"Estamos en un verdadero paraíso hablando de tratamiento de residuos"

Locales 13 de enero de 2020 Por
La licenciada Claudia Isaurralde, actualmente a cargo del Complejo Ambiental de nuestra ciudad, contó algunos pormenores del trabajo que la secretaría está haciendo en Rafaela con los residuos.
TRABAJO EN EQUIPO. En octubre del año pasado comenzaron con con 500 kilos semanales y actualmente supera los 1500 kilos por semana.
TRABAJO EN EQUIPO. En octubre del año pasado comenzaron con con 500 kilos semanales y actualmente supera los 1500 kilos por semana.
El Instituto para el Desarrollo Sustentable informó hace un tiempo que los comercios del microcentro de la ciudad hicieron un aporte de materiales recuperables, adhiriéndose a la recolección especial. Un servicio gratuito que brindan las Cooperativas que se inició en octubre con 500 kilos semanales y actualmente supera los 1500 kilos por semana.
La iniciativa se desarrolló en conjunto con el Paseo del Centro, entidad del CCIRR que trabajan con los comerciantes del microcentro, para que puedan disponer correctamente sus residuos y respeten lo que establece la normativa.
Además, del total de residuos que ingresan anualmente al Complejo Ambiental, un tercio pertenece al sector comercial, industrial y de servicios. La Ordenanza de generadores especiales número 4928, con la que cuenta nuestra ciudad desde el 2018, ha permitido potenciar las acciones con este sector en materia del cuidado del ambiente, y trabajar articuladamente con instituciones y entidades de la ciudad, interesadas en la temática.
La licenciada Claudia Isaurralde, quien actualmente se encuentra a cargo del Complejo Ambiental, dijo que "la resultante del año ha sido positivo, más allá de algunas variables que han influido directamente en lo que es recupero de material. La problemática económica y social generó una merma de ingresos de material proveniente de la recuperación de residuos de domicilio. Esto es un indicador que nos afecta directamente al proceso de recupero de material. Esto lo sufrimos bastante en julio, agosto, donde fueron meses críticos porque bajó aproximadamente un ingreso de material de entre un 12 a 16%, lo que es un monto muy importante", mencionó.
Más allá de esto, la encargada del Complejo confirmó que en los últimos meses del 2019, septiembre, octubre, se reactivó nuevamente el trabajo y hoy manejan parámetros importantes, cerrando noviembre con 320 toneladas de recupero, lo que es un indicador muy importante. "Si sumamos estos ingresos, producto de los grandes generadores, que son lo que realizan hoy las cooperativas del servicio de residuos, supermercados y empresas importantes con las que venimos trabajando, más la nueva actividad que se está llevando a cabo en el Microcentro de la ciudad, con los comercios, es un indicio positivo para la actividad diaria, y que nos permite tener un cierre de año muy importante y con una proyección en alza para el año próximo", destacó.
En tanto, agregó que "en estos tiempos me ha tocado visitar distintas provincias de nuestro país y contemplar la realidad de las mismas, en relación de la nuestra, creo que estamos en un verdadero paraíso en el tratamiento de residuos. A veces uno como ciudadano rafaelino no le da el valor que merece a toda esta política que se desarrolla en la ciudad, pero bueno, es importante que la ciudad, a través de las distintas herramientas, colabore con esto, con educación, a través de las instituciones, con el perfeccionamiento y la capacidad de los empleados municipales, que son los que realizan la recolección"

DATOS Y ESTADÍSTICAS
En relación con las estadísticas de materiales recuperados y comercializados en la Planta de Recupero durante el año 2019 y las ventas superaron ampliamente los montos de años anteriores, llegando así a que las cooperativas sean auto sustentables. Este 2019 comercializaron 720 fardos de PET, PEAD, papel, cartón, plástico duro, vidrio molido, tetra, nylon, chatarra, tapitas, trapos, metales varios, entre otros. Fueron 496 toneladas de vidrio, 1358 toneladas de cartón, 423 toneladas de plástico y 247 toneladas de papel, entre otros, la cantidad aproximada de residuos recuperados.
Estos indicadores se superan año tras año ininterrumpidamente. Mientras que en el año 2010 se recuperaban un promedio anual de 161 toneladas mensuales, en el año 2019 la cantidad se duplicó a 282 toneladas por mes.
Además se recolectaron 74.672 litros de aceite vegetal usado, en 193 puntos de recolección y comercios adheridos, que podrá ser reutilizado en el transporte público de la ciudad.
"Nosotros consideramos que a medida que nos vayamos concientizando como ciudadanos y mejorar esa clasificación domiciliaria, contemplando siempre que todo llega al Complejo Ambiental y que son 50 o 60 manos que recuperan, y día a día se material ingresando, que son personas que cumplen una actividad y que se generan su economía familiar a través de la venta de los materiales. Son muchos los factores que intervienen para mantener hoy esta realidad en la ciudad", explicó Isaurralde en Radio ADN y agregó además que "contemplando la decisión del Intendente de conformar una secretaría específica de medio ambiente, creo que el protagonismo tiene que estar ahí. La decisión política es poder crecer en lo que es todo lo que refiere a la concientización del medio ambiente y el tratamiento de los residuos. Creo que ese es un indicador fundamental de todo este proceso que se viene haciendo y que hoy la resultante es esto; tener una secretaría que se puede abocar específicamente a esta temática, en crecer e incorporar nuevos procesos en un futuro, en la incorporación de nuevas tecnologías, para crecer y tener herramientas y lograr los objetivos que uno se plantea o planifica", mencionó.
Pensar a los residuos como recursos, es la clave de una buena gestión de residuos y el camino hacia una ciudad más sustentable. Estos indicadores son el resultado de las diferentes acciones que se desarrollan desde el Estado municipal en relación al cuidado del ambiente y la separación de residuos, la participación de los ciudadanos en sus hogares, de entidades educativas, barriales y deportivas, y el compromiso de las instituciones, comercios y empresas de la ciudad que se suman a las iniciativas ambientales de articulación público-privada.
Entre todos es posible asegurar un destino final seguro a los residuos, permitiendo además que ingrese mayor cantidad de material a la planta de recupero, favoreciendo el cuidado del ambiente y la inclusión social, y potenciando las oportunidades laborales de más de las 70 personas que trabajan a diario, separando los residuos que se generan en la ciudad.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar