La oportunidad de Alberto

Suplemento Economía 24 de noviembre de 2019 Por
El desafío es nuevamente contener la inflación, para que se genere ahorro en pesos. El camino es recuperar la confianza, y es lo que esperamos se genere con el nuevo equipo económico, que aún no se dio a conocer.
Algunos analistas económicos nos dicen que estamos en el umbral de una hiperinflación, que seguiremos en crisis, otros incluso hablan de que esta se puede agravar mucho. Nosotros les contamos que hay lugar para pensar en volver a crecer económicamente.
Nos basamos en que con la asunción del nuevo gobierno este se encontrará con superavit comercial, producido principalmente por las últimas devaluaciones y un déficit fiscal bajo producto del brutal ajuste de los últimos meses, costo político que ya pagó la administración que se va.
Las tarifas ya se ajustaron y podemos pensar que en los próximos meses no será necesario actualizarlas, siempre que se controle la inflación. En relación al nivel de reservas, este es bajo pero razonable, especialmente si no analizamos la composición de las mismas.
En cuanto al tipo de cambió, éste ya ajustó y está encorsetado con el cepo, el cual debe levantarse y siempre tener presente que la economía argentina es bimonetaria, cualquier experimento que intente pesificarla fracasará, no tiene ninguna posibilidad de éxito luego de las sucesivas devaluaciones, quitas, reperfilamientos, corralitos, desagios y muchas más estafas que sufrieron los ciudadanos tenedores de pesos de parte de gobiernos anteriores.
Al detener el pase de pesos a dólares con la colocación del cepo, quienes quisieran proteger sus ahorros no encuentran donde colocarlos, no hay activos financieros que reemplace al dólar en el actual mercado, solo es viable cambiarse a activos reales que ajusten a valor dólar, o pasarse al mercado informal comprando blue, pero luego no podrá volver a blanquearse. Decimos que no hay activos financieros donde colocarse ya que los bonos se encuentran en riesgo de ser reperfilados y las acciones corren la suerte de la suerte de la economía en general, no prometiendo subas de valor ni utilidades por dividendos.
Las tasas de interés de plazo fijo se encuentran en baja y negativas, respecto a la inflación desde la desactivación de las Lelic, esto también suspende la canalización del ahorro hacia la inversión. Sin ahorro no tendremos nunca inversión y por supuesto, habrá menos puestos de trabajo y menos consumo. El desafío es nuevamente contener la inflación, para que se genere ahorro en pesos. El camino es recuperar la confianza, y es lo que esperamos se genere con el nuevo equipo económico, que aún no se dio a conocer. Como la demanda de pesos de la población se encuentra en su mínima expresión, con la generación de confianza, dicha demanda aumentará, permitiendo que el dinero circule más lentamente y contenga la suba de precios.
Otro de los problemas más urgentes a resolver es el de la deuda, ya que necesitaremos hacer frente a los próximos vencimientos y seguramente dependeremos de la ayuda del Fondo y luego en un futuro de mediano plazo, lograr volver a los mercados de créditos internacionales para poder hacer frente a los vencimientos futuros y depender menos del FMI.
Ahora la oportunidad la tiene Alberto.

#BuenaSaludFinanciera
@GuilleBriggiler
@ElContadorB

Te puede interesar

Boletín de noticias