Un incendio provocó daños en el histórico auto de Vicente Cipolatti

Deportes 06 de febrero de 2020 Por
Leer mas ...
Ver galería FOTO ARCHIVO "CHENTE". El piloto con el auto en Sunchales.  FOTOS MERIDIANO ASI QUEDO. El fuego afectó al histórico monoposto que condujo Vicente Cipolatti.  LAMENTABLE. Las llamas consumieron el espacio donde era exhibido el Fórmula 1.
1 / 2 - FOTO ARCHIVO "CHENTE". El piloto con el auto en Sunchales. FOTOS MERIDIANO ASI QUEDO. El fuego afectó al histórico monoposto que condujo Vicente Cipolatti. LAMENTABLE. Las llamas consumieron el espacio donde era exhibido el Fórmula 1.
Ayer, poco después de las 11:00 de la mañana, una comunicación de Juan Carlos Rosso, un respetado colega de Sunchales, me alertó sobre un hecho que me provocó una sensación que no puedo explicar fácilmente.
Me comentó que en ese momento, un incendio estaba afectando el lugar donde se aloja, desde hace varios años, el auto que condujo Vicente Cipolatti y que se transformó en el más emblemático de esa comunidad.
Con ese monoposto, el recordado "Chente" fue campeón de Mecánica Argentina Fórmula 1 y consiguió el triunfo más trascendente en la historia del deporte motor sunchalense, en las "500 Millas Argentinas" de 1963.
Las primeras imágenes que se fueron conociendo en las redes, permitían advertir los daños ocasionados por el efecto de las llamas, pero con el transcurrir de los minutos, ya empezaron a difundirse las manifestaciones solidarias.
La restauración es claramente posible. Con un trabajo artesanal y en un tiempo prudencial, sin duda, ese patrimonio de la vecina ciudad se podrá recuperar.

AQUELLAS "500"
"Vicente Cipolatti (Chevrolet), con la máquina adquirida por el Automóvil Midgets Club Sunchales, fue noveno en la clasificación, quedando a más de cinco segundos de la pole, que logró Jorge Cupeiro (Chevrolet). Una diferencia apreciable, pero de ninguna manera determinante en una prueba de larga duración. 'Chente' y su grupo, seguramente habrán realizado esa lectura el domingo 8 de septiembre al elaborar el plan de carrera. El secreto era girar a buen ritmo y mantenerse en una posición expectante. La capacidad del piloto, sumada al excelente trabajo del equipo, hicieron el resto. Aquel día, la comunidad sunchalense festejó una de sus mayores conquistas deportivas". señala en su introducción la nota publicada en "500 Millas, una pasión que cumple 80 años", elaborada por este periodista en 2006.
Más adelante se consigna: "El nombre de Jorge Cupeiro (Chevrolet) era el que circulaba con mayor insistencia a la hora de mencionar al posible ganador de la competencia" y se agrega que el piloto ´"había conseguido el mejor registro entre los 31 participantes de la clasificación" en la que superó por casi "dos segundos a su más cercano escolta, Héctor Sanmartino (Chevrolet)".
Sobre el desarrollo de la carrera, en otro pasaje de la nota, se expresa que luego de cumplirse 32 vueltas "variaría el curso de la historia; Cipolatti pasó al frente, luego del ingreso a boxes de Cupeiro y el nuevo escolta del hombre de Sunchales era el siempre inquietante Requejo".
"Cipolatti, a marcha firme, comenzó a estirar su ventaja, que era de dos vueltas en la número 60, de tres en la 70 y de cuatro en la 80. Faltaba más de la mitad del recorrido, pero la victoria ya empezaba a tomar forma de ilusión para el notable piloto de Sunchales", se agregaba más adelante.
Consumada la victoria, "en el atardecer de ese mismo domingo 8 de septiembre, la caravana se hizo interminable entre Rafaela y Sunchales, por la Ruta 34", para que "una multitud reciba al 'hijo pródigo' en un fin de semana diferente. Inolvidable".
"Ese año, Cipolatti no pudo obtener el título de campeón argentino. Un punto lo separó del monarca, Nasif Estéfano; pero la revancha, para ese gringo fuerte y vigoroso, llegaría tres años después, en otro campeonato que se definió por una sola unidad, esa vez en favor de 'Chente' sobre Domingo Di Santo, en 1966".
 

Te puede interesar