Dos bajas en Libertad

Deportes 10 de febrero de 2020 Por
BASQUET
La temporada avanza y Libertad de Sunchales parece cada vez más condenado a jugar por la permanencia, lo que genera una lógica preocupación en la dirigencia. Los últimos partidos en condición de local no pudieron ser aprovechados y el rumor de corte de uno de los foráneos se fue acrecentando a partir de la lesión sufrida por Milik Yarbough y más aún a partir de su última ausencia, a pesar de que la prensa oficial del club había anunciado que ya estaba recuperado.
El foráneo mostró buenos números, encestando en promedio casi once (10,8) puntos por partido en los diez encuentros que disputó. Si bien era una ficha importante por su regularidad, las lagunas en el rendimiento hizo que se pensara en buscar una alternativa que ofrezca mayor seguridad y garantía en el funcionamiento.
La institución oficializó en las últimas horas el corte, aduciendo razones tácticas como argumento y agradeciendo por la estadía del ahora ex jugador aurinegro. Además, si bien no se ha comunicado, también se habría resuelto la desvinculación de Francisco González, quien también evidenció cierta irregularidad en el último tiempo, perdiendo protagonismo y participación en la rotación.
Los retoques que va dando Saborido al plantel, a partir incluso de la reciente incorporación de Fernández Chavez, permitirá contar con una fisonomía diferente para el equipo, de cara a lo que resta de la temporada. Si aparecen recursos, seguramente además de piezas, podría darse un cambio en nombres, con alguna incorporación de calidad reconocida.
El próximo partido de Libertad será este martes, recibiendo a La Unión de Formosa. Si se imponen, los Tigres no solamente sumarán su quinta victoria de la temporada, sino que recortarán la diferencia que mantiene Estudiantes de Concordia, el anteúltimo. A la vez, necesita sumar para que no se escape una importante cantidad de equipos que aún se encuentran relativamente cerca, en la parte baja de la tabla de posiciones. (Fuente: Sunchales Hoy).

BRONCE PARA EL CICLON
El cachetazo frente a Virtus Bolonia quedó atrás y San Lorenzo salió enfocado en busca del podio en la Copa Intercontinental de Tenerife, España. Contra al campeón de la G-League (la división formativa de la NBA), Río Grande Valley Vipers, la filial de Houston Rockets, los dirigidos por Néstor García mostraron una sólida versión y se llevaron la victoria por 96-90. Como en 2019, los de Boedo se colgaron la medalla de bronce en el certamen internacional. En tanto, Iberostar Tenerife le ganó a Virtus Bologna 80-72 y se consagró campeón de la Copa Intercontinental 2020.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar