Ferrari sigue bajo sospecha

Deportes 26 de noviembre de 2019 Por
FORMULA 1
La incertidumbre sobre los motores de Ferrari continúa siendo uno de los temas candentes de la Fórmula 1 cuando falta una fecha para el cierre.
La FIA incautó varias piezas del sistema de flujo de combustible de algunos impulsores para intentar llegar a una respuesta sobre las dudas que hay actualmente sobre el motor de las Ferrari que tripulan Sebastian Vettel y Charles Leclerc.
Luego de varias investigaciones y a pesar de que no se esperaba que la FIA analizará en Abu Dhabi nuevamente los motores. Además, les avisó a los equipos una nueva directiva técnica, la tercera, en la que se indica que se va a ordenar la implantación de un sistema de control de flujo de combustible que se añadirá al que actualmente se utiliza para controlarlos.
Eso significa que a partir de ahora, los motores de Fórmula 1 tendrán dos sistemas de medición de flujo de combustible para intentar controlar las sospechas hacia las Ferrari, el aumento del flujo de combustible en Ferrari genera a partir de una “expansión programada” realizada con campos electromagnéticos sobre el conducto que lleva el combustible al motor térmico. Una práctica que hace a Red Bull y Mercedes sospechar sobre la legalidad de ello y por eso, han lanzado sospechas a la FIA.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar