Fernández dará un mensaje de "diagnóstico y futuro" sin caer en la "pesada herencia"

Nacionales 23 de febrero de 2020 Por Redacción
Deuda, aborto, jubilados y Justicia serán ejes del discurso que el Presidente pronunciará ante los legisladores nacionales, en el mediodía del próximo domingo.
Por Marina Devita

BUENOS AIRES, 23 (NA).- El presidente Alberto Fernández oficializó ayer la apertura de sesiones ordinarias para el próximo domingo 1º de marzo, ocasión en la que brindará el tradicional discurso para dar cuenta del estado de la Nación y anunciar las iniciativas que enviará el Gobierno al Congreso.
A través del Decreto 177/2020, publicado este sábado en el Boletín Oficial, el mandatario indicó que la reunión de la Asamblea Legislativa se llevará a cabo el primer día del próximo mes a las 11:30 horas. En ese marco, tal como lo establece el inciso número ocho del artículo 99 de la Constitución, Alberto Fernández dará cuenta del estado de la Nación y anticipará algunos de los proyectos que enviará al Congreso.
La vicepresidenta de la Nación y presidenta del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, abrirán la sesión de la Asamblea una hora antes con el fin de que senadores y diputados elijan a los miembros de ambas cámaras que formarán parte de las comisiones de recepción de exterior e interior, quienes darán la bienvenida al jefe del Estado cuando arribe al Congreso.
Este será el primer mensaje de Fernández de apertura de sesiones ante la Asamblea, luego de haber asumido la Presidencia de la Nación el 10 de diciembre último. El discurso será transmitido por cadena nacional, de acuerdo a lo que fija el artículo 75 de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.
El presidente Fernández centrará su discurso en dar un "diagnóstico" acerca del estado general en el que recibió la Nación y en lo que será su gestión de gobierno de cara al "futuro", pero evitando la confrontación directa con la oposición.
"El mensaje va a tener como eje ‘diagnóstico y futuro’. Va a hacer un análisis del estado de la Nación, que está en terapia intensiva, sin caer en el discurso de la pesada herencia", indicaron a NA fuentes de Casa Rosada. En ese marco, precisaron que "la idea no es confrontar" sino "contar en detalle cómo recibió el Estado" el pasado 10 de diciembre.
Además, destacaron que "la premisa" del Gobierno nacional es gestionar con "austeridad", dado el "terrible escenario que dejó la gestión (del ex presidente Mauricio) Macri". Respecto de las temáticas que el Presidente incluirá en su discurso, fuentes gubernamentales señalaron a Noticias Argentinas que el mismo tendrá como temas principales "la renegociación con los acreedores de la deuda, la reforma judicial y la nueva fórmula (de movilidad de) las jubilaciones".
En ese sentido, relataron que actualmente el sistema jubilatorio tiene un porcentaje de "tres trabajadores activos y dospasivos, lo que representa un aporte y medio por cada jubilado".
Por lo tanto, consideraron que "hay que realizar una revisión integral y profunda del sistema", ya que "hoy se nutre de aportes del Tesoro" de la Nación.
Además, afirmaron que "aún no hay ningún borrador" de lo que va a ser el discurso final del Presidente, quien para su elaboración cuenta con el "aporte de ideas" del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.
De esta manera, todas las fuentes consultadas por NA coincidieron en que el jefe de Estado continuará elaborando el texto "hasta último momento", dado que desea ser "lo más preciso posible respecto de la situación heredada y de los pasos a futuro".

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar

Boletín de noticias