Reabrió el Teatro Tronador

Información General 17 de enero de 2020 Por Redacción
Guillermo Seita y Marcelo González adquirieron las instalaciones y encararon una compleja obra de remodelación.
FOTO LAPOLÍTICA ONLINE// PLATEA// Absolutamente renovada  plena de buen gusto y confort. FOTO ATRAPALO.COM.AR// LES LUTHIERS./ Su show abrió  esta nueva etapa de la sala.
FOTO ATRAPALO.COM.AR// LES LUTHIERS./ Su show abrió esta nueva etapa de la sala.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

Después de cinco años de permanecer clausurado y abandonado, esta semana se reinauguró uno de los teatros emblemáticos de Mar del Plata, el Tronador.
Inaugurado en 1979, sus salas fueron testigos de la época dorada de la comedia en los veranos de esa ciudad de la costa atlántica. Allí actuaron desde Alberto Olmedo, hasta Susana Giménez, Tato Bores y Jorge Porcel.
Los dueños son Guillermo Seita y Marcelo González, quienes compraron las instalaciones y encararon una obra de remodelación que llevó cuatro años. Anoche volvió a abrir sus puertas con un espectáculo de Les Luthiers. En la apertura estuvieron Mirtha Legrand y Susana Gimenez quien hace 29 años que no va a Mar del Plata.
El teatro fue clausurado en 2015. Sin embargo, a principios del 2017 comenzó la renovación del complejo de más de 3000 metros cuadrados situado en Santiago del Estero 1746.
Además, un sector del inmueble se remodeló para poder albergar la primera sede del Teatro Colón fuera de la ciudad de Buenos Aires, que ya fue habilitada hace dos años.
En el Tronador funciona la escuela de danzas del teatro Colón. Es la única sede que tiene el Colón fuera de la ciudad de Buenos Aires. Allí estudian danza y reciben el mismo titulo que en el histórico teatro porteño.
Se trata de un tipo de teatro que Mar del Plata antes no tenía. En su refacción trabajaron especialistas que viajan por todo el mundo construyendo salas en Alemania, Suiza, Suecia, España y Francia.
Al ingresar al lugar pueden verse las nuevas escaleras mecánicas que conectan la calle con el foyer, cuyos pisos son de mármol italiano blanco y negro. En el primer nivel funcionan los sectores de la boletería, la confitería, el guardarropa y los sanitarios para el público.
En el segundo nivel se encuentra la sala de teatro propiamente dicha, con cuatro plantas de camarines nuevos: vestuario, maquillaje, grupos y estrellas del espectáculo, explicó el arquitecto Sambataro. En cuanto al escenario, es de 18 metros por 14 metros, desmontable; fue diseñado pieza por pieza por torneros especializados. También posee varas automatizadas traídas de Alemania y un telón motorizado de última generación, informó La Política online.
La sala cuenta con 800 butacas de cuero azul frente al escenario. Para mejorar la perspectiva desde las mismas, se redibujaron los niveles del salón. Posee ocho palcos, para entre 8 y 11 personas, que tendrán servicio preferencial de cocheras y de bar. Todo el complejo presenta un nuevo sistema especial de insonorización. Se puede hacer allí desde conciertos sinfónicos hasta un espectáculo de canto lírico o un show de rock.
Debido al mal estado que presentaba, el techo de la sala fue demolido y reconstruido con más de 200 toneladas de hierro para sostener las pasarelas aéreas que cruzan el espacio de lado a lado. A través de ellas transita el público que realiza las visitas guiadas que repasan la historia del lugar.


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar

Boletín de noticias