A un año de la apertura de sobres: la obra del PAER no se terminó

Locales 09 de febrero de 2020 Por Redacción
El 11 de febrero de 2019 se había llevado a cabo este acto licitatorio, encabezado por el entonces gobernador Miguel Lifschitz, adjudicándole la obra de pavimentación de la segunda mano de avenida Presidente Perón y calle 500 millas a la empresa rafaelina Menara Construcciones S.A.
FOTO ARCHIVO AQUEL DÍA. El 11 de febrero de 2019 se llevaba a cabo un acto en el PAER donde se prometieron importantes obras para el sector.
FOTO ARCHIVO AQUEL DÍA. El 11 de febrero de 2019 se llevaba a cabo un acto en el PAER donde se prometieron importantes obras para el sector.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

El año pasado en muchísimas ocasiones dábamos cuenta en Diario LA OPINIÓN de los reiterados reclamos y advertencias de los empresarios que forman parte del Parque de Actividades Económicas de Rafaela (PAER) respecto al no inicio de la obra de pavimentación de avenida Presidente Perón (entre la colectora de la Ruta Nacional N° 34 y avenida 500 Millas Argentinas -mano sur-) y avenida 500 Millas Argentinas (entre Ageo Culzoni y Perón y entre Marcelo T. de Alvear y Presbítero Cerdán). Se insistió tanto y se hizo visible el descontento de los industriales por la falta de avances concretos, -pese a que la apertura de sobres se había realizado el 11 de febrero- que ante los insistentes planteos el entonces gobernador Lifschitz en su visita del 5 de junio en plena actividad proselitista a la ciudad, había asegurado que estaban resueltas las demoras administrativas que impedían el inicio la obra y adelantó que ya había firmado el decreto pertinente.
Ese lunes 11 de febrero se presentaron a la licitación 13 ofertas, y el presupuesto oficial para los trabajos era de 19.780.484,38 pesos. La obra fue adjudicada a la firma local Menara Construcciones S.A., que había presentado una oferta por $17.407.170,04.
Pero todo esto ya forma parte del pasado, ya que no se cumplió con nada y las excusas seguramente de quienes deberían dar explicaciones, virarán por el lado de la transición, de la crisis, o vaya uno a saber. Lo cierto es que el martes 11 se cumple un año de la apertura de sobres de la que también participó el intendente Luis Castellano y funcionarios de su gabinete que celebraron la decisión del gobierno provincial de ese momento y no hay absolutamente nada para celebrar.
El Ministro de Infraestructura y Transporte de la gestión anterior, Ing. Jose Garibay, fue consultado en innumerables oportunidades por este tema y siempre dijo que no había de que preocuparse porque solo eran cuestiones administrativas y de la burocracia las que lentificaban el inicio de las tareas. El 14 de octubre de 2019, este Medio publicó que en 20 días comenzaba la pavimentación en el PAER, ya que al ser consultado Andrés Laorden, titular de Menara S.A., había señalado que “el contrato ya está firmado por la empresa y el Ministro y faltaba la designación del técnico que va a seguir la auditoría de obra, lo cual significa que entre finales de octubre y principio de noviembre se va a comenzar a trabajar en el lugar”.
A su vez el Ing. Garibay confirmaba la información y afirmaba que todo está dispuesto para que en veinte días empiecen a trabajar en el PAER.
La realidad habla por sí sola y no hay mucho para agregar, sino que el gobierno del FPCyS después de perder las elecciones, bajó los brazos, dejó de ejecutar y de algún modo desistió de hacer lo que debía, que era cumplir hasta el último día de la gestión con sus obligaciones.

LA SITUACIÓN DE LA EMPRESA
MENARA CONSTRUCCIONES

En tanto hasta último momento la empresa Menara Construcciones está viendo de que no se le caiga el contrato por lo tanto ha pavimentado una cuadra de la calle 500 Millas y ha hecho la apertura de la otra, -a cuenta gotas- sabiendo de que muchas de estas obras quedaron en lo que en la actual administración provincial se denomina cuenta flotante, que son los compromisos de obras que se iniciaron, se firmaron los contratos, pero no se pagaron.
Ante este panorama incierto, resulta obvio que la firma se maneje con cierto grado de cautela y avance en función de los gestos que vea desde el actual gobierno; es decir que empiece a cumplir con el pago de las certificaciones de obra de lo ya ejecutado hasta aquí.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar