Autorizan cannabis con CBD y sin THC en deportistas

Deportes 04 de enero de 2020 Por Redacción
Leer mas ...
FOTO ARCHIVO TIKI TIKI DI LORENZO
FOTO ARCHIVO TIKI TIKI DI LORENZO

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

A la par que muchos países regulan los diversos usos de cannabis, el mundo del deporte se aggiorna a estos nuevos y desprejuiciados tiempos. Desde este año, ningún deportista profesional argentino (y lo mismo ocurre para el resto del mundo) será sancionado por usar marihuana para calmar sus dolores, siempre y cuando lo que consuma (aceite, vaporización, tintura o cremas) no tenga THC, la molécula psicoactiva del cannabis.
La Agencia Mundial de Antidopaje (WADA, sus siglas en inglés) publicó el miércoles 1 de enero la nueva lista de sustancias prohibidas para la competencia y confirmó lo que se había anunciado meses atrás.
En el ítem S5 para cannabinoides, siguen prohibidos la marihuana natural, el hashish (un derivado concentrado del cannabis, de origen árabe, milenario y de uso muy común entre las personas que habitan Europa y Africa) y los productos sintéticos de THC. Sin embargo, y por primera vez en la historia de la WADA, hay una excepción: y es el cannabidiol, o CBD.
Esto significa que “legaliza” el uso del CBD en todas las competencias del planeta, incluidas las que se desarrollan en Argentina. Por lo tanto, a partir de ahora, todos los deportistas nacionales podrán usar el cannabis con CBD exclusivamente para calmar sus dolores sin temor a ser sancionados. Esta determinación incluye, por supuesto, al fútbol profesional argentino.
La decisión fue confirmada a Infobae por Diego Grippo, presidente de la Comisión Nacional Antidopaje, el organismo responsable de la adopción y la puesta en práctica de normas, de la toma de muestras y de la gestión de los resultados vía WADA.
“Funcionamos con la lista oficial de dopaje, tenemos la marihuana prohibida en competición, y lo que podemos ver como nuevo es que está exceptuado el cannabidiol. Concretamente el deportista tiene que saber que está prohibido el THC y cualquier uso médico tiene que consultarlo, ir a la lista y asegurarse de que puede estar permitido, tanto fuera de competición como dentro”, explicó Grippo. Esto significa que a partir de ahora todos podrán usar cannabis con CBD y sin THC: los futbolistas, los basquetbolistas, todos.

DI LORENZO, UN BENEFICIADO
La medida era esperada en el mundo del deporte, especialmente por sus protagonistas, siempre cautivos de los medicamentos químicos, los analgésicos y los corticoides para calmar sus dolores. Muchos más de los que lo admiten públicamente están interesados en usar cannabis, y muchos también ya lo usan cuando están fuera de la temporada de competición, ya que la marihuana no está prohibida en los momentos libres.
Leonardo Di Lorenzo es una de las figuras de Temperley. Surgió en San Lorenzo en el año 2000, tiene 38 años y probablemente se retire al final de la temporada del torneo Nacional de AFA, en junio. También pasó por Atlético Rafaela en la temporada 2003/04, cuando la Crema tuvo su primera participación en primera división.
Consciente de los riesgos a los que se exponía, el volante no esperó la legalización de WADA para usar aceite con CBD, pero ahora le revela a Infobae que está “feliz” por lo que considera un “notición”.
Durante 2018 el futbolista sufrió una tendinitis al costado de una de sus rodillas, con un dolor que empezó de menor a mayor y que en un momento ya no lo dejaba entrenar con normalidad. Terminaba con mucho dolor y en los partidos le pasaba lo mismo. Era cada vez peor la sensación y entonces el médico del plantel decidió infiltrarlo con corticoide. El efecto analgésico le debía durar un mes. Pero la tercera semana otra vez empezó a sentir dolor. Apenas trataba le dolía. Y Di Lorenzo se encontró en una encrucijada: o volvía a inflitrarse, con las consecuencias que eso tenía para su cuerpo a mediano plazo, o paraba de jugar. Pero simultánemente, “Tiki tiki”, como es conocido en el mundo del fútbol, le había conseguido aceite a su ex suegro, que tenía problemas de salud. Los resultados, como ya es conocido, fueron buenos con el hombre.
Entonces, como no podía más del dolor, Leonardo decidió probar con unas gotas antes de irse a dormir.
“Empecé con las gotitas y me empezó a bajar el dolor”, cuenta a este medio. Pero había un problema. Estaban a poco de jugar la semifinal de la Copa Argentina contra Rosario Central. Y en esas competiciones, donde los ojos del país miran fijo, los controles son más estrictos. Entonces Di Lorenzo abandonó el tratamiento con cannabis “por miedo al doping”. Y le volvió el dolor.
“En el entretiempo con Central me dolía muchísimo y el DT (Cristian Aldirico) me preguntó (cómo estaba). Decidí seguir pero a los 20 minutos me sacó porque no podía más. Perdimos (Temperley cayó por penales). Después de ese partido les conté al técnico y al médico del plantel, les dije que me hacía cargo si salía el doping pero que iba a tomar el aceite porque me hacía bien”, relata. Y entonces ocurrió: “El dolor desapareció para siempre”, cuenta Di Lorenzo.
Y al tiempo tuvo otra tendinitis, pero en uno de sus talones, y el aceite de cannabis le quitó el dolor, aunque esta vez tardó más tiempo en hacer efecto que cuando lo usó para la rodilla. “Y a partir de ahí no tomé nunca más un antiinflamatorio, porque ya a veces hasta me hacía mal a la panza. Hasta el día de hoy que cualquier dolor que tengo, me dan un diclofenac, lo guardo y no lo tomo. Tengo mil blisters en casa. Yo tomo las gotitas, tres a la noche y chau. Es tremenda la diferencia, es mucho más sano, no tiene contraindicaciones”, dice Leonardo, y aclara: “Lo hablo desde mi experiencia, no desde el saber científico, esto es lo que me tocó vivir”.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar