Rivian: empresa de eléctricos que ganó U$S 1.700 M sin vender un sólo auto

Automotores 13 de diciembre de 2019 Por Redacción
Leer mas ...

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

No es ninguna sorpresa que al día de hoy todas las compañías quieren estar involucradas en el mercado del coche eléctrico, un mercado multimillonario que está haciendo que muchos fabricantes replanteen sus estrategias.
Por esta razón, es hasta cierto punto normal que surjan nuevas compañías o fabricantes que prometen traer una nueva visión a la industria, pero cuando esa nueva compañía está recaudando dinero a lo bestia y se está rodeando de gente clave, entonces es cuando vale la pena mirar con detenimiento lo que está pasando.
Este es el caso de Rivian, que para entenderlo mejor vale explicarlo de forma corta y resumida: no ha puesto a la venta un solo coche; ha recaudado 1.700 millones de inversiones de Amazon, Ford y otras compañías; cuenta entre sus filas con ex ejecutivos e ingenieros de Apple, Tesla, McLaren, Ford y Faraday Future; no sólo piensa vender coches eléctricos, sino una plataforma para que otras compañías fabriquen coches eléctricos y autónomos.

CONOZCAMOS
A RIVIAN
Todo comenzó cuando Robert 'RJ' Scaringe, quien se encargaba de restaurar Porsche clásicos en Florida decide dejar todo para irse al MIT con el objetivo de conseguir un doctorado, ya que su objetivo era fundar una empresa automovilística.
Así es como en 2009 nace Mainstream Motors, que posteriormente cambiaría a Avera Automotive, donde buscaban crear desde cero un deportivo eléctrico. Con el paso de los años, RJ Scaringe se da cuenta que estaba mal encaminado, ya que el mercado no sólo necesitaba deportivos, sino un cambio en la movilidad. En 2011, la compañía vuelve a cambiar de nombre, ahora a Rivian, y RJ Scaringe le da un giro al centrarse en la movilidad eléctrica sostenible.
La idea de RJ Scaringe era lanzar en 2013 un deportivo híbrido de 4 plazas de 25.000 dólares, cuyo consumo sería de 3,9 l/100 km. Es así como llegamos a 2013 y los planes del deportivo son desechados. Rivian cambia su sede de Florida a Livonia, Míchigan, con el objetivo de estar cerca de sus proveedores, y dirige su objetivo hacia el desarrollo de coches eléctricos y autónomos.
Después de algunos años de investigación y desarrollo, en 2017 Rivian adquiere una vieja fabrica de Mitsubishi en Normal, Illinois, esto gracias al apoyo del estado quien le presta dinero y le condona impuestos, todo bajo la condición de que la compañía cree empleos e invierta más de 40 millones en los próximos cinco años. Obviamente Rivian aceptó el trato.
Es así como en diciembre de 2017, tras ocho años de permanecer en las sombras y apartada del ojo público, Rivian aparece en escena al anunciar que fabricarán un SUV y una pickup, ambos eléctricos y que compartirían plataforma. Gracias a esto, la compañía recibe su primera inyección con una inversión de 450 millones de dólares.

ES COMPETIDOR Y
DESARROLLADOR

Un factor importante que está buscando explotar RJ Scaringe, es que Rivian está adoptando una estrategia basada en dos ejes: por una lado de la fabricante de vehículos eléctricos para "aventureros que amen estar al aire libre"; y por el otro, la de desarrollador de tecnología que otorgará licencias para que otras compañías usen su plataforma eléctrica y fabriquen sus coches eléctricos sin tener que invertir en el desarrollo de esta tecnología.
Es decir, Rivian es, según la visión de RJ Scaringe, un fabricante de coches eléctricos, un desarrollador de tecnología para estos coches eléctricos, un proveedor de dicha tecnología y además, un competidor dentro del mercado.
Para conseguir esto, RJ Scaringe ha sabido mover sus cartas, ya que se ha armado de gente que conoce el negocio y personas con ideas frescas, y entre las dos están creando cosas que llaman la atención. Y es que están creando tal ruido que apenas han anunciado dos coches, que ni siquiera se han puesto a la venta, y ya tienen inversiones de gigantes tecnológicos.
Por ejemplo, en febrero de este 2019 Jeff Bezos se enamoró de la idea de Rivian y decidió invertir 700 millones de dólares. Con este dinero, la compañía saltó de 250 a 450 empleados. Pero eso no fue todo, ya que en abril de este mismo año llegó Ford, quien sacó la chequera y le dio 713 millones de dólares a RJ Scaringe, con lo que no sólo garantizaba un puesto en la junta directiva, sino también cerraba un acuerdo para que Rivian fabricara la plataforma eléctrica para la próxima pickup de Ford.
Al día de hoy, Rivian ha recaudado más de 1.700 millones de dólares y ya tiene más de 750 empleados, todo, repito, sin siquiera haber vendido o producido en masa un solo coche. Vamos, ni siquiera conocemos la plataforma eléctrica que afirman tener lista.

EL "DREAM TEAM" DE
LOS AUTOMÓVILES

Cuando menciono que RJ Scaringe se ha armado de gente importante es porque de verdad estamos ante un asombroso "dream Team", el cual comienza con Mike Bell, el actual director de tecnología de Rivian, quien fue vicepresidente de Apple y ayudó a dar forma al iPhone.
A esto se le suman al menos 20 exempleados de Ford, donde destaca el nombre de Randy Frank, quien estuvo 27 años en la compañía de Michigan como director de servicios de ingeniería. A esta lista hay que añadirle 24 exempleados de McLaren, donde hay importantes ejecutivos e ingenieros como el caso de Barry Lett, quien fuera diseñador en jefe para nuevos proyectos, Andy Jones, ingeniero en jefe, o el caso de Graham Meeks, quien durante 17 años estuvo como jefe de ingeniería en carrocería en McLaren.
Tras la crisis de Faraday Future, Rivian contrató a 50 exempleados, la mayoría de ellos fueron despedidos de la compañía californiana, y aquí se incluyen desde especialistas en baterías y motores eléctricos, hasta vicepresidentes y gerentes de planificación financiera.
Pero eso no termina aquí, ya que también nos encontramos con al menos 12 exempleados de la compañía china Byton; otros 12 que estuvieron en Tesla; y seis ex Apple, incluidos algunos que estaban en el proyecto especial del coche autónomo, Project Titan.
En noviembre de 2018, Rivian presentó, durante el Salón de Los Ángeles, por primera vez sus dos coches eléctricos con los que piensa atacar el mercado. Uno de ellos era un SUV, que es la apuesta segura de todos los fabricantes, y una pickup, que sería la primera del mercado y la que habría enamorado a Ford para invertir en la compañía. (Fuente: Raúl Alvarez - xataka.com)


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar

Boletín de noticias