A beneficio de Vistiéndonos de sol

Sociales 04 de diciembre de 2019 Por
CONFERENCIA DE COACHING
Los alumnos de la carrera de Coaching Ontológico de nuestra ciudad  han organizado una conferencia de coaching  cuyos beneficios tendrá como destinatario la institución Vistiéndonos de Sol.
El encuentro de referencia está programado para el 20 de diciembre a las 20 en la Sociedad Rural.
En la ocasión se desarrollarán temas referidos al coaching, uno de ellos habla de como aprender a redescubrir nuestros sueños y tomar acción para lograrlos. Otro tema “liderando mis cambios” habla de diseñar una nueva realidad a partir de la elección de cambiar aquello que no nos satisface.
Los disertantes serán nuestros profesores Alejandro Sambito "Liderando mis cambios" y Sergio Manasero "Creando posibilidades desde nuestro interior".
Los cupos son limitados y quienes deseen asistir puede solicitarlas a los teléfonos 03492-655311/03496-414500.

LOS DISERTANTES
Sergio Manassero
Dicen que las personas se acercan al coaching por curiosidad o por insatisfacción, en mi caso creo que fue por ambos motivos, claramente no estaba conforme con mi vida, con lo que era, no tenía claro quien quería ser, pero si sabía, quien no quería ser y ese era justamente quien estaba siendo. Comencé a estudiar la carrera de Coaching en Santa Fe y lo primero que me sorprendió además de lo que me estaba pasando a mí, era lo que le pasaba a los demás, notaba como personas de distintas edades, comenzaban a darle paso a sus sueños, comenzaban a hablar sobre ellos, y a volver a sacarlos a flote luego de tenerlos enterrados por muchísimos años, entonces comprendí que el coaching es eso, es recuperar nuestros sueños y adquirir herramientas para concretarlos. Cuando certifique como coach, seguía estando la curiosidad y la pregunta de ¿Qué hago con esto ahora? Solo sabia una cosa, que quería transmitirlo, para que los demás vivan lo que yo estaba viviendo, que todos entiendan, que no venimos a esta vida solamente de paso, si no para lograr algo grande. Así que con el poco tiempo libre que tenía, ya que trabaja en relación de dependencia, llegue a la conclusión que solo no iba a poder, que necesitaba un equipo y necesitaba a alguien que este en la misma situación que yo, con curiosidad y con ganas de buscar algo diferente, y me reuní con Alejandro, que hasta ese entonces era solamente un compañero de estudio, sin conocernos mucho, sin saber mucho uno del otro, empezamos a soñar en un bar de una estación de servicio y luego decidimos comenzar de a poco con un curso pequeño en Santa Fe y otro en Rafaela, hasta que de pronto, al mes, nos convocan del Honorable Concejo Municipal de Santa Fe, para que demos un ciclo de charlas de liderazgo, a lo que obviamente, aceptamos hacerlo en el horario de la siesta, ya que era el único horario libre en la semana. Así que con Ale salíamos de nuestros trabajos, nos cambiamos en el auto e íbamos a dar la charla y lo mejor de nosotros, luego volvíamos al auto, nos poníamos nuestra ropa laboral y volvíamos a trabajar y así por un tiempo, hasta que empezamos por un lado a crecer en Santa Fe y además la maravillosa ciudad de Rafaela nos abrió sus puertas para que comencemos un nuevo sueño que es “Entrenar coaches en servicio” para hacer de Rafaela un lugar mejor. El coaching me enseño que no hay excusas, que no es una cuestión de tener tiempo o de tener dinero, si no que es una cuestión de soñar y de actuar en consecuencia de ese sueño hasta que se haga realidad. Hoy tenemos una de las consultoras más importantes de la región, ambos directores de la Escuela más grande del país y cada vez que hablo con Ale, nunca dejo de recordar la primera charla en esa estación, porque hoy logramos todo lo que logramos y somos todo lo que somos, porque algún día nos atrevimos a soñar. ¿Y vos te atreves a soñar? (SM)

Alejandro Sambito
 Alejandro Sambito Coach Ontológico profesional, director ejecutivo de ECOA (Escuela de Coaching Ontológico Americano) sede Rafaela y de Trascender Coaching y Liderazgo. Cuando me preguntan: ¿para qué ingresé al mundo del coaching ontológico? respondo que para cambiar aquello que no le encontraba sentido en mi vida, por insatisfacción principalmente, por necesidad de buscar algo que me movilice, ha sido el motor para impulsarme hacia un camino de descubrimiento, a un viaje que sigo transitando y disfrutando. En el coaching hablamos de una realidad actual, la cual queremos modificar, para alcanzar una realidad deseada más acorde con lo que queremos para nuestra vida, pero de una realidad a la otra hay un espacio donde abundan creencias limitantes, bloqueos, opiniones, experiencias positivas y negativas, condicionamientos, emociones, paradigmas, resultados, objetivos postergados, logros y fracasos, entre otras tantas cosas. Ingresar a la carrera de coaching me permitió ocuparme de lo que había en esa brecha, de conocerme, de iniciar un camino de introspección que me posibilitó pararme en la vida de otra manera. Comencé un proceso de entrenamiento, liderado por Pablo Segheso y Fernando Persello, mis maestros, que oficiaron de facilitadores o entrenadores de mi manera ser, esto significo exponerme, transitar la incomodidad, salir de la famosa zona de confort, nuevos desafíos, aprendizajes, cambios que se fueron convirtiendo en nuevos hábitos en este proceso de transformación que continua. El coaching ontológico y el entrenamiento en la escuela ECOA resultaron determinante para afirmar quien hoy estoy siendo. Una persona que se compromete con el servicio, alguien que eligió acompañar a otros a buscar su mejor versión empoderado desde el compromiso como un pilar fundamental, con la confianza necesaria para emprender como entrenador de coaches en servicio, con las ganas de seguir creciendo y mejorando cada día para ser una persona que comparta valores con aquellos que queremos o deseamos un mundo mejor. Hay una frase que se ha hecho eco en mi vida, cuando la conocí y la empecé a internalizar se hizo un lema para llevar adelante mis acciones, es de Gandhi y dice: “Tú mismo debes ser el cambio que quieres ver en el mundo”. Si el coaching ontológico te atraviesa si se cruza en tu camino, como me sucedió a mí, seguramente podrás llevar a la realidad la enseñanza que transmite ese mensaje. 

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar