Emocionante apoteosis coscoína a Landriscina

Información General 08 de febrero de 2020 Por Antonio Fassi
Leer mas ...

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

El pasado domingo, 2 de febrero, en pleno desarrollo de la novena luna coscoina, "entre gallos y medianoche", entre recuerdos de un pasado vigente que cumplió 60 realizaciones, entre periodistas, locutores, colaboradores, músicos y primeros realizadores de pasadas épocas festivaleras, les tocó el turno a Rony Vargas y Marcelo Simón,  trajo a colación la figura de un chaqueño que fe  valor fundamental en otras épocas. Entonces floreció el nombre de Luis Landriscina y su aparición en el escenario.
Como un solo, único y espontáneo espíritu sobrenatural, la plaza entera se puso de pie y ovacionó, aplaudió, inmortalizó, una ovación quizás nunca vista en los 60 años transcurridos desde sus inicios. Llantos y lágrimas de emoción surcaron los rostros de los presentes, demostrando claramente que la plaza  sabía de quién se trataba.
En su larga trayectoria como cuentista en escenarios del país y en el mundo: jamás un gesto repulsivo, un acto obsceno, ninguna palabra irreverente deslució sus relatos y explicaciones; gran defensor del cooperativismo bien entendido como único medio de progreso comunitario, aceptación y respeto de credos, tanto políticos como religiosos. Un auténtico artista al servicio del buen decir y el buen obrar.
Y el público coscoino lo recordó, lo aprobó y demostró clara y fehacientemente que el verdadero y auténtico espíritu continúa vivo y palpitante. Sin duda que desde el "más allá", los legítimos y genuinos creadores-forjadores, ( a través del tiempo y la distancia) corporizaron incorpóreamente, sus etéricas aprobaciones en esos momentos de honda y emocionante prueba de amor y cariño por parte de todos los presentes, hacia este octogenario chaqueño, fiel ejemplo de lo que debe ser todo artista  que alecciones y alumbre el camino del arte.
Como decía otro grande hombre del cual el escenario coscoino lleva su nombre:"el arte sirve para alumbrar o deslumbrar". El público que colmó la Próspero Molina la noche del 2 de febrero (en nombre de todo el país folclórico), mostró que don Luis alumbró su camino con luces de dimensiones ultraterrenas e inmortales, y que Cosquín sigue vivo en sus raíces, solo debe continuar la senda que transitaron sus genuinos creadores . Los hechos habla por sí solos. Sesenta y cuatro subsedes provenientes de todas las provincias engrandecieron el Pre Cosquín. Y sucesos como el glorioso recibimiento que la próspero Molina le tributó vivamente al correcto e inmortal Luis Landriscina, avalan sobradamente la tendencia espiritual de quienes luchan por lograr ( en este caso a través del arte) una auténtica y respetable Nación.


Te puede interesar