Cuando un niño te enseña a salir adelante

Suplemento Economía 12 de enero de 2020 Por
Leer mas ...
Los niños tienen la fórmula para salir adelante en los negocios de este enmarañado 2020 que recién comienza. Si a uno de esos pequeños, le toca en un sobre de figuritas, la estampa de Leo Messi y como la tiene repetida desea cambiarla, lo hará por dos o tres de los otros jugadores.
Incluso alguno puede pedir diez, ya que esto es libre y cada uno puede poner el precio que entienda es correcto, pero deberá encontrar alguien que valore la figurita tanto como para intercambiar diez de las otras.
En este sencillo ejemplo encontramos el corazón de los negocios y la fórmula para salir adelante.
En lo sencillo y pequeño está el verdadero camino y la verdad de la cuestión económica. Negarla es lo mismo que cuestionar la existencia del sol, tapándolo con la mano.
Se puede vivir esperando y manifestando para que el Gobierno haga algo por nosotros, pero también podemos decidir nosotros mismos que hacer con nuestros negocios, sin esperar ni depender de terceros. Al fin y al cabo, somos los que debemos decidir en nuestra vida y si lo hacemos solos seremos más libres. Si esperamos del Gobierno, dependeremos de quien esté de turno, el cual puede ser que tenga buenas intenciones, lo descontamos en todos los casos, solo que no pueden solos y, muchas veces, se olvidan de esto por cuestiones de ego o simplemente porque deben revalidar su título de gobernante con una periodicidad escueta, dos o cuatro años.
Por lo tanto sos el único que puede hacer algo para salir adelante y ganarse la vida diariamente.
Debes buscar con qué comerciar, producir o agregar valor a algo que ya exista, sumarle alguna característica nueva y venderlo. Puede ser solo mejorar la comercialización de algo existente, logrando ponerlo a disposición de alguien que antes tenía que hacer un esfuerzo para conseguirlo y está dispuesto a pagar a cambio de no tener que hacer dicho esfuerzo.
Casi todas las personas pueden lavar su vehículo, pero algunas lo llevan a un lavadero. Todo el mundo puede planear sus gastos mensuales o semanales, pero muchos compran el domingo a la noche en la tienda de la esquina, pagando un treinta por ciento más de lo que abonaría si hubiera previsto su cena.
Ese precio mayor está originado en la previsión del vendedor y la puesta a disposición, para que, quien no calculó su cena, pueda tenerla con solo abonar un sobreprecio.
Lo expresado en los párrafos anteriores debe salir de tus habilidades, tus contactos o de tu creatividad. Puede ser tu mano de obra o algún producto al cual tenés acceso con facilidad.
Ejemplo, si viajás a alguna provincia productora de algún bien que te gusta, o que te sorprende y disfrutás consumirlo, es muy probable que si traes para comerciar ese producto, encontrarás individuos que al igual que a vos, disfrutan de consumirlo.
Además, le agregás valor al viaje que realizás, convirtiendo una actividad placentera, pero onerosa, en un negocio. Es la oportunidad de aprovechar cualquier ventaja competitiva que encuentres y liberarte de estar esperando que terceros, con interés, te solucionen tu modo de vida.

#BuenaSaludFinanciera #HaciendoNuevoTodo @ElcontadorB @GuilleBriggiler

Te puede interesar