Cosquín sigue cantando y bailando

Información General 29 de enero de 2020 Por
Leer mas ...
ARCHIVO FESTIVAL APERTURA// El ballet oficial Camin baila el Himno a Cosquín
ARCHIVO FESTIVAL APERTURA// El ballet oficial Camin baila el Himno a Cosquín

En oportunidad de ser entrevistada la señora Zulema Alcayaga por Raúl Vigini para el Suplemento Cultural “La Palabra”, relató la historia del tema que cada noche abre el escenario Atahualpa Yupanqui de la plaza mayor y se escucha para amenizar la coreografía del Ballet Camin, cuerpo de baile oficial del Festival Nacional del Folclore. Registrado como Cosquín empieza a cantar, con el subtítulo de Himno a Cosquín en fecha 6 de agosto de 1974 en SADAIC.

El nacimiento del Himno

Claro, -expresa la coautora- el himno lo hicimos en el año setenta y dos con mi esposo Waldo Belloso. Tenemos una casa de verano que era de mis padres en Valle Hermoso. Vamos desde tiempo inmemorial todos los años a Córdoba, amamos esa casa y siempre nos gustó el folclore, y más estando de novia con Waldo. Así que con él fuimos a Cosquín desde el primer año del festival cuando era en la calle. Allí estuvimos desde el primer año como espectadores, pero Waldo amigo de todos los artistas. El empezó a actuar en Cosquín en el tercer año. Y a partir de ahí, siempre. Así que hemos ido todos los años a Cosquín y lo hemos visto crecer, lo hemos visto saltar de la calle al escenario pequeño, después las sillas de madera, después butacas de cemento. Waldo fue durante varios años director de la Sinfónica de Córdoba que tocaban en Cosquín. Consiguió que muchos artistas folclóricos se animaran a cantar con gran orquesta que era una cosa maravillosa pero le tenían miedo. El primero que se animó por supuesto, fue Hernán Figueroa Reyes. Unas noches maravillosas: Daniel Toro, El Cango Nieto. Waldo fue director musical de Cosquín durante muchos años. Así que bueno, lo conocemos a Cosquín y lo amamos desde siempre. Un año vinieron de Córdoba a Buenos Aires, la gente de la vieja comisión -Reynaldo Wisner, Germán Cazenave, Héctor Crigna-, a charlar a casa para empezar a pensar en el próximo festival. Y entre todos surgió la idea de que había que tener una canción símbolo para abrir el festival, pero nunca pensamos que iba a ser lo que fue. Como dije, conocíamos la entraña del festival de manera que no nos resultó difícil, te puedo decir que fue una creación sin dolor el Himno a Cosquín. Compartimos con Waldo absolutamente todo el tema. Mirá esto, mirá aquello, me gusta esta idea, el estribillo para la chacarera, aquello para el triunfo. Y una vez que tuvimos todos los temas hechos, nos juntamos una noche de duendes con Santiago Ayala El Chúcaro y Norma Viola en nuestra casa. Entre todos hicimos el orden de las estrofas porque ellos pensaban en las coreografías. Así nació el himno. Y Waldo eligió a los intérpretes porque ya trabajaba mucho con Los Cantores del Rosario. Fue una versión preciosa que sigue siendo mi preferida. Inclusive para poner el tono de las campanas -que tocan en la misma tonalidad del tema- una tarde que pasamos con Waldo el padre Monguillot las tocó.

 









Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar