Femicidio: consecuencia más extrema y brutal de la violencia machista

Policiales 09 de enero de 2020 Por
El año pasado murió asesinada una mujer cada 24 horas. Los nuevos casos en lo que va de 2020 alarman y pronostican cifras preocupantes.
IMAGEN INTERNET
IMAGEN INTERNET

El femicidio es la consecuencia más extrema y brutal de la violencia machista. A pocos días de comenzar el año, varios nuevos casos conmocionaron por su magnitud y frecuencia.
El 2019 dejó 327 femicidios en Argentina, donde se calcula que una mujer murió cada 24 horas por el sólo hecho de ser mujer, y fue el año con más casos desde el Ni Una Menos. En la última década, 2749 fueron víctimas directas, en las que se incluyen travesticidios, mujeres y niñas en femicidios vinculados.
Las cifras que son alarmantes, ya desde antes del surgimiento del movimiento Ni Una Menos, no son sólo estadísticas.
Detrás de cada mujer muerta en manos de un femicida hay además padres que perdieron a sus hijas, hijos que perdieron a sus madres, abuelos que perdieron a sus nietas, amigos que perdieron a sus amigas y compañeros que perdieron a sus compañeras.
En el avance de la violencia machista avanza el odio, la agresión sexual y la muerte sobre la mujer, pero también avanza el dolor, el vacío y la sensación de injusticia sobre sus familiares y allegados.

ULTIMA DECADA
En la última década, 2749 fueron víctimas directas, en las que se incluyen travesticidios, mujeres y niñas en femicidios vinculados.

EN BUENOS AIRES
De acuerdo a un pormenorizado informe de Crónica, en lo que va de enero varios casos de femicidios sucedieron con una frecuencia preocupante.
* En el segundo día del año hallaron muerta a golpes en su casa del barrio porteño de Villa Devoto a Inés Adriana Caruso de 56 años. El sospechoso detenido era su concubino, Iván Darío Díaz de 44 años, quien ya tenía varias denuncias y antecedentes por violencia de género, según fuentes policiales.
La Policía de la Ciudad había acudido ante un llamado al 911 que reportaba a una mujer desvanecida al pie de una escalera. Pero los efectivos la encontraron sobre un colchón en una de las habitaciones del PH. La autopsia determinó que Adriana Caruso falleció a raíz de un traumatismo en la cabeza pero su pareja negó ante la justicia ser el femicida.
* Al otro día, Sabrina Vanesa Ovalle de 35 años, quien trabajaba como cajera en un supermercado de la zona, fue asesinada a puñaladas en Ituzaingó, en la puerta de su casa. César Fernando Díaz de 39 años, su ex pareja, intentó quitarse la vida pero fue reducido por los vecinos y terminó detenido e internado por las lesiones que se autoinflingió.
Sabrina Ovalle estaba separada desde hacía unos tres meses del femicida y había realizado una denuncia por violencia de género en un Juzgado de Familia de Morón. A su ex pareja se le había dictado una restricción perimetral y una exclusión del hogar. La medida no se cumplía y el hombre siempre se acercaba con la excusa de ver a sus hijas, de 2 y 4 años.
* Al día siguiente del asesinato de Sabrina, mataron a golpes a una joven, hija de una víctima de femicidio en 2008. El asesino es su novio, quien intentó encubrir el crimen simulando que habían sufrido un ataque por venganza.
La joven de 19 años, quien fue asesinada a golpes en su casa de la localidad bonaerense de Olavarría, era Valentina Gallina, cuya madre había sido asesinada a cuchillazos en 2008, en la misma localidad. El año pasado en el lugar fue inaugurada la "Casa Popular Valeria", un refugio de contención para mujeres en estados vulnerables.
El acusado es Alejandro Diego Ezequiel Pais de 29 años, y al menos tres mujeres declararon luego ante la Justicia haber sido víctimas de violencia de género por parte del único detenido por el femicidio de Valentina.
La joven que había sido hallada en agonía y trasladada de urgencia al Hospital Municipal Héctor Cura, murió a los pocos minutos a raíz de las lesiones producidas por su novio.
Valentina, por la muerte de su madre ocurrida cuando tenía 8 años, se convirtió en una militante feminista, exigió justicia por los casos de violencia de género y dio contención a víctimas del machismo. Además, se hizo cargo de sus hermanos menores luego de que su madre fuera asesinada también por su pareja.
* Un nuevo femicidio sucedió el 6 de enero. Una mujer de 26 años fue asesinada por su pareja, quien le disparó dos veces y luego la arrojó agonizante desde una camioneta en movimiento. Mientras escapaba, el hombre murió al chocar de frente con un camión en la localidad salteña de Joaquín V. González. No se revelaron los nombres ni de la víctima ni del femicida.

DECISION POLITICA
Pocos días pasaron desde que comenzó el 2020 y ante estos nuevos casos de femicidios desde el Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidad, expresaron a este medio que están trabajando para tener "un área especifica" de gestión de información para poder "tener datos confiables".
"Para poder bajar los índices de femicidios necesitamos políticas públicas de prevención, de acceso a la justicia y de atención integral que sean eficaces pero sobre todo un enorme cambio cultural a largo plazo", aseguraron.

A TENER EN CUENTA
* Una mujer asesinada por día.
* Los femicidios fueron cometidos en un 63% por sus parejas o exparejasm y cientos de niños, niñas y adolescentes quedaron huérfanos.
* Los a asesinatos se cometieron en mayoría en las viviendas de las víctimasm y más del 45% de las mujeres había dado una voz de alerta en la Justicia o en las fuerzas de seguridad para exigir protección. Aún así fueron asesinadas.
* En el mapa de los femicidios Buenos Aires se encuentra en primer lugar, y Santa Fe y Córdoba en segundo y tercer lugar.

LA DECISION DE
VIOLENTOS
* "Muchas mujeres se replantean las relaciones en las que se encuentran e intentan ponerle fin al maltrato. Esta decisión muchas veces no es tolerada por los hombres con quienes se encuentran y la reacción es asesinarlas. El mensaje es claro: frente al rechazo los violentos deciden quitarles la vida", alertó Raquel Vivanco, presidenta del Observatorio Ahora Que Sí Nos Ven.
Ante esta situación alarmante, Vivanco expresó que es importante que desde el Estado se lleven a cabo políticas públicas para prevenir las violencias y que "luego de las denuncias las mujeres no queden desamparadas".
Y agregó que "muchas mujeres se replantean las relaciones en las que se encuentran e intentan ponerle fin al maltrato. Esta decisión muchas veces no es tolerada por los hombres con quienes se encuentran y la reacción es asesinarlas".

INJUSTICIAS Y
UNA CONCLUSION
Las injusticias a las que se enfrentan las mujeres en manos de los hombres que ejercen la violencia machista.
El dolor de los familiares y amigos que pierden a sus mujeres de forma brutal. La ausencia que sufren los cientos de hijos que quedan sin madre como consecuencia de sus asesinatos. Una justicia que no es eficaz a la hora de proteger a las mujeres de los hombres violentos.
Las fuerzas de seguridad que no detienen a quienes descargan el odio sobre la mujer y en muchos de los casos desestiman los testimonios de las víctimas. Presupuestos insuficientes en manos del Estado para prevenir la violencia de género.
La falta de políticas públicas que combatan al odio, la misoginia, los abusos sexuales, las violaciones y los femicidios.
Todo eso, sumado a la ignorancia y al negacionismo de una parte de la sociedad que pone en discusión la influencia del patriarcado y la militancia del feminismo podría ser un combo mortal que no protege a la mujer en su estado de vulnerabilidad.
A esas mujeres muertas no hay forma de devolverles la vida pero sí en nombre de ellas podría evitarse que haya otras más.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar