El Príncipe Harry, diplomático con la realeza de Gran Bretaña

Información General 21 de enero de 2020 Por Redacción
Leer mas ...

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

BUENOS AIRES, 21 (NA). - El príncipe Harry de Inglaterra, ahora apartado de la nobleza, exaltó su respeto por su abuela la reina y su amor incondicional por su esposa Meghan Merkle. "Siempre tendré el mayor respeto por mi abuela, mi comandante en jefe. Estoy increíblemente agradecido con ella y con el resto de mi familia por el apoyo que nos han brindado a Meghan y a mí en los últimos meses", expresó.
Harry brindó un discurso en un evento para la organización benéfica Sentebale, que fundó en 2006. Se mostró triste "por haber llegado a esto" y defendió a su esposa en todo momento.
Las declaraciones del hijo de Carlos de Inglaterra se conocen luego de la reina Isabel II anunciara el sábado que Harry y Meghan no usarán sus títulos de RHS (Alteza Real), ya que buscan forjar una nueva vida en América del Norte.
Además, devolverán los £ 2,4 millones gastados en una lujosa renovación de Frogmore Cottage y pagarán un alquiler, estimado en hasta 360.000 euros al año, para conservar esa residencia como su hogar en Reino Unido.
Harry se explayó durante un discurso sobre diferentes temas e incluso recordó cómo le había impactado en su vida la muerte de su madre, la princesa Diana y la forma en que perdió la vida.
"El alejar a mi familia de todo lo que he conocido es un paso a una vida más tranquila, nací en esta vida y ha sido un gran honor servir a mi país y a la Reina", comentó.
En otro momento del discurso, Harry declaró: "Lo que quiero dejar en claro es que no nos vamos y no los dejaremos, deseábamos seguir sirviendo a la reina pero sin dinero público, eso no fue posible, he aceptado esto sabiendo que no cambia quién soy o lo comprometido que estoy pero espero que esto los ayude a entender en qué se convirtió todo".
Harry, de 35 años, remarcó que Gran Bretaña es su hogar y "eso nunca cambiará", publica Infobae.com.
Agregó que no tuvo "otra opción" que renunciar a la realeza, en lo que son sus primeras declaraciones, desde que se conoció la decisión tomada junto a su esposa Meghan Markle, durante una cena de caridad en el famoso y exclusivo restaurante The Ivy, en el barrio de Chelsea.
Afirmó que no se alejaba de la familia real, pero que "no era posible" continuar sirviendo a la reina, la Commonwealth y el ejército sin fondos públicos.
También expresó que espera poder tener una "vida más pacífica" junto a su esposa y su hijo de ocho meses.
Comentó además que Archie, quien está en Canadá con su madre, recientemente vio nieve por primera vez y quedó deslumbrado.
Al momento de referirse a su esposa, Harry indicó: "También sé que han llegado a conocerme lo suficiente durante todos estos años para confiar en que la mujer que elegí como esposa defiende los mismos valores que yo. Y ella lo hace". "Es es la misma mujer de la que me enamoré. Ambos hacemos todo para cumplir con orgullo nuestros roles en este país", dijo.

RUMBO A CANADA
El príncipe Harry habría despegado de Londres el lunes con dirección a Canadá para reencontrarse a su esposa Meghan y a su hijo Archie, a quienes no ha visto desde el anuncio de su retirada de la familia real, señaló la prensa británica.
“El duque de Sussex habría salido del Reino Unido hacia Canadá el lunes por la noche, luego de uno de sus últimos compromisos oficiales como miembro de la familia real”, señaló el diario británico Daily Telegraph.
Por su parte, el Daily Mail señaló que “el príncipe Harry embarcó finalmente hacia Vancouver”.
El príncipe, sexto en orden de sucesión al trono, “tomó un vuelo a las 5:30pm desde (el aeropuerto de) Heathrow”, detalló el diario Sun y “debería encontrar a Meghan y Archie temprano el martes por la mañana”, quienes están en la isla de Vancouver.
Menos de dos semanas después de la sorprendente revelación del duque y la duquesa de Sussex, quienes desean retirarse de la familia real, la ruptura ahora parece completa. Según todo indica, esa ruptura será más franca de lo que esperaban, ya que ambos aparentemente deseaban mantenerse mínimamente dentro de la monarquía británica.
Según el Sun, “no se sabe cuándo volverá, pero una fuente cercana a Sussex dijo que el príncipe tendría” más compromisos en breve “en el Reino Unido antes de la primavera” boreal.
En tanto, Meghan Markle ya comenzó a vivir su nueva vida de civil fuera de la corona. La duquesa de Sussex, de 38 años, se acomoda en su nuevo hogar con Archie, de ocho meses, y mantiene una intensa actividad solidaria. Hace unos días fue vista manejando su propio vehículo mientras se retiraba de la mansión valuada en USD 14 millones que alquila con el príncipe Harry.
Ahora Meghan no se ata a ningún protocolo y sigue su propia agenda. Así fue que el miércoles pasado, la esposa del príncipe Harry visitó un refugio de mujeres en un barrio humilde de Vancouver y después concurrió a otra entidad centrada en promover la igualdad para las niñas. La duquesa habló con algunas personas que se le acercaron, y en todo momento se mostró muy sonriente.
A un océano de distancia de la Casa de Windsor, la duquesa de Sussex también comenzó a visitar propiedades en Vancouver. Y según confirmó un corredor de bienes raíces al diario británico The Sun, se interesó particularmente por una majestuosa mansión, ubicada, nada más y nada menos que en una de las áreas más prohibitivas de la ciudad: Golden Miles y que está valuada en 27 millones de dólares.
Además de la intimidad, tan valorada por los ex duques de Sussex, la mansión por la que se interesó Meghan Markle ofrecería a la familia vistas panorámicas al mar, al contar con amplios ventanales desde los que también se ven los rascacielos de Vancouver.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar

Boletín de noticias