Comenzarán a realizar el proyecto para la renovación del microcentro

Locales 10 de febrero de 2020 Por Redacción
El Plan de Renovación Urbana del Area Central de Rafaela podría tener su primera propuesta en abril, estimó el secretario de Desarrollo Urbano y Metropolitano de la Municipalidad, Diego Martino.
FOTO LA OPINION EN FUNCIONES. El arquitecto Diego Martino en su despacho del 4º piso del edifico municipal.
FOTO LA OPINION EN FUNCIONES. El arquitecto Diego Martino en su despacho del 4º piso del edifico municipal.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

La tantas veces postergada obra de refuncionalización del microcentro rafaelino vuelve a salir a escena, ahora rebautizada con el nombre "Plan de Renovación Urbana del Area Central", para ver si de una vez por todas se resuelve la cuestión del financiamiento, una cuestión clave que determina la suerte del proyecto. Al asumir su tercer mandato consecutivo como intendente, en diciembre pasado, Luis Castellano se mostró decidido a intentar saldar la deuda con un centro histórico detenido en el tiempo y buscar los consensos -y los fondos- para poner manos a la obra con la modernización de ese espacio. 
Una primera medida apareció publicada en el Boletín Municipal: a través del Decreto Nº 50.223 del 3 de febrero último "se autoriza a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Metropolitano a desarrollar la 2ª etapa del Plan Urbano de Renovación del Area Central de la Ciudad de Rafaela y realizar todas las tareas necesarias para concretar esta propuesta". Al mismo tiempo, la iniciativa que lleva la firma del intendente Castellano y de los secretarios de Hacienda y Finanzas, Heriberto Lanfranco y de Desarrollo Urbano y Metropolitano, Diego Martino, otorga un presupuesto de $ 718.000 para solventar los gastos del proyecto. 
En los considerandos, se afirma que el plan busca "proyectar y ordenar el crecimiento de la ciudad para los próximos 50 años" y que en este marco ya se llevó a cabo la 1ª etapa de "diagnóstico y elaboración de propuesta" por lo que ahora es el turno de avanzar con la 2ª, esto es el proyecto ejecutivo. "Es necesario avanzar con la propuesta urbana/arquitectónica del área desarrollando una 2ª etapa que incluye: legajo técnico, planimetría y pliegos específicos. Para que esto sea posible, será necesario contratar y/o tercerizar tareas profesionales, así como también, contar con recursos disponibles para impresiones gráficas y ploteos", detalla el Decreto al fundamentar la asignación presupuestaria. 
La tarea por delante, que es compartida entre las secretarías de Desarrollo Urbano y Metropolitano y la de Obras y Servicios Públicos, tendrá en cuenta las conclusiones del taller efectuado el año pasado en el Complejo Viejo Mercado en el que participaron diversas instituciones de la ciudad, entre ellas el Colegio de Arquitectos Distrito 5 Rafaela, que fue representado por Diego Martino. 
El destino pareciera haberle hecho un guiño al propio Martino que deberá continuar con este desafío pero ya como secretario de Desarrollo Urbano y Metropolitano de la Municipalidad de Rafaela, cargo que asumió en diciembre pasado tras aceptar el ofrecimiento de Castellano.
Vale la pena recordar que el ahora funcionario tiene sus propios antecedentes ligados a la obra tan anhelada que ahora recobra un nuevo impulso. "Una vez que Luis (Castellano) me convocó para ser parte del gabinete municipal, uno de los proyectos más destacados para abordar es la modernización del área central de la ciudad, un tema que la historia me lo puso de frente en varias etapas de mi vida", admite Martino con entusiasmo. Y lo explica: "A este tema lo trabajé desde diferentes instituciones que son protagonistas del diseño de ciudad. Por muchos años integré la Comisión de Urbanismo del Colegio de Arquitectos. Y entre 2005 y 2006 fui presidente de la Comisión de Comercio y Servicios del Centro Comercial e Industrial, un período en el cual el Municipio impulsó el concurso de anteproyectos para la refuncionalización del microcentro. Por tanto, en esa gestión participé activamente como miembro tanto del Colegio como del Centro Comercial. Fue una manera de unir las visiones de las dos instituciones". "De algún modo me siento marcado por este proyecto, viví las preocupaciones desde diferentes lugares y ahora me toca verlo desde el Municipio", señaló Martino en una entrevista con LA OPINION. 
El anteproyecto ganador del concurso que luego se convirtió en proyecto ejecutivo y que no logró hacerse realidad por la oposición de los vecinos del microcentro es uno de los insumos para encarar esta nueva instancia. "El Registro de Oposición logró el 41%, por lo que fue suficiente para frenar la obra puesto que se debía reunir un mínimo del 40%. Ese pequeño 1% fue fundamental para hacer caer el proyecto. Claro que sirve aquel proyecto pero también muchos otros, como las conclusiones del Taller del año pasado o las bases del concurso del 2006 que contiene aportes de muchísimas instituciones. Todo se tiene en cuenta", sostuvo Martino en su oficina del 4º piso del edificio municipal. 
Como para no ser la excepción, el funcionario subraya que "la elaboración del proyecto 2020 será posible con la contribución de distintas secretarías, es un trabajo transversal en el que todos suman, y claro está que también habrá aportes de distintas instituciones porque se buscan consensos, algo esencial para una obra de esta magnitud". "Las diferentes áreas municipales comenzaron a analizar este desafío. En el proyecto hay todo un proceso de diseño que se vuelca en los planos, y es lo que uno ve, que son las calles, las sendas peatonales, los árboles pero también hay otras cosas que no se ven, infraestructura, desagües pluviales, tendido eléctrico y de empresas de servicios, que hacen al proyecto y que se deben tener muy en cuenta. Por eso se requiere el compromiso de profesionales de distintas áreas del Estado municipal", amplía. 
Martino cree que "en abril quizás podamos mostrar los primeros avances, ahora todo está en el plano de las hipótesis con alternativas que se profundizarán o se desestimarán", pero lo que está claro "es otorgar la prioridad a las personas, a los peatones". En este sentido, el funcionario expresó que "buscamos generar un ámbito de mayor calidad donde la palabra clave es 'convivencia' que no solo hace referencia a las personas sino también a los usos de los espacios".
"Estamos convencidos de que hay que darle más protagonismo al peatón por sobre el vehículo pero seguir manteniendo la calle y el estacionamiento. Es jugar un poco con estos condimentos en los cuales se empieza a darle más prioridades a uno. Es lo que ocurre en las ciudades que se modernizan y se replantean los usos de los espacios públicos. Es lógico que cuando las ciudades crecen, sus áreas centrales entran en una crisis porque van cambiando los usos. Lehmann nos legó una ciudad muy bien pensada, no solo en la ciudad en sí sino en la relación con el territorio. Por tanto no debemos ver el área central como un lugar aislado sino como parte del territorio", afirmó el funcionario. "Hoy se habla de Rafaela como cabecera de un área metropolitana, por tanto su zona céntrica debe estar a la altura de esta calificación", consignó.
Por último, Martino consideró que "queremos lograr una ciudad que sea sustentable, más verde y más humana donde debe estar resuelto el problema del tránsito, las continuidades de los bulevares funcionales, rediseñar las redes del transporte público para que la llegada y la salida al área central sea más eficiente y se resuelva lo mejor posible la relación centro-periferia". "Y como decía Luis (Castellano), este proyecto es parte de pensar la Rafaela de los 150 años. Teniendo esa visión, el objetivo es lograr convivencia", finalizó.






Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar