Aguacero ensordecedor

Nacionales 25 de enero de 2020 Por
Leer mas ...

BUENOS AIRES, 25 (NA) -- Una tormenta sorprendió hoy al presidente Alberto Fernández y al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, en medio de la declaración conjunta, que debió ser interrumpida por un breve período por la magnitud del ruido que generaba el aguacero al golpear contra el techo del salón en el que estaban.
La tradicional comunicación con la prensa transcurría con normalidad en un sector de Beit Aghion, la residencia del mandatario local en Jerusalén, hasta que una fuerte lluvia tomó de imprevistos a todos los presentes.
"Finalmente, quiero darle un anuncio...", comenzó el mandatario local, quien se abocaba a informarle sobre los avances en la instalación de vuelos directos entre ambos países cuando de repente debió frenar su discurso.
El techo vidriado del Salón de Usos Múltiples (SUM) del predio comenzó a ser golpeado por la fuerte tormenta, que interrumpió a Netanyahu. "Claramente, no hay sequía en Israel", bromeó el primer ministro asiático, ante la risa de Alberto Fernández.
"Son piedras", aseguró la primera dama, Fabiola Yáñez, al Presidente, quien disintió en la evaluación del fenómeno meteorológico: "No, es lluvia, es lluvia".
Transcurrido un eterno minuto del ensordecedor ruido del chaparrón, el israelí volvió a recurrir al humor: "Es Dios hablando".
Aunque estuvo lejos de ser el diluvio universal, la tormenta complicó, por unos instantes, el encuentro bilateral.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar