Antes de ir de vacaciones: 8 importantes sugerencias

Información General 16 de enero de 2020 Por Redacción
Leer mas ...

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

Llegó el momento más esperado del año, las vacaciones, y parte de que éxito corone las mismas tiene directa relación con una buena planificación y adelantarse a los imprevistos.
Consecuentemente, desde el Real Automóvil Club de España se destaca una serie de sugerencias que tienen que ver con todos los vacacionantes a través del mundo entero, sin distinción de sector geográfico alguno.

PARA TENER MUY
EN CUENTA

Planifica bien tus días de descanso, prepara tu vehículo, infórmate del tráfico y del tiempo, y haz que tus desplazamientos por carretera sean seguros y confortables.
Así las cosas, resulta imprescindible prestar atención a las siguientes
 sugerencias.
* Planifica tu ruta con antelación.
Planificar tu ruta es mucho más que confiar ciegamente en tu GPS. Es parte de la magia del viaje. Elegir la ruta más rápida o disfrutar del paisaje es una decisión muy personal. Elijas lo que elijas, antes de lanzarte a la carretera es importante que te informes de las mejores rutas, del estado de las carreteras y en qué tramos hay obras de mantenimiento.
Por si acaso, ten en mente un plan B. Es decir, una ruta alternativa por si encuentras algún atasco o eliges el día de operación salida. Es más placentero continuar la marcha, aunque la ruta sea más larga, que estar parado, sobre todo, si viajas con niños.
Y, siempre que lo necesites, échale mano a tu GPS, a Google Maps o a las recomendaciones de tráfico.
También dispones de apps para calcularte la ruta, incluso para ahorrar en combustible localizándote la gasolinera más barata en tu ruta.
* ¿Rutas de más de dos horas? Tómate un respiro y aprovéchalo.
El cansancio es una de las principales causas de siniestros y la seguridad es lo más importante en los desplazamientos. ¿Nuestro consejo? Disfruta del viaje y haz una parada cada dos horas. En casi todo el mundo hay muchísimas estaciones de servicio preparadas para hacer un alto en el camino, refrescarse, relajarse con un paseo o unos estiramientos y, si te apetece, hacer un tentempié (pequeña cantidad de comida que se toma entre horas, generalmente por no aguantar el hambre hasta el momento de la comida).
Igualmente, te animamos a que planifiques las paradas como parte del viaje. Estamos convencidos de que descubrirás rincones sorprendentes, pueblecitos con encanto y experiencias gastronómicas que no conocías.
* Pon a punto tu coche.
Si nosotros nos preparamos para ir de vacaciones, nuestro coche también se tiene que preparar. Con una buena puesta a punto reduces el número de averías y aumentas tu seguridad y la de los demás.
Puedes chequear que todo está en orden tú mismo o llevarlo a un taller, en vacaciones hay muchas ofertas por este servicio.
Toma nota de los puntos más importantes tal el caso de los neumáticos.
Por ello hay que comprobar la presión de los mismos, incluyendo el de la rueda de repuesto. Y asegurarse que el dibujo de los neumáticos debe tener una profundidad mínima de 1,6 mm. Aunque, por muestra seguridad, es conveniente cambiar los neumáticos cuando la profundidad está por debajo de los 3 mm.
Revisar que los neumáticos no tienen grietas, ni zonas deformadas.
Unos neumáticos con un desgaste anómalo pueden ponernos en aviso de que algo no va bien en con el sistema de frenado o la suspensión.
En cuanto a a la batería, se debe comprobar que los bornes están bien fijados, que no hay fugas de líquido y que éste, en caso de mantenimiento, está al nivel necesario.
En cuanto a los líquidos del coche deberán estar a su nivel indicado. Con la mayoría es fácil comprobarlo: aceite del motor, líquido refrigerante, líquido de frenos y dirección y el del limpiaparabrisas.
En lo relacionado a las luces del coche son esenciales para ver y para que nos vean si circulamos de noche. Así, todas las luces deben de funcionar debidamente y los faros deben estar limpios. También habrá que comprobar la regulación de su altura, sobre todo si hemos cargado mucho el coche.
Un detalle no menor está relacionado a los frenos y suspensiones. El óptimo funcionamiento de ambos elementos es esencial para circular con seguridad con nuestro coche.
Actualmente, la mayoría de los vehículos nos avisa a través del panel de la instrumentación si algo no funciona en nuestros frenos: desgaste excesivo de pastillas o líquido bajo. Pero también será, el tacto del pedal, el que nos avise que algo no está bien en el sistema de frenado.
* Cargar el coche con seguridad.
Por nuestra seguridad y confort, no conviene cargar en exceso el equipaje. Un peso excesivo comprometerá el comportamiento del coche. Además, es importante colocar cada carga en su sitio.
En cuanto al sector de maletas debemos repartir el peso y, sobre todo, sujetar los objetos que quedan sueltos con cinchas o los sistemas de sujeción del coche para que la carga no se desplace.
Al colocar el equipaje, las maletas o bultos más pesados deben ir colocados en la parte baja y lo más adelantados posible para no afectar al centro de gravedad.
Lo atinente al interior del vehículo resulta importante tener en cuenta que no deben ir sueltos objetos de peso. Cada vez más los coches disponen de portaobjetos y guanteras repartidas en su interior. Ten en cuenta que cuando un coche está en movimiento, todos los objetos que vayan en su interior también, y si frenas bruscamente saldrán disparados con fuerza.
Y recuerda que cada objeto se proyectará con una fuerza equivalente a 17 veces su propio peso.
Otro punto interesante tiene que ver con que si cargas demasiado el coche, afectará al comportamiento y también a los consumos. Si llevas todas las plazas del coche ocupadas, el maletero lleno e incluso carga en el techo, el consumo podría incrementarse hasta en un 25%. Por ello ten en cuenta que con mucha carga hay que aumentar la presión de los neumáticos.
No escapa a las sugerencias el tema de las mascotas. Si tu animal es grande y dispone de un trasportín, deberá ir en el maletero.
Si es pequeño, el trasportín podrá ir colocado en el suelo de las plazas traseras. En un coche de configuración familiar, puede ir suelto en el maletero siempre que disponga de algún elemento de separación del habitáculo homologado.
Otra forma para que pueda viajar tu mascota en el habitáculo es sujeta por un arnés enganchado. ¡Ojo, nunca puede ir el animal suelto!
* Los niños, siempre bien sentados.
Su seguridad es lo más importante, por eso, siempre deben ir bien sentados y con los cinturones puestos. Siempre bien atados y con la silla para coches bien anclada en su sistema ISOFIX o sujeta con el cinturón de seguridad, y en la dirección de la marcha que corresponde según la edad del pequeño y el grupo de silla.
* Si eres el conductor, estos consejos son para ti.
Dentro del coche el conductor no debe ir demasiado abrigado ni vestido con nada que ralentice sus movimientos al volante. La gran mayoría de coche llevan climatizador con dos o más zonas independientes de temperatura. En la del conductor la temperatura no debe ir muy alta, pues puede inducir a la somnolencia. Lo ideal es que se encuentre entre 21 y 23 grados.
Mientras conducimos debemos mantener la atención siempre puesta sobre la conducción. El móvil debe utilizarse con manos libres y el navegador no debe manipularse en marcha. Antes de salir, pon la ruta en el navegador, y activa la función de voz, para evitar quitar la vista de la carretera.
Atención con los medicamentos que tomamos, muchos pueden producir somnolencia u otros efectos perniciosos para la conducción.
Todos los papeles del coche deben estar en regla y es obligatorio llevar el permiso de circulación y la ficha técnica del vehículo, con el pago del seguro y la ITV al día. Es aconsejable llevar contigo los números de asistencia y emergencia.
* ¿Un imprevisto? Antes de ocuparte, la seguridad es lo primero.
La seguridad de los tuyos es fundamental tras una avería o un imprevisto, por eso antes que nada retira el coche en un lugar seguro. En caso de pinchazo, ten siempre en cuenta donde te detienes.
Antes de salir ponte el chaleco reflectante que debes tener siempre a mano y si salen los otros ocupantes del vehículo que se alejen al máximo de la zona transitable de la carretera. Ten localizados los triángulos de señalización para colocarlos 50 metros antes y después del vehículo estacionado. Y cuando ya esté todo bajo control, es el momento de actuar.
* Antes de irte, asegúrate que tienes un buen servicio de asistencia en ruta.
Lo más práctica ante las adversidades es la anticipación. Por eso un buen servicio de asistencia es fundamental no solo para solucionar los imprevistos en las rutas, sino en todo aquello que tiene que ver con tus viajes.

CONCLUSION
Aunque todo lo mencionado con antelación pueda resultar algo sabido de antemano, resulta sumamente importante prestarle un momento de atención, y recapacitar sobre que dichas sugerencias aseguran una vacaciones sin problema alguno.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar