Mercado laboral más chico

Editorial 02 de diciembre de 2019 Por
Leer mas ...
El mercado laboral en la Argentina presenta una situación realmente crítica no solo porque se han perdido miles de puestos de trabajo sino que tantos otros penden de un hilo con empresas en rojo que tienen dificultades para mantenerse de pie y cumplir con sus compromisos, entre otros con el pago de los salarios. Por tanto, el panorama es de color gris oscuro para la mayor parte de los sectores productivos que no han tenido otro remedio que recurrir a la cultura del aguante en los últimos meses a la espera de que las cosas cambien con el nuevo gobierno, aunque claro que todos coinciden en que no será fácil. 
El sector agropecuario, la agroindustria, la energía y algunos otros ligados al comercio internacional constituyen hoy día las excepciones ya que muestran números positivos. Un caso llamativo es el de la industria frigorífica, que transita un período de expansión fundamentalmente vinculado a la apertura de mercados del exterior, como el de China que no deja de comprar cortes de carnes. En estos días las empresas frigoríficas se encuentran incorporando personal y creando nuevo empleo. 
Sin embargo, el común denominador es la pérdida de puestos laborales o la precarización de muchos otros con pagos fuera de término y en cuotas que pulveriza el poder adquisitivo ante una inflación incansable que siempre se muestra en buen estado. 
Los revelevamientos que surgen a modo de radiografía del mercado del trabajo ratifican que, lamentablemente, no hay cambios y que, peor aún, se afianzan tendencias. El empleo en el sector privado cayó un 2,2% interanual en septiembre último, el nivel más bajo desde enero de 2014, y acumuló trece caídas consecutivas, según informó el Ministerio de Producción y Trabajo. De acuerdo a esos datos oficiales, la cantidad de asalariados privados en septiembre llegó a 6.043.000 de personas, un 0,8% menos con relación a agosto de este año. 
Los últimos datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) arrojaron una pérdida de alrededor de 137.800 empleos registrados en el sector privado en los últimos doce meses. Los rubros más afectados por la caída del empleo en el noveno mes del año, fueron la industria manufacturera (-4,5% interanual), construcción (-4,2%) y comercio (-3,6%).
También, registraron bajas el transporte, almacenamiento y comunicaciones, del 2,9% interanual; hoteles y restaurantes con el 2,4% y el la intermediación financiera, con 1,6%.
A contramano, el sector minero -potenciado por la actividad en el yacimiento Vaca Muerta- registró un alza interanual del 5,1%, como así también agricultura (1,3%), servicios de luz, gas y agua (0,8%) y enseñanza (0,4%).
En lo que respecta al empleo registrado por provincias, las mayores caídas interanuales se registraron en Tierra del Fuego (-10,4%), Catamarca (-6,7%) y La Rioja (-6,4%) mientras que las únicas tres que presentaron subas fueron Neuquén (5,4%), Santa Cruz (1,2%) y Salta (1,1%).
Con relación al empleo registrado en la industria de la construcción, en septiembre último cayó 4,6% interanual, y resultó ser la baja más significativa en lo que va del año, completando trece meses consecutivos de variaciones
interanuales negativas. Según el último informe del Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (IERIC), en la comparación con agosto de este año la contracción fue del 2,4%, ubicándose por primera vez desde abril de 2017 por debajo del umbral de los 400 mil puestos formales.
La baja respecto a agosto configura la retracción de mayor intensidad observada para un septiembre, período del
año que presenta tradicionalmente un crecimiento de la ocupación sectorial, evaluó el IERIC. Se completan así seis meses consecutivos de evolución mensual negativa del empleo formal de la construcción, pero con una marcada aceleración del ritmo de caída durante el mes bajo análisis, agregó el documento.
De acuerdo con el informe, el plantel medio de las firmas constructoras fue de 13,8 puestos de trabajo por empresa en
septiembre, con una baja del 2,4% mensual y del 2,6% interanual. Al igual que en julio y agosto, fueron las grandes firmas constructoras las que más acusaron el impacto de la actual coyuntura recesiva, con una reducción del 6% mensual en el volumen de ocupación registrada.
Sin embargo, el segmento liderado por las constructoras de plantel igual o superior a los mil puestos de trabajo
registrados exhibió un alza del 1% mensual. El IERIC reveló, además, que 21 de las 25 jurisdicciones que conforman el territorio nacional, la cantidad de puestos de trabajo registrados es inferior a la verificada en el mes anterior.
Por otra parte, la media de las remuneraciones percibidas por los trabajadores fue de 30.939 pesos en septiembre, con una mejora del 53,6% interanual. En tanto, en octubre de 2019 se registraron 22.228 empleadores en actividad en la construcción, un 0,9% por debajo del nivel de un año atrás: representó la salida de actividad de 195 empleadores durante los últimos 12 meses. 




Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar