Y un día, la Queca Storani dijo basta

Deportes 21 de noviembre de 2019 Por
A los 49 años, el emblemático jugador de Independiente decidió abandonar la actividad por problemas físicos para abocarse a la conducción técnica de la institución de calle Chacabuco.
FOTO JORGE BARRERA DE JUGADOR A DT. Walter Storani cerró su etapa como deportista y será el nuevo entrenador de la Primera del CAI.
FOTO JORGE BARRERA DE JUGADOR A DT. Walter Storani cerró su etapa como deportista y será el nuevo entrenador de la Primera del CAI.
Y hasta acá llegó. Con casi 50 años (los cumplirá en febrero del próximo año), Walter Storani, un histórico jugador de Ben Hur y del basquet local, decidió colgar “las botitas”. Después de muchos años en contacto con la “naranja” y de haber sumado miles de batallas en los “pisos flotantes” del país, ese enorme cuerpo de de 2 metros y 120 kilos que parecía inoxidable, ya no lo podremos ver más bajo los tableros, en la zona pintada, al menos deportivamente, aunque todos sabemos que recreativamente continuará disfrutando del deporte que tanto ama como un aficionado más. “Era una decisión que la venía evaluando, ya que arrastraba algunas lesiones típicas de la edad. En los últimos 26 meses me operé las 2 rodillas y hace 3 meses, en una caída desafortunada con un compañero, me caí y me quiebro un hueso cerca de la rodilla, de la operación, y a partir de allí no pude recuperarme nunca más al cien por ciento. Hice el esfuerzo para terminar jugando en Independiente como correspondía y luego del último partido, Leonardo Barberis, que era el entrenador y el coordinador del club, comunicó que no iba a seguir dirigiendo porque no le daban los tiempos. Así que fue un cúmulo de cosas. Así que opté por abandonar la practica activa del deporte y agarrar la Primera división del CAI para el próximo año, conjuntamente con el U19”, relató con la serenidad que siempre lo caracterizó, la Queca de Pergamino a LA OPINION. “Más allá de la genética, la disciplina, la conducta de entrenamiento, dentro y fuera de la cancha, más una vida ordenada te permite poder jugar algunos años más. Profesionalmente jugué hasta los 41 años, pero mi cuerpo ya tiene sus batallas encima y a esta edad te pasan factura. Me quería retirar en esa oportunidad en buen nivel y lo pude lograr. Y lo mismo me pasó ahora, donde con el CAI llegamos a semifinales del torneo Oficial siendo creo que importante dentro del equipo, dejando una buena imagen y sin terminar arrastrando las piernas como se dice comunmente, sino que lo hice jugando, corriendo, metiendo. Ya en los últimos partidos, con muchos trabajos de kinesiología y antiinflamatorios, le había perdido un poco el sentido de estar dentro de la cancha, aunque la adrenalina de los partidos te hacía olvidar un poco los dolores. Lo doloroso eran los días después de los juegos y se ponía un poco en riesgo la vida de uno más que lo deportivo, sumado al trabajo personal y a la actividad dentro del club. Para el basquet ya so grande, pero en la vida me considero joven aún así que también puse esas cosas en la balanza”, agregó un nostálgico Storani, que hace 18 años está radicado en Rafaela. Igualmente, más allá de su edad, a la Queca nunca le faltaron propuestas para seguir jugando a otro nivel de competencia. “Hacía 5 años que venía jugando con Brown en la Liga Provincial y esta vez me esperaron hasta último momento, hasta que hace unos 10 días les había comunicado esta decisión”, agregó el ahora ex pivot. Como jugador, Storani tiene una amplia trayectoria y tuvo momentos muy buenos, aunque aquí en la ciudad siempre lo recordamos por su exitoso paso en Ben Hur. “Estuve varios años en muchos club, 3 en La Plata, 8 en Rafaela, 2 en San Nicolás, en Chile y en Paraguay. Pero lo que más me sorprendió gratamente con esto del retiro fueron los mensajes en redes sociales, llamados de todos lados. Con tantos años en el basquet, uno cosecha esto también muchas relaciones humanas muy lindas que se va genrando a través del deporte. Ese es el mayor logro que esta carrera te puede dar más que los éxitos deportivos. Claro que no me voy a olvidar de mi etapa en Ben Hur, donde en poco tiempo ganamos muchas cosas importantes, pero en otros lados también tuve la suerte de triunfar. Gracias a Dios tuve la suerte de estar en buenos equipos y aportar mi granito de arena para ser protagonista donde uno estuvo. Igualmente, de todos los momentos que tuve, me quedo con esta última etapa en el CAI porque tuve la posibilidad y el orgullo de poder jugar con muchos chicos que fui formando y también de compartir cancha con mi hijo (Ian). Y un poco me costó dejar esto porque era un placer estar con ellos”. Acerca de que si le quedó una cuenta pendiente como jugador, la Queca dijo que “no, porque rescato siempre más lo emocional. La Selección nunca me movilizó, nunca lo sentí cerca más allá de haber estado en la selección de Buenos Aires en los Argentinos, pero si tengo que acordarme de un equipo, me quedo con el club de mi barrio, Juventud de Pergamino, el primer equipo donde jugué en Primera, donde la mayoría de mis ex compañeros y amigos dejaron de jugar hace 20 años casi, pero siempre siguió ese vínculo que te da el basquet”. Por último, ya en este nuevo ciclo como entrenador, Storani buscará que sea tan exitosa o más como la que tuvo dentro de la cancha. “Seguro, y ya estamos trabajando para eso con los chicos que tuve desde las formativas. Ya nos conocemos y es una gran ventaja de cara a lo que se viene, pero la idea es realizar este trabajo de la mejor manera para que el club tenga un buen basquet y un equipo bien representantivo". 

GRAN TRAYECTORIA
Storani debutó en la Liga Nacional en 1993 en Gimnasia de Pergamino para luego pasar por Regatas de San Nicolás, Gimnasia de La Plata, Quilmes de Mar del Plata, Sportivo Ben Hur (en 2001, dopnde luego se radicaría en nuestra ciudad) y Unión de Sunchales. Entre sus logros se encuentran tres ascensos (con Quilmes, Gimnasia y Ben Hur), un campeonato de Liga Nacional y una Liga Sudamericana (ambos con Ben Hur en 2005 y 2006 respectivamente). Además, ese último año recibió la condecoración de Mejor Sexto Hombre de la LNB.

NUMEROS EN BH
De acuerdo a los datos que dio a conocer la cuenta soy_bh en redes sociales en las últimas horas, Walter Storani arrojó estos números defendiendo la casaca de Ben Hur: 8 temporadas (7 en LNB y 1 en TNA); 374 partidos jugados (341 en LNB y 33 en TNA); 3422 puntos convertidos (3069 en LNB y 453 en TNA); 9,4 puntos por partido en promedio y 3 títulos (1 LNB, 1 Liga Sudamericana y 1 TNA).

Te puede interesar