Fernández ratificó su voluntad de "tener la mejor relación con EE.UU"

Nacionales 27 de noviembre de 2019 Por
Mientras arma el gabinete y prepara la asunción, Fernández encabezó jornada de reuniones en Puerto Madero. Además, anticipó que no solicitará al FMI los us$ 11 mil millones pendientes del acuerdo stand-by.
BUENOS AIRES, 27 (NA). - El presidente electo, Alberto Fernández, encabezó ayer una intensa jornada de reuniones en sus oficinas de Puerto Madero, donde en paralelo se continúa con el armado del Gabinete y se preparan los festejos de la asunción del próximo 10 de diciembre.
A catorce días de asumir al frente del Poder Ejecutivo, Fernández recibió a quien suena como su próximo ministro de Defensa, Agustín Rossi, y también estuvo con el embajador de Estados Unidos en la Argentina, Edward Prado.
El mandatario electo, que confirmó que el día de la asunción habrá en Plaza de Mayo una "fiesta popular", volvió a rechazar que exista un "doble comando" en el que la vicepresidenta electa Cristina Kirchner tenga un "poder de veto" sobre los nombres del eventual Gabinete.
"Quieren hacer que nos peleemos. Cristina no vetó a ningún ministro de Economía porque yo no le ofrecí a nadie ningún cargo", explicó el líder del Frente de Todos.
En declaraciones a radio Con Vos, Fernández subrayó que se reunió con ella el lunes en su departamento en Recoleta porque "siempre" la va a visitar ahí.
Además, ratificó que el 6 de diciembre dará a conocer su gabinete completo, aunque aún no sabe qué modalidad tendrá el anuncio y evitó dar precisiones sobre los nombres, que aún no están definidos en su totalidad.
Por otra parte, el presidente electo se refirió a los diferentes conflictos que atraviesa América Latina, que derivaron en masivas protestas populares. "El continente se está rebelando contra la derecha. Se están rebelando contra el ajuste, contra el achique del estado, contra la baja de jubilaciones, contra perder derechos", aseguró.
Y agregó: "Ganamos nosotros y en América Latina se desató una demanda social que parecía dormida".

"ORDENAR" LOS SERVICIOS
DE INTELIGENCIA
"Los servicios de Inteligencia están desordenados y hay que ordenarlos", puntualizó el ex jefe de Gabinete.
A la vez, remarcó que "la inteligencia argentina hace años que dejó de servir", al considerar que "se dedica más a espiar" a los argentinos que a "prever ataques externos".
"Cristina hizo algo importante cuando creó la AFI y terminó con la SIDE. Lo más importante que hizo ahí fue transparentar los fondos de la inteligencia porque hasta ahí manejaba fondos reservados que nadie daba cuenta de eso. Cristina lo puso blanco sobre negro, pero llegó (Mauricio) Macri y lo primero que hizo fue volver a ponerlos reservados", manifestó Fernández.

CON PRADO
Fernández recibió en sus oficinas al embajador de los Estados Unidos, Edward Prado, con quien ratificó su intención de mantener una relación bilateral de "respeto y madurez". Fernández estuvo acompañado por el diputado Felipe Solá, quien sería el próximo canciller; Santiago Cafiero, Jorge Argüello y Gustavo Béliz, con quienes recibió a Prado y a los funcionarios de la embajada norteamericana en el país.
Tras la victoria de Fernández sobre Mauricio Macri, el 1 de noviembre pasado el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se comunicó por teléfono con el mandatario electo y lo saludó por su victoria. Además, expresó su deseo de "conocerlo inmediatamente" y resaltó que la victoria del Frente de Todos en la Argentina había sido "comentada en todo el mundo".
La relación con Estados Unidos es clave para el país, especialmente en el contexto de la renegociación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que encarará la próxima administración nacional.

CREDITO DEL FMI
Fernández sostuvo que "la solución para los problemas de la Argentina no es seguir tomando deuda" y, en ese sentido, adelantó que no solicitará al Fondo Monetario Internacional (FMI) los US$ 11 mil millones que todavía restan desembolsar del acuerdo stand-by firmado con la administración saliente.
"Si vos tenés un problema porque estás muy endeudado, creo que la solución no es seguir endeudándote", remarcó el futuro jefe de Estado en declaraciones a Radio Con Vos.
De ese modo, analizó: "Es como un tipo que tomó mucho y está un poco borracho. La solución no es seguir tomando. La solución es dejar de tomar".
"¿Tengo un problemón y voy a pedir 11 mil millones de dólares más?", insistió.
Sobre el futuro del acuerdo con el FMI, Fernández remarcó su voluntad de pagar las deudas de la Argentina pero subrayó que necesitará tiempo para que el país se desarrolle y la economía se encienda.
"Intento ser una persona seria. Una persona seria es alguien que te dice que va a hacer una cosa y la hace. Yo no quiero firmar acuerdos que no voy a cumplir. Esos acuerdos ya los firmó Macri. El primer arreglo que tenemos que hacer es decir ´no me presten más plata, pero déjenme desarrollar para poder pagarles´", enfatizó.



Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar

Boletín de noticias