Sensaciones y sentimientos

Sociales 18 de febrero de 2020 Por Redacción
Leer mas ...


EL LENGUAJE QUE CONSIGUE EXCLUIR
Uno de esos mensajes que se envían (enviamos) por whats app muestra a dos adolescentes. La chica dice “te quiere”, a lo que el muchacho pregunta “¿Quién?”, y responde ella “Yo, estúpide” Con la necesaria aclaración de que ella no dice precisamente “estúpide”, sino otro adjetivo muy sonoro, nos incluimos en un tema propio del vocabulario cotidiano.
La teoría del lenguaje “inclusivo” es que el idioma (el mismo que la madre patria nos legó) no abarca en una sola palabra las tres posibilidades de género; es decir lo masculino, lo femenino y las voces neutras y por lo tanto resulta felizmente unificador si las palabras terminan con una letra distinta de la “a” y la “o” (el caso de “estúpide”), o el agregado del signo de arroba (“@”) para dar a entender que es abarcador de los géneros femenino y masculino, como también el uso de la “x” cuando se pretende unir los plurales masculinos y femeninos (porque, se sostiene, el modo “todos” deja afuera a la mujer, situación que ni siquiera se soluciona si se dice “todos y todas”).
Livianamente se le imputa a la lengua ser machista y, por eso, un paso firme e inicial para lograr la decisiva igualdad de derechos entre los sexos es quitar la hegemonía masculina de los vocablos, olvidando que nuestro medio de comunicación incluyó diferentes palabras para los distintos contenidos. Así, desde largos siglos, nos hemos venido entendiendo sin dificultad.
Siempre estuvo claro que cada cual puede usar el idioma como mejor le guste. Lo que no es bueno es tratar de obligar a los demás a usar el modo que nos gusta más.
Un tema que debe quedar bien claro es que la buena convivencia entre personas de sexos distintos no pasa exclusivamente por el uso del lenguaje, ni por la preferencia de algunos modos que varían lo académicamente reconocido. Pasa, eso sí, por el reconocimiento y el respeto de derechos profundos y por la necesaria integración. Los hablantes de cada sexo deben complementarse y realizar un camino común, con felicidad final incluida.
Volvemos -y nos quedamos- a la cuestión de usar lenguajes innovadores como solución ante situaciones de desigualdad de un sexo respecto del otro.
Lo cierto y palpable es que el promocionado, aunque muy minoritario, lenguaje “inclusivo”, intenta dejar fuera del paraíso gramatical a los que no lo usan y, más todavía, a los que lo objetan. Pero eso en sí mismo no es grave, y solo constituye una variante curiosa, una opción para un juego idiomático sin mayores consecuencias ni heridos.
Así lo hace y entiende mucha gente uniendo dos palabras en una, o combinando mediante el doble sentido, o creando algún verbo imposible, asumiendo que ese modo remitirá inmediatamente a la búsqueda del uso preciso. Los cómicos lo hacen intencionalmente para que su chiste tenga gracia, necesitan que su público conozca el idioma correctamente para comprender cabalmente la broma y, naturalmente, reírse.
Los beneficios que podría aportar ese lenguaje “inclusivo” (objetivo fundamental de la comunicación entre hablantes y escribientes) decididamente no se notan. Ni siquiera a simple oída. Esa modalidad no mejora tampoco las relaciones entre comunicantes, ni le da más flexibilidad al idioma; quienes las escuchan desprevenidamente deben tomarse unos momentos para saber qué le quisieron decir, cosa que sí logra cuando las traduce al idioma oficial.
El uso serio y formal no perjudica a la lengua: la acompaña desde sus raíces. Es el sitio obligado de la comunicación de comprensión instantánea. Dentro de este modo deben estar necesariamente incluidos en los contenidos de las escuelas. Sería lamentable que haya alumnos aprendiendo, como forma de idioma aceptada, un conjunto de palabras que solamente expresan una modalidad (liviana, sin fundamento y caprichosa) a la medida de un grupo de personas que satisfacen así su deseo de diferenciarse del resto de la sociedad. En una palabra, excluirse.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar