Estatizarán rutas deterioradas y por falta de inversión de concesionarios

Nacionales 25 de enero de 2020 Por Redacción
La primera ruta en volver a manos del Estado para ser administrada por Vialidad Nacional será la 34 General Martín-Miguel de Güemes, que nace en Santa Fe y atraviesa Santiago del Estero, Tucumán, Salta y Jujuy, terminando luego nuevamente en Salta, con un trayecto de 1.488 kilómetros.
FOTO ARCHIVO OBRA ETERNA. La transformación de la Ruta 34 en autopista en esta región logró pocos avances concretos.
FOTO ARCHIVO OBRA ETERNA. La transformación de la Ruta 34 en autopista en esta región logró pocos avances concretos.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

El Gobierno está evaluando todas las concesiones de las rutas, autovías y autopistas nacionales y tomó la decisión de no renovar los contratos para que la administración esté en manos de Vialidad en los casos en los que se detecten incumplimientos en el mantenimiento e inversiones.
Así lo confirmaron a la agencia NA calificadas fuentes de la administración de Alberto Fernández, las que precisaron que se está realizando una auditoría de cada de una de las concesiones y hablando con las empresas concesionarias ante cada una de las falencias halladas.
El Gobierno dará a conocer en las próximas semanas, cuando finalice la auditoría, cuáles serán las rutas, autovías y autopistas que volverán a manos del Estado, para ser administradas en adelante por Vialidad Nacional y sin que por ahora estén previstas licitaciones para volver a concesionarlas.
Según pudo averiguar esta agencia, la primera ruta en volver a manos del Estado para ser administrada por Vialidad Nacional será la 34 General Martín-Miguel de Güemes, que nace en Santa Fe -cruza Rafaela- y atraviesa Santiago del Estero, Tucumán, Salta y Jujuy, terminando luego nuevamente en Salta, con un trayecto de 1.488 kilómetros.
La concesión de la Ruta 34 está a cargo de un consorcio integrado por las empresas Lemiro Pablo Pietroboni y Luis Losi. Desde hace más de cinco años inició la transformación de la ruta en el tramo que va de Rafaela a Angélica y luego también puso en marcha la denominada circunvalación de nuestra ciudad, como así también el ensanche frente en el tramo urbano que pasa por Sunchales. Si bien nació como un proyecto de reconversión en autovía, luego fue modificado a autopista mientras se paralizaron las obras en el terreno. Conclusión: después de muchos años solo se habilitó un tramo de 6 kilómetros desde el cruce de Angélica hacia Rafaela, se pavimentaron kilómetros que se deterioran sin uso, se movilizaron miles de toneladas de tierra sin que pueda beneficiar la seguridad vial de la región e incluso se inutilizó el ingreso a la localidad de Susana donde se construyeron los pilares de un futuro puente, pero nada más. 

MAS CONCESIONES
Otras rutas sobre las cuales se vencen los contratos y no ser reconcesionadas son la 188 en la provincia de Buenos Aires, la ruta 9 en Santiago del Estero, la 8 y 36 en San Luis, y la 19, que une las provincias de Santa Fe y Córdoba.
Las fuentes consultadas explicaron que no habrá rupturas de contratos, sino que el Gobierno aprovechará para tomar el control de las rutas porque vencen las concesiones que hoy están en manos de diferentes empresas.
Por otro lado, en declaraciones radiales, el ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, criticó la política vial del macrismo y anunció que el gobierno se dispuso a revisar las concesiones también de los accesos Norte y Oeste, "que ya están judicializadas".
En julio de 2018, la gestión de Mauricio Macri había renovado esas concesiones hasta 2030 con Autopistas del Sol (Ausol) con un plan de inversiones por más de 7.300 millones de pesos.
El decreto, publicado en el Boletín Oficial, llevó las firmas de la vicepresidenta Gabriela Michetti, del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich. No del ex presidente.
Macri se había excusado de intervenir en esta renegociación para evitar un eventual conflicto de intereses: Ausol es propiedad de la española Abertis (con el 31,59% del capital accionario) y la italiana Impregilo (19,82%).
Pero el Grupo Macri, a través de Sideco, llegó a tener el 23% de las acciones de la concesionaria, que vendió en mayo de 2017. .
Por otro lado, el Gobierno ha decidido no continuar con las políticas de Participación Público Privadas (PPP) que el macrismo intentó impulsar en su gestión.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar