A los 96 años falleció el obispo Miguel Hesayne

Nacionales 02 de diciembre de 2019 Por
El obispo emérito de Viedma tuvo un rol destacado de denuncia de los crímenes de la dictadura militar.
"Desde la Diócesis de Azul se comunicó el fallecimiento Mons. Miguel Esteban Hesayne, Obispo Emérito de la Diócesis de Viedma. Encomendemos al Señor a nuestro apreciado Miguel Esteban y a su querido Instituto Cristífero. Pedimos que para Él brille la luz que no tiene fin". Con este mensaje en su cuenta de la red social Twitter, la Conferencia Episcopal Argentina despidió a monseñor Miguel Hesayne, obispo emérito de Viedma y uno de los prelados de activa participación en la resistencia contra la dictadura y en la denuncia de los delitos contra los Derechos Humanos.
"Falleció Miguel Hesayne. Junto a Jorge Novak, Jaime de Nevares y unos pocos obispos más, no aceptaron ser cómplices de la dictadura genocida del '76 -como gran parte del episcopado de entonces- y se pusieron del lado de las víctimas, exigiendo memoria, verdad y justicia", agregó la cuenta del movimiento de Curas de Opción por los Pobres.
Miguel Esteban Hesayne nació el 26 de diciembre de 1922 en la ciudad bonaerense de Azul. Fue ordenado sacerdote en 1948 en el seminario San José de La Plata. Fue uno de los adherentes al manifiesto de los 18 obispos del Tercer mundo, publicado el 15 de agosto de 1967.
Junto a los obispos Jorge Novak y Jaime de Nevares hicieron frente al Terrorismo de Estado y a la Doctrina de Seguridad Nacional desde los organismos de los Derechos Humanos, especialmente desde la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH).
El 21 de abril de 1977 Hesayne intentó presentar al ministro del Interior de la dictadura, Albano Harguindeguy, de visita en Río Negro, los casos de violaciones a los derechos humanos que se denunciaban en el Obispado. “Regresé de dicha entrevista angustiado, apenado y embargado de un gran temor por el futuro inmediato de nuestro país”, escribió tres días en una carta dirigida a Harguindeguy.
Hesayne dijo entonces haber comprobado que no se trataba de “errores cometidos por algunos” sino que “desde la alta oficialidad se reniega prácticamente del Evangelio al ordenar o admitir la tortura como medio indispensable”. También señaló públicamente: “La tortura es inmoral, la emplee quien la emplee. Es violencia y la violencia es antihumana y anticristiana”.
El 5 de abril de 1975 el papa san Pablo VI lo eligió obispo de Viedma. Fue ordenado obispo el 4 de junio de 1975 en la catedral de Azul por monseñor Manuel Marengo, obispo de Azul, y los obispos co-consagrantes: monseñor Eduardo Francisco Pironio, obispo de Mar del Plata, y monseñor Miguel Ángel Alemán SDB, obispo de Río Gallegos. Tomó posesión e inició su ministerio pastoral como tercer obispo de Viedma el 8 de julio de 1975.
Renunció al cumplir 75 años de edad el 28 de junio de 1995. Su lema episcopal es: "Para servir y dar la vida". Monseñor Hesayne era a la fecha el obispo argentino con más años de ordenación sacerdotal.


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar