Otro escándalo sacude a la monarquía británica

Internacionales 16 de febrero de 2020 Por Redacción
Leer mas ...
LONDRES, Reino Unido, 16 (AFP). - El príncipe Andrés fue apartado de la vida pública. Su relación con el pedófilo norteamericano Jeffrey Epstein, hallado muerto en su celda meses atrás, lo condenó al silencio.
La familia real ya no quiere saber nada de él y hasta la boda de su hija peligra por la vergüenza que supone su presencia. Ahora, volvió a protagonizar otro escándalo, por su polémica relación con otro magnate acusado de pedofilia: Peter Nygard.
El empresario de la moda canadiense, cuya fortuna asciende a casi 1.000 millones de dólares, está acusado de violar y drogar a varias adolescentes, además de formar parte de una red de prostitución con miles de clientes.
Es más, se cree que su paradisíaca propiedad en Bahamas era una de las locaciones de esta trama de explotación de mujeres.
Según detalló el "Daily Mail", el canadiense atraía a las jóvenes, muchas de ellas menores, al exclusivo complejo en Nassau con la "falsa promesa" de un trabajo en el mundo de la moda, pero una vez que llegaban a la mansión "eran drogadas y obligadas a tener relaciones sexuales".
De acuerdo con la información difundida en el medio británico, el príncipe Andrés visitó a Nygard en su fastuosa residencia. No llegó solo al lugar donde ocurrían las violaciones; se hospedó allí con su entonces esposa Sarah Ferguson y con sus hijas Beatrice y Eugenie, supuestamente invitado por Nygard.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar

Boletín de noticias