Editorial

La Palabra 15 de febrero de 2020 Por Raúl Vigini
Creer o desconfiar

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

Son tiempos donde la comunicación padece de sobrecarga en los datos que permite circular. Los resultados son opuestos a los deseados porque asistimos a una plena desinformación no por defecto sino por exceso de la misma. Sumado a ello, hay sitios y medios de difusión que instalan versiones falsas de las noticias que dan a conocer. Todo ello suma para el desconcierto, la falta de credibilidad, aunque también logran formar opinión a ingenuos o quienes eligen determinados lugares para abrevar creyendo que ahí encontrarán la verdad. Si bien la absoluta no existe casi nunca, la relativa es la que juega a favor o en contra para disimular la mentira y hacernos creer lo que no es. Que haya entidades en el mundo que se ocupen del análisis de los datos que se difunden, permite a los receptores recibir el chequeo correspondiente y sumarse como chequeadores para reforzar esa metodología en beneficio de toda la población que pretende conocer la realidad sin variantes de la manera más genuina y transparente. La entidad que hoy ocupa nuestras páginas además tiene como objetivos desarrollar proyectos que formen jóvenes en el pensamiento crítico y la innovación, herramientas necesarias para dirigir la mirada hacia el futuro de la comunicación.    

Raúl Alberto Vigini

[email protected]

Te puede interesar

Boletín de noticias