La Bioeconomía como oportunidad industrial

Locales 10 de diciembre de 2019 Por Redacción
JORNADA REGIONAL EN EL CCIRR

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

El martes pasado, en el SUM del Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región, se llevó a cabo una jornada regional, con una buena presencia de participantes, donde se trató el tema “la Bioeconomía como oportunidad industrial”. Estuvieron presentes Mauricio Rizzotto, vocal del CCIRR, quién le dio la bienvenida a Rubén Fabrizio, Director Ejecutivo de CIPIBIC (Cámara de Industriales de Proyectos e Ingeniería de Bienes de Capital de la República Argentina); Diego Roger, responsable del desarrollo sectorial y vinculación tecnológica de CIPIBIC y Fabricio Nacif, en representación de la fundación InnovaT de CONICET. La misma fue organizada en por la Cámara de Industriales Metalúrgicos de Rafaela, la Cámara de Industriales de Proyectos e Ingeniería de Bienes de Capital y la Universidad Técnica Nacional -Regional Santa Fe dada la relevancia del nuevo campo económico en relación a las urgentes necesidades de sustentabilidad ambiental, ya la bioeconomía puede significar una importante oportunidad de desarrollo local y de vinculación tecnológica.
Acerca de esta iniciativa, Roger explicó ante la prensa local que “se trata de una oportunidad para expandir negocios en espacios que por ahí son maduros relacionados fundamentalmente con la fortaleza argentina que tiene que ver con el agro, lo primario, pero lo que nos interesa en particular a nosotros es identificar oportunidades para el sector metalmecánico, con el agregado de valor, nuevas cadenas en la economía circular y en todo lo que tenga que ver con desarrollar conocimiento y aplicarlo en productos que fabrican los socios de la cámara. Es por eso también que los hemos invitado a participar a la agencia de vinculación de InnovaT porque gran parte de este trabajo es artesanal y tiene que ver con vincular a los actores del territorio, de investigación y desarrollo, las cámaras locales, las universidades y por supuesto, las empresas que están trabajando en distintas cadenas. Así que es una agenda en progreso que tiene que ver con lo fundamental y que trate de identificar nuevas oportunidades para dichas cadenas”.
Sobre cómo recepcionan esto las distintas cámaras y si hay alguna resistencia en innovar, agregó que “no, para nada. Como se trata de una temática nueva, básicamente, hay una parte pedagógica en el sentido de difusión, de bajarlo a tierra porque como todo nuevo, necesita plantar primero el campo en el cual se trabaja. Estamos en una etapa de difusión, de concientización y también de llevar la agenda de las necesidades sectoriales a la política pública que tiene mucho que ver también con el aprovechamiento de nuevas oportunidades”.
Por su parte, Fabrizio, sobre cuáles son las bases en las que se sienta la bieconomía y cuáles son las principales preguntas que se hacen desde los distintos sectores, afrimó que “la bioeconomía es la economía que se basa en procesos biológicos, como definición más general. Uno de los más conocidos es la bioenergía, pero nosotros apuntamos al resto de las actividades que tienen que ver con la industria alimenticia, la farmacéutica, cosmética. Y una de las principales fortalezas que entendemos que tenemos en la Argentina no solo el recurso natural, que es la biomaza, sino el recurso tecnológico de la industria electrometalmecánica que es la que fabrica la tecnología, los equipos, y ese es el énfasis que le ponemos desde CIPIBIC, el desarrollo de la bioeconomía como palanca para la actividad industrial y la generación de empleo. Ese es nuestro principal objetivo”.
Acerca de cómo viven los resultados aquellos que ya la empezaron a aplicar, dijo que “tenemos una maza importante de empresas que trabajan en actividades bioeconómicas desde hace mucho tiempo. Lo que queremos es visibilizar más a este sector y darle entidad, generar políticas públicas, y además queremos hacer un relanzamiento de estas actividades, identificar nuevas oportunidades, fortalecer los vínculos con el sistema científico tecnológico. Ya estuvimos en Santa Fe, como aquí en Rafaela, porque es una zona no solo donde el recurso biomasico es importante, sino también los recursos tecnológicos e industriales también lo son”.
Por último, al preguntarle el rol que cumplen las universidades para desarrollar a futuros profesionales que se dediquen a la bioeconomía, Nacif destacó que “el papel es fundamental, porque esos futuros profesionales probablemente vayan a trabajar en institutos de investigación que forman parte del sistema científico tecnológico y que muchas veces, lamentablemente, corren en paralelo con la demanda de la producción por ambos lados, entonces creemos que tanto las cámaras empresariales como las unidades de vinculación tecnológica como INNOVAT tienen una función clave en este desafío de la bioeconomía. Tenemos una necesidad imperiosa de innovación, así que las expectativas que tenemos con este cambio de gobierno son grandes. Ha habido bastantes definiciones durante la campaña electoral y casi todos los actores sociales consideran que es necesario un aumento presupuestario. Pero no solo se trata de refinanciar, porque ya han sido refinanciadas la ciencia y la tecnología, sino también de tener una política activa de vinculación, o sea, poner en línea la política industrial y la política de ciencia y tecnología”.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar