El Arquitecto Viajero - La historia a través de grandes obras

Hábitat 18 de noviembre de 2019 Por
Andalucía, España

Todo arquitecto, a lo largo de su carrera sueña con conocer aquellos sitios recorridos en libros; creados en nuestra imaginación una y otra vez; a la hora de organizar el esperado itinerario los buscamos hacerlo en el orden de la cronología de los hechos, para poder reubicarnos histórica y geográficamente, tal vez en algunos casos, emocionalmente también. Los arquitectos somos así, nos enseñan tanto a intentar interpretar la arquitectura como una respuesta de conquistas, creencias, o influencias entre culturas que convivieron, que luego necesitamos vivir la experiencia para darle un tinte de realismo a lo tan imaginado. 

Con este criterio decidimos armar nuestro viaje recorriendo la zona del sur de España y parte de la península Ibérica, intentando recrear cómo fue la llegada de los musulmanes al continente, y su avance sobre el mismo. Es interesante ver cómo, en este caso particular, las culturas se fusionaron, creando la arquitectura andaluza: cuna de lo que fuimos, somos… de nuestra propia historia.

Fue difícil elegir puntos de interés para desarrollar en este artículo, ya que cada detalle, desde los patios andaluces con sus fuentes de agua y sus característica vegetación, el uso de la madera estructural y decorativamente hablando, balcones y hasta las propias celosías de las ventanas; todo formaban parte del cuadro, escenario que nos transportaban a aquella época y a como se vivía, sin él ninguna obra arquitectónica hubiera tenido el significado que tuvo… las cosas no son lo que son por si solas, sino por como conviven con su entorno, alimentándose del mismo.

Destaco dos obras magnificas de estos siglos (entre VII y XV), ya que cada una forma parte de este momento de la historia: La Mezquita de Córdoba, obra más emblemática situada en el sitio escogido como capital del imperio, la cual expresa el mayor momento de esplendor de la cultura árabe; y por último la Alhambra de Granada, la creación de una fortaleza que defiende al último lugar árabe antes de ser desplazado.

Si bien podríamos diferenciarlas existen rasgos característicos que comparten: colores amarillos y rojos de ladrillo (bicolor), uso del agua como búsqueda de purificación, los arcos lobulados y polilobulados, decoración epigráfica, geométrica y vegetal, el tallado de la madera. 

-La Mezquita de Córdoba se construyo entre los siglos VIII y X, sobre una antigua basílica (recurso que utilizaban demostrando dominio sobre la corona). Edificio de 23.400 m2, posee 1300 columnas de mármol, reutilizadas de otras construcciones del sitio, que apoyan sobre 365 arcos de herradura bicolor. Posee 12 naves longitudinales, las cuales poseen doble  arcada (inferiores de herradura y los superiores de medio punto) intentando otorgarle altura al edificio; se direccionan hacia donde está situado el muro sagrado. Como remate, el característico techo tallado de madera. Este edificio fue el más importante en cuanto a sus funciones religiosas, sociales y políticas. En cuanto la corona recupero el territorio no dudo en construir una iglesia en su interior destruyendo el centro del espíritu musulmán que vivía en el.

-En el siglo XII, en Granada comienza la creación de una fortaleza autosuficiente: La Alhambra. Consiste en un conjunto de palacios, jardines y fortaleza, que albergaba una verdadera ciudadela dentro de la propia ciudad, que servía como alojamiento al monarca y a la corte del Reino nazarí de Granada. La Alhambra se levanta sobre la colina de la Sabika, uno de los puntos más elevados de la ciudad de Granada. Este emplazamiento buscaba una situación estratégica defensiva y a la vez transmitir un claro símbolo, donde la cima del poder es muy perceptible para el resto de la ciudad, una ubicación escogida para ser contemplada. Esta obra expresa el momento de debilidad del imperio musulmán. Una vez caído el mismo, la corona se apodera del sitio nuevamente, construyendo un palacio de estilo renacentista en su interior, que poco tiene que ver con el entorno en el que es emplazado.

Te puede interesar