Jaguares, con contundencia

Deportes 25 de enero de 2020 Por Redacción
Con Mayco Vivas como titular, el equipo argentino se impuso 66 a 7 a Georgia XV. Emotivo homenaje a Fernando Báez Sosa.
FOTO OLE MOMENTO EMOTIVO./ El minuto de silencio previo al inicio del partido con el equipo argentino.
FOTO OLE MOMENTO EMOTIVO./ El minuto de silencio previo al inicio del partido con el equipo argentino.
En el último partido de preparación antes del inicio del Súper Rugby que se producirá el próximo 1 de febrero en el estadio de Vélez ante Lions de Sudáfrica, Jaguares volvió a apabullar a Georgia XV por 66 a 7. El equipo conducido por Gonzalo Quesada marcó diez tries a través de Santiago Chocobares, Matías Orlando, Tomás Albornoz (2), Santiago Montagner, Sebastián Cancelliere, Juan Pablo Zeiss, Santiago Carreras, Lucas Mensa, y Emiliano Boffelli, y el resultado se completó con las conversiones de Albornoz (3), y Domingo Miotti (5). El único try de Georgia lo consiguió Beka Gvaramia, mientras que Giorgi Babunashvili logró la conversión posterior.
El rafaelino Mayco Vivas fue titular en la primera línea, recordando que el equipo se renovó completamente en relación al primero disputado en Mar del Plata, en el cual la franquicia nacional se impuso por 66 a 3.
Jaguares arrancó el encuentro con 1- Mayco Vivas, 2- Julián Montoya (c), 3- Lucio Sordoni; 4- Rodrigo Fernández Criado, 5- Lucas Paulos; 6- Javier Ortega Desio, 7- Rodrigo Bruni, 8- Santiago Montagner; 9- Gonzalo Bertranou, 10- Tomás Albornoz; 11- Mateo Carreras, 12- Santiago Chocobares, 13- Matías Orlando, 14- Sebastián Cancelliere; y 15- Joaquín Tuculet.
Luego ingresaron: Santiago Socino, Javier Díaz, Juan Pablo Zeiss, Ignacio Calas, Santiago Grondona, Felipe Ezcurra, Domingo Miotti, Joel Sclavi, Bautista Pedemonte, Francisco Gorrisen, Lucas Mensa, Emiliano Boffelli, Bautista Delguy y Santiago Carreras.

HOMENAJE
Los jugadores de Jaguares, la franquicia argentina del Súper Rugby, homenajearon ayer a Fernando Báez Sosa, el joven asesinado por un grupo de rugbiers en Villa Gesell, en la previa del encuentro amistoso en el que vapulearon a Georgia XV por 66 a 7. Antes de iniciarse el cotejo, disputado en el estadio del San Isidro Club (SIC), los jugadores de Jaguares -quienes lucieron brazaletes negros- hicieron un minuto de silencio en el centro del campo de juego, junto a sus rivales.
El homenaje tuvo por destinatario a Báez Sosa, de 18 años, quien murió tras ser brutalmente golpeado por un grupo de diez rugbiers que están detenidos, a la salida de un boliche en Villa Gesell. Los espectadores que estuvieron en el estadio aplaudieron la actitud de los integrantes de Jaguares y los georgianos, en medio de la polémica por la actitud de los rugbiers que protagonizaron la tragedia.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar

Boletín de noticias