La primera lluvia importante del año trajo algunas complicaciones en la ciudad

Locales 21 de enero de 2020 Por
Si bien no se registraron daños mayores, la tormenta eléctrica generó durante las primeras horas del inicio de esta semana cortes de luz en distintos sectores y varias calles inundadas. Igualmente, equipos municipales trabajaron en forma constante durante la mañana para procurar que la ciudad se vea lo menos afectada posible por la gran lluvia en poco tiempo.
FOTO J. BARRERA VOLVIERON LOS PARAGUAS. Fueron muchos los que este lunes debieron salir de casa con protección para el agua.
FOTO J. BARRERA VOLVIERON LOS PARAGUAS. Fueron muchos los que este lunes debieron salir de casa con protección para el agua.
Durante la tormenta eléctrica que tuvo lugar en las primeras horas de la mañana del lunes en Rafaela y la región, la más importante desde que comenzó el 2020, se llevó adelante una recorrida a fin de ir detectando los inconvenientes causados por la abundante precipitación en un período muy breve. Desde el inicio de la lluvia, aproximadamente a las 5:30 y hasta la últimas gotas caídas, pasado el mediodía, se registraron 84 milímetros en nuestro medio según registros de la Estación Meteorológica del Aeródromo local.
Bárbara Chivallero, secretaria de Obras y Servicios Públicos, y Franco Sanmartino, subsecretario de Servicios Públicos y Transporte, explicaron que se controlaron los desagües principales y los secundarios. “Los desagües de la ciudad se comportaron en forma eficiente. Si bien algunos de ellos demoraron más tiempo en desagotar debido a la gran cantidad de agua caída en un corto lapso de tiempo, en general funcionaron muy bien”; aseguró Chivallero.
Es importante mencionar que equipos municipales salieron a primera hora de la mañana a fin de limpiar bocas de tormenta y rejas. Ese trabajo se realizó durante toda la mañana; bajo lluvia inclusive. Hubo algunos sectores –arterias principales y zonas céntricas- que estuvieron anegados producto de la intensidad de las precipitaciones; sin embargo, pudieron acomodarse sin mayores inconvenientes y a la brevedad. Algunos sectores donde hubo una importante acumulación de agua, según lo manifestado por muchos usuarios en redes sociales, donde sufrieron algunos inconvenientes a la hora de ir a trabajar (se registraron muchas patentes de vehículos extraviadas) se dieron en barrio 9 de Julio, en calle Tucumán, en algunas cuadras de Bv. Roca, en calle Brasil, en Alvear y Agustín Alvarez.
No obstante, la secretaria y demás miembros de su área notaron mayor cantidad de agua en la calle producto de la impermeabilización de los suelos. “Vamos a continuar trabajando en medidas no estructurales para regular la impermeabilización de los terrenos privados”; aseguró. En cuanto a los canales, también funcionaron con normalidad, así como lo hicieron las lagunas de retardo y acequias. Estas últimas fueron controladas para procurar que no se encuentren cubiertas por las hojas de los árboles.
Por otro lado, si bien hubo unos pocos árboles caídos, ninguno de ellos obstruyó  la calzada ni dificultó la transitabilidad. Escasas ramas se quebraron debido a que el viento no fue muy hostil y ya fueron removidas.
Con respecto al corte de energía eléctrica, quedaron fuera de funcionamiento algunas intersecciones semaforizadas, las cuales fueron puestas­­­ en servicio nuevamente por personal municipal apenas mermaba la lluvia. Asimismo, “los cortes generales que tuvieron lugar apenas comenzaba la tormenta, fueron subsanados en forma rápida”; remarcó Bárbara Chivallero. En relación a esto, apenas comenzó la tormenta había 6 distribuidores fuera de servicio afectando una parte importante de la ciudad. A media mañana, alrededor de las 9, ya estaba totalmente restablecido el servicio en su totalidad.
Finalmente, la funcionaria recomendó que frente precipitaciones como las que se registraron este lunes, “se aconseja a la población evitar la circulación, tomar la precaución de no dejar la basura en lugares donde pueda obstruir los desagües, como así tampoco hojas en la calle”.

PROBLEMAS EN
EL MUNICIPIO

Por su parte, la Municipalidad de Rafaela no realizó la atención al público en el inicio de la jornada con motivo de algunos inconvenientes que se registraron en el subsuelo que no permitieron el normal desenvolvimiento de las tareas a raíz de la filtración de abundante agua por los respiraderos de las paredes del edificio, donde los empleados, con baldes, debieron trabajar arduamente para poder secar el lugar. A media mañana ya se había normalizado la atención a la ciudadanía.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar