ALGO CURIOSO

SUPLEMENTO RURAL 06 de febrero de 2020 Por
Leer mas ...
Hola, como están? Después de unos días de descanso nos volvemos a encontrar en nuestro espacio y hoy me pareció bueno traerles estas noticias como para empezar el año...
¿Se imagina una planta con raíces de colores? Y una de tallos y hojas rojas? No se imagine más, con la ayuda de nuevas tecnologías ya existen….
Determinados genes específicos deciden el color de las distintas partes de la planta. Generalmente estos se encuentran en las flores, frutos y hojas. Pero en la actualidad mediante técnicas de ingeniería genética es posible transferir los genes, no solo de los pétalos a las hojas de una misma especie, sino también de una especie a otra. Esto abre la posibilidad de que aquellas que nunca tuvieron colores en sus flores o frutos ahora puedan tenerlos.

COLOR NUEVO, PLANTA NUEVA.
Resumiendo, la expresión puede ser localizada en una parte específica de la planta. Es posible lograr que las hojas sean rojas, o las flores, o las raíces, o bien toda la planta, lo que daría como resultado una variedad completamente nueva.
Para los productores ornamentales se trata de una herramienta más que interesante. Estas técnicas se usan en países como Holanda, Japón, Bélgica, Australia, y otros para obtener variedades nuevas de plantas ornamentales que son patentadas, con lo cual los productores logran la venta exclusiva de sus nuevas plantas y deciden quién más las puede vender.
La protección de la variedad nueva va más allá de las patentes. Como sucede con los programas de antivirus de las computadoras, las empresas protegen sus inventos con genes suicidas que evitan que se propague la planta sin la intervención de sus creadores. La planta que lleve genes suicidas vivirá lo suficiente para producir semillas, pero no dará una segunda generación a partir de ellas. El derecho de quien trabajó sobre la especie esta así a salvo.

EL COLOR EN EL FUTURO
Dejando un poco más suelta la imaginación, el color se podría expresar también en determinados momentos del día. Por ejemplo, cuando la intensidad de la luz fuera alta, para volver a ser verde en la mañana siguiente, y roja una vez más al mediodía.
Todas estas herramientas constituyen un desafío para nosotros los que nos dedicamos a decorar jardines ya que en un futuro no muy lejano contaremos con árboles o plantas de menor altura, rojos por más tiempo, independientemente de la estación.
También será un desafío para los productores interesados en romper las barreras tradicionales de obtención de variedades ornamentales.
Los beneficios económicos por la obtención de variedades en colores novedosos son evidentes. Pero en nuestro país todavía es ficción y requerirá de un compromiso empresarial bastante más que técnico.

ADEMAS, USTED SABIA QUE:
En varios experimentos de laboratorio se ha comprobado que las plantas perciben, tienen sensaciones y sentimientos, reconocen a quienes las cuidan y a quienes las dañan, y pueden “leer” nuestros pensamientos.
El primero en comprobar científicamente la sensibilidad de las plantas fue Cleve Backster, experto en polígrafos, detector de mentiras, en 1966.

¿LES GUSTARON LAS NOTICIAS? Hasta el próximo jueves.

María Paula.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar