Solá negó que haya presos políticos y De Vido lo cruzó

Nacionales 09 de febrero de 2020 Por Redacción
El canciller negó que haya presos políticos y afirmó que la disidencia de Gómez Alcorta sobre el tema "mete ruido" en el Gobierno. Así se alineó con la postura del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. "Ya que no nos liberan del yugo macrista, respétennos", respondió De Vido.
FOTO NA CONTRAPUNTO. Sola y De Vido, con visiones opuestas.
FOTO NA CONTRAPUNTO. Sola y De Vido, con visiones opuestas.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

BUENOS AIRES, 9 (NA). - El canciller, Felipe Solá, negó ayer que haya presos políticos y consideró que "hay presos que la Justicia podría no tener presos y están presos", a la vez que afirmó que la disidencia de su par de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, en esta cuestión "mete ruido, llama a una controversia que se hace pública".
De esta manera, Solá se sumó al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la cuestión respecto de la situación judicial de dirigentes como Milagro Sala, Julio De Vido y Amado Boudou, que fueron condenados y encarcelados en diferentes causas durante la gestión de Cambiemos, sigue generando rispideces dentro del Gobierno y del Frente de Todos.
"No diría que hay presos políticos, sino que hay presos que la Justicia podría no tener presos y están presos. La decisión no es del Poder Ejecutivo, sino de una Justicia que en muchos casos, esté influida o no, se siente influida", sostuvo el funcionario nacional.
En diálogo con Radio Mitre, el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto se refirió a los planteos que hace un sector del Frente de Todos sobre los "presos políticos" que hay en la Argentina.
"Hay casos de encarcelamiento que no se justifican desde el punto de vista jurídico y que están ligados a figuras que tienen relieve político, lo que no quiere decir que haya presos políticos", manifestó el canciller, quien de esta forma adhirió a la postura que mantiene sobre el espinoso tema el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.
Y amplió: "Preso político es tomar un opositor y meterlo preso para que no hable o para que no esté libre con un objetivo muy concreto: sacarlo del juego. Eso no es así. Lo que hay es gente que podría estar en su casa y no lo está".
Consultado sobre la disidencia que expresó Gómez Alcorta en esta cuestión, Solá consideró: "Mete ruido, llama a una controversia que se hace pública".
De todos modos, el jefe de la diplomacia argentina remarcó que "no es malo que de vez en cuando haya debate en el interior del Gobierno sobre algún tema".
Días atrás, la ministra de las Mujeres, Género y Diversidad había asegurado que la líder de la Tupac Amaru, de quien ofició como abogada defensora en varias causas, estaba encarcelada por su rol de opositora al gobernador de Jujuy, Gerardo Morales.
"No tengo dudas que es una presa política. En la dictadura hubo muchos detenidos con procesos judiciales arbitrarios y nadie dudó en llamarlos presos políticos", había manifestado Gómez Alcorta.

REACCION DE DE VIDO
El ex ministro de Planificación Julio De Vido arremetió ayer contra el canciller Felipe Solá por haber negado que en la Argentina haya "presos políticos" y, tras recordar su paso como gobernador bonaerense cuando mataron a Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, le recriminó al Gobierno que no lo "libere" del "yugo macrista".
El ex ministro, que está bajo arresto domiciliario en su chacra de Puerto Panal, apuntó a través de Twitter contra Solá al igual que lo hizo días atrás contra el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, por haber dicho que en el país "no hay presos políticos", condición que De Vido aduce en su defensa.
"Cafierismo tardío!!!! Señor Secretario de Agricultura de (el ex presidente Carlos) Menem, te recuerdo, querido Felipe, que vos eras gobernador de Buenos Aires cuando la bonaerense mató a Kosteki y Santillán, crimen que está impune políticamente", disparó el ex funcionario.
En otro tuit publicado en la cuenta que maneja su familia, De Vido apeló a la figura de la vicepresidenta Cristina Kirchner -que varias veces se definió como una "perseguida política"- en un intento por tratar de incluirla en la polémica que se abrió dentro del Gobierno por la situación de dirigentes y ex funcionarios detenidos.
"Todos tenemos historia compañero, respetemos a Cristina (Kirchner) y a todos los perseguidos y presos políticos ya que no nos liberan del yugo macrista, por lo menos, respétennos", agregó el ex ministro de Planificación.
De Vido fue condenado en 2018 a cinco años de prisión por la tragedia ferroviaria de Once en la que murieron 51 personas y cumplía también con una prisión preventiva por la llamada "causa de los cuadernos" y aunque la Cámara de Casación ordenó a fines de 2019 su liberación en ese segundo expediente, sigue bajo arresto domiciliario por el primero.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar