Aumentan los casos de abigeato en la zona

Locales 18 de febrero de 2020 Por Redacción
La preocupación crece entre los productores ante la falta de respuestas y soluciones a los hechos de inseguridad que afecta a la zona rural y que lleva a muchos a pensar en dejar la actividad. Ven que la impunidad se ha normalizado.
Los casos de abigeato en los últimos tiempos se han multiplicado de manera exponencial y esta mecánica delictiva parece normalizarse y no atacarse como corresponde. En forma reiterada productores ganaderos de la zona se comunican para quejarse y visibilizar el robo y faenamiento clandestino de ganado vacuno. Esta práctica es constante y denuncian que por semana, una vaca es faenada de manera clandestina en algún campo vecino.
La problemática planteada no es de hoy sino que se extiende en el tiempo, lo que dicen los productores es que en los últimos meses se acentuó, y no ven acciones concretas y un plan por parte de quienes deben evitar esto.
El productor rafaelino y ex presidente de la Sociedad Rural de Rafaela, Juan Invinkelried, fue víctima en un lapso de 25 días de esta práctica ilegal en varias ocasiones y planteó lo que significa en términos económicos y productivos esta situación para el sector.
“Yo creo que lo que sucede en la zona rural es lo que estamos viendo también en la zona urbana, que es un crecimiento enorme de la inseguridad, que si bien hace muchos años que está, ha crecido en forma muy importante en el último tiempo y parece desbordarse. A nosotros nos toca hoy en el sector rural padecer este tipo de hechos y no hablo solo de mi caso porque todos los días nos enteramos que les sucede a vecinos o productores de Lehmann, Aurelia o Susana y ya se ha hecho algo común; pero lo más preocupante de todo es que esto se ha tomado como algo habitual, entrar a un campo y faenar los animales”, manifestó con tono de hartazgo, Invinkelried.
Y continuó diciendo que la verdad es que estamos pasando una situación bastante angustiante porque más allá del valor comercial de la pérdida, la sensación que te queda de que entran a tu casa, entran a tu campo y te rompen todo, te roban con una total impunidad, es angustiante y a mí me pasó en los últimos 25 días tres veces y estamos pensando en dejar el sistema productivo que tenemos, que es un rodeo de crías que se desarrolló en un campo alquilado donde no hay casa en la que viva gente y la verdad es que es muy feo vivir así”.

TOTAL IMPUNIDAD
En relación a las denuncias que los productores realizan y a como observa el accionar de la policía y de la Guardia Rural Los Pumas, Juan Invinkelried sostuvo: “en Bella Italia por ejemplo, la policía colabora y está, pero tiene un solo móvil al cual particularmente un montón de veces le aportamos combustible, cubiertas, pero recorre un área de 30.000 hectáreas, entonces puede estar recorriendo la zona en Aurelia y están faenando en Nuevo Torino o en Lehmann. La verdad es que es muy difícil. Esa misma noche que nos faenaron la vaca, robaron por ejemplo el transformador de la escuela rural de Bella Italia y se genera toda una situación como de qué vale todo y de total impunidad, y los delincuentes están acostumbrados porque ya nadie les dice nada, entonces no pasa nada”.
El productor rafaelino sostuvo que “lo triste es que se podrían tomar medidas pero creo que hay una desidia general de todo el sistema político, que hace que no se hagan los controles, porque el caso del transformador de la escuela de Bella Italia, eso lo roban para vendérselo a un productor de cobre; en Rafaela o en algún pueblo de por acá hay alguien que compra ese cobre y no son tantos y deberían saber si investigan quienes son y lo mismo pasa con los celulares o con la carne. Por ejemplo con la carne de la vaca que me carnearon, esa carne va a alguna carnicería seguramente y por eso insisto con este concepto de que hay una desidia en el ámbito nuestro, en la municipalidad de no controlar, en la provincia y en la nación tampoco”.
Finalmente lo manifestado por el productor rafaelino es el reflejo de lo que sienten muchísimos productores que se ven afectados por estos problemas y que hoy piensan que “esto se está transformando como algo normal, en donde hay que habituarse a que así suceda y ver como te roban y te rompen todo, sacándote las ganas y llevándote a pensar en vender las vacas y cambiar de actividad”.
Lo triste es que hay gente que trabaja de esto y se va a quedar sin su fuente laboral y nadie a corto plazo brinda soluciones.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar

Boletín de noticias