"Estoy muerta en vida", dijo madre de Fernando

Policiales 24 de enero de 2020 Por
Leer mas ...
BUENOS AIRES, 24 (NA). - Familiares y amigos del joven Fernando Báez Sosa, asesinado a la salida de un boliche de Villa Gesell el pasado sábado, se manifestaron ayer frente al edificio en el que vivía la víctima, en el barrio porteño de Recoleta, para reclamar Justicia.
"Estoy muerta en vida, pero mi hijo me da una fuerza para luchar por él y para que se haga justicia", dijo desde la puerta del edificio en el que vivía Fernando junto a su familia, Graciela, la madre del joven.
En medio de un centenar de personas que acompañaron a familiares y amigos en la concentración, la madre de la víctima agradeció a los concurrentes y expresó "quiero agradecer a todos por venir a acompañarme en este momento tan doloroso. Fer era mi único hijo, era un servidor, un luchador desde chiquito".
RECLAMO DE JUSTICIA
La madre del joven asesinado reclamó justicia por el crimen y pidió que "paguen esos criminales lo que hicieron, no se merecen nada".
"Mi hijo amaba su vida, amaba a su novia, todos los días nos decía que nos amaba. Quería ser alguien importante y me decía 'te voy a llevar de vacaciones lejos'", comentó la mujer que estaba acompañada por su esposo y Julieta, la novia de la víctima.
Y agregó "para que no haya ningún Fernando más. Espero que se haga justicia y que haya una ley que ampare a las familias. Cuando me dijeron que mi hijo estaba muerto fue la peor noticia y el mundo se me terminó. Pero debo ser fuerte".
En medio de las palabras de la mujer, algunas personas que participaban de la marcha gritaban "no te vamos a abandonar" y "justicia, justicia".
OTRA CONCENTRACION
La concentración se realizó en Avenida Pueyrredón 1879, mientras que otro grupo de amigos y allegados se concentró en la Avenida Rivadavia al 5600, en las puertas del Colegio Marianista, en donde terminó la secundaria Fernando.
"Le pido a todos los argentinos que pidamos justicia por Fernando. Acá no se trata de ideología política, acá tenemos que estar todos unidos", dijo Juan Carlos, uno de los participantes de la marcha, y padre de un joven que fue asesinado por una patota en San Martín.
Otra de las personas que participó fue Sandra, madre de Zaira Rodríguez, quien fue asesinada en 2018 en la localidad bonaerense de Villa Ballester, y dijo que decidió acompañar a la familia en este momento para reclamar Justicia.
"Nosotros no tenemos el acompañamiento que tienen los malandras adentro de la cárcel. Espero que le den la máxima a todos, porque para mí son todos iguales, tanto el que le pegó, como el que encubrió y el que no lo evitó", expresó la mujer ante la prensa.
También una vecina de la familia de Fernando, de nombre Claudia, pidió ante las cámaras de televisión que "la causa siga firme" y contó que el colegio al que iba el joven asesinado iba a colaborar económicamente con la familia Báez Sosa.
"Fernando se encargaba de colaborar con la Fundación Germinar, ayudaba a todos, era muy bueno, por eso queremos Justicia para Fernando", sostuvo la mujer.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar

Boletín de noticias