiles de producción promedio por el receso estival, la producción nacional de vehículos fue de sólo 14.524 unidades, un 46,4% menos respecto de noviembre y 29,1% por debajo del mismo mes de 2018. "La producción se ha visto afectada por varios factores a lo largo del año. A la contracción del mercado interno por los
desequilibrios macroeconómicos, se sumó una menor demanda de nuestros productos desde Brasil, principal destino de nuestras exportaciones", explicó a modo de balance Gabriel López, presidente de ADEFA.
El ejecutivo explicó que el sector trabajó para "administrar esta situación, pero sin dudas es fundamental encontrar las
herramientas que estabilicen las variables de la economía y despejen la incertidumbre en el mercado local para que, sumado a una potencial mejora en la demanda externa, nos permita comenzar a revertir los resultados interanuales negativos que venimos registrando en los últimos años".
La industria automotriz exportó 18.965 vehículos, 5,8% más respecto de noviembre y 17,4% por debajo del desempeño de diciembre de 2018. En ventas totales, comercializó 31.151 unidades, volumen que se ubicó 36% por sobre el desempeño de noviembre, y bajó 35,7 % al compararlo con diciembre del 2018.
En el mercado externo, las terminales automotrices exportaron en diciembre un total de 18.965 unidades, un 5,8% más en su comparación con las 17.921 enviadas en noviembre anterior y 17,4 % menos respecto de diciembre de 2018.
El sector exportó 224.248 vehículos, 16,7% menos respecto de los 269.360 que se enviaron a diversos mercados en el mismo período de 2018.
En lo que respecta a ventas mayoristas, el sector registró en diciembre una mejora del 36% respecto de noviembre.
"Es fundamental continuar trabajando en la articulación público-privada para avanzar en la implementación de la agenda
del Plan Estratégico 2030, el cual elaboramos juntos toda la cadena de valor, y podamos contar de esta manera con una
política industrial de Estado de largo plazo que posibilite una industria automotriz competitiva y sostenible en el tiempo", destacó el titular de ADEFA.
¿Y en enero? La producción automotriz creció casi 40% en enero en comparación con igual período de 2019, pero las ventas mayoristas al mercado interno cayeron 14,4% en la misma medición. Según información de ADEFA, las exportaciones tuvieron un modesto desempeño, ya que registraron una suba del 17,4% respecto de enero de 2019. En ventas mayoristas, el sector comercializó a la red 25.727 unidades, volumen que se ubicó 17,4 % por debajo de diciembre, y se contrajo 14,4 % en su comparación con las entregas de enero del año pasado.
En el primer mes del año, se produjeron 20.683 vehículos de pasajeros y utilitarios livianos, es decir, un 42,4 % más respecto del volumen de diciembre y un 39,7 % con relación a las 14.803 unidades del mismo mes del 2019. "Dada la habitual estacionalidad de los primeros meses del año, marcados fuertemente por el calendario de paradas técnicas y vacaciones de las plantas, entendemos que es prematuro hacer proyecciones hasta cerrado el primer trimestre", explicó López.
El ejecutivo adelantó que se continuará abordando y trabajando junto a las nuevas autoridades nacionales y
provinciales en una agenda conjunta que articule al sector público y privado para revertir los índices negativos de esta
industria. Al respecto, López destacó el compromiso de la entidad de trabajar en esa búsqueda de mecanismos que contribuyan efectivamente a la "mejora continua de la competitividad".
En este escenario, la empresa automotriz General Motors mantiene cerrada durante febrero la planta ubicada en la localidad de Alvear, provincia de Santa Fe, período en el cual los trabajadores percibirán el 70 por ciento del sueldo. La firma automotriz indicó que la planta de Alvear retomará la actividad en marzo y argumentó que la parálisis de febrero se debe a "trabajos en una línea de producción para avanzar en la implementación de un nuevo equipamiento para producir un nuevo modelo".
La decisión afecta a alrededor de 1.200 empleados directos e indirectos. A su vez, la determinación de cerrar la planta en febrero se dio luego de que en septiembre último la empresa dispusiera el freno de la producción a lo largo de quince días.






Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar