Investigan la muerte a tiros de pareja y su beba

Policiales 18 de febrero de 2020 Por Redacción
Fueron atacados cuando iban en moto por el barrio Empalme Graneros, en Rosario. Les dispararon con una ametralladora desde un auto. Investigan si tuvo que ver con el narcotráfico.
Una pareja y su beba -de un año y medio- fueron baleadas cuando transitaban en su moto por barrio Empalme Graneros, en Rosario, se informó en la mañana de ayer en nuestra página online.
Y se agregó que la familia se movilizaba por la intersección de calles Génova y Cabal, cuando fue alcanzada por un auto desde donde se efectuaron los disparos.
En la oportunidad fallecieron Christopher Nahuel Albornoz y Florencia Naomi Corvalan, ambos de 21 años de edad, y Chelsi Albornoz su hija de un año y medio.

UNA LLUVIA DE
BALAS
La pequeña recibió varios disparos en uno de sus brazos y el mentón, fue trasladada al Hospital de Niños Zona Norte, donde murió a los pocos minutos.
Su mamá recibió al menos ocho disparos en el tórax, y fue llevada por un móvil policial al Hospital Alberdi sin vida.
Por su parte, el hombre fue derivado al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez, donde falleció pasadas las 23 del domingo, como consecuencia de las múltiples heridas de arma de fuego.
Según las primeras versiones, los delincuentes habrían usado una ametralladora, y en un primer momento se prestó atención a lo aportado por cámaras de seguridad de la zona, ante la preocupación y malestar de la ciudadanía en general por el triple crimen.

SECUESTRO DE
DIEZ VAINAS
En el informe de mención también se señaló que en el lugar del triple crimen, se secuestraron 10 vainas.

¿VINCULO NARCO?
Con el correr de las horas se conoció más información sobre lo sucedido, y en este caso mediante el aporte de La Capital se supo que los investigadores sospechan que el cruel ataque fue consecuencia de la relación con el narcotráfico, del joven asesinado.
El ataque, que según los testigos fue perpetrado por sicarios que dispararon una ráfaga de ametralladora desde un auto, sacudió al barrio por la violencia y crueldad de la balacera.
Los investigadores sospechan que se trató de un crimen por encargo, vinculado con la disputa por el territorio de bandas narco que operan en la zona Norte de la ciudad.
Y es así porque el hombre asesinado es hijo de Miguel Angel Albornoz, alias "Caracú", a quien sindican como el primer cocinero de cocaína de la ciudad.
De acuerdo a la fuente informativa antes nombrada, "Caracú" es un narcotraficante de la zona Oeste con causas abiertas por venta de estupefacientes y portación de armas.
Y se memoró que que en abril de 2019 se desbarató la banda que lideraba, una organización dedicada a la producción y comercialización de droga, que regenteaba una cocina y kioscos en un amplio sector de la zona Noroeste de Rosario.
Por entonces, el operativo en el que cayó Caracú incluyó más de 17 allanamientos con 10 detenidos, incluido el cabecilla del grupo. Y las acciones policíacas se desplegaron en viviendas de los barrios Industrial, Empalme Graneros, Fisherton y en Granadero Baigorria, donde hubo secuestro de droga, armas, vehículos, y hasta precursores químicos para estirar droga.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar

Boletín de noticias