Panorama Político

Locales 15 de noviembre de 2019 Por
Leer mas ...

UN CONTINENTE
MUY REVUELTO
"Argentina parece lo mejorcito de una Sudamérica en crisis. Pese a nuestro retroceso económico social y el impulso de los núcleos duros del kirchnerismo y el macrismo hacia una grieta política, cultural y hasta clasista, la sociedad argentina está exhibiendo la conducta más tolerante de la región: sólo nos supera Uruguay", escribió Oscar Muiño en el diario porteño El Economista. Hace un par de meses, Venezuela era sin duda el peor alumno de la clase y segundo, a gran distancia, estaba la Argentina. De repente, Sudamérica se transformó en un polvorín y estallaron crisis en Ecuador, Chile y Bolivia. 
Con lo que pasa en los países vecinos, la crisis argentina pasó a segundo plano. Hace dos semanas toda la dirigencia habla de lo que pasa en Chile y ahora en Bolivia, mientras la inflación, el dólar y la transición parecieran temas secundarios mientras Alberto Fernández aprovecha para dar entrevistas y mostrarse por aquí y por allá... Ya gobernará desde diciembre y comenzará a envejecer más rápidamente como le pasó a Macri una vez que enfrente los problemas argentinos de siempre. 
En el mientras tanto, deja anécdotas graciosas, como el miércoles cuando se encontró con más de 20 representantes diplomáticos de países que integran la Unión Europea. Uno de ellos, el embajador británico en la Argentina, Mark Kent, bromeó en Twitter sobre su encuentro con el presidente electo Fernández, y contó que le preguntó sobre sus preferencias musicales entre The Beatles y The Rolling Stones. "Le pregunté algo muy importante por las relaciones con mi país. `¿Beatles o Rolling Stones?´ Y su respuesta es secreto de Estado", fue el mensaje en clave de humor del embajador británico en Buenos Aires.

GABINETES 
DEMORADOS
A pesar de que faltan 25 días para que inicie su gestión presidencial, Alberto Fernández, todavía no ha confirmado quienes serán sus funcionarios en el Gabinete nacional. También es cierto que recién hace 18 días se convirtió en el presidente electo, por lo que tiene margen. De todos modos, aduce la demora en confirmar sus futuros funcionarios en que no quiere que se desgasten antes de asumir. Claro, si mañana dice que tal o cual experto será ministro de Economía, los medios no lo dejarán dormir para requerirle información sobre el modelo y cómo hará con la deuda, la inflación y reactivar el consumo...
En la Provincia, Omar Perotti se transformó en gobernador electo el 16 de junio pasado. Y todavía no dio pistas sobre su gabinete aunque los rumores van y vienen. Esta semana la danza de nombres ubica a un solo rafaelino como ministro: Daniel Costamagna en Producción. Después ocuparían cargos en líneas intermedias Marcela Basano, Daniel Ricotti y Carlos Maina entre otros, lo que dejará vacantes en el gabinete de Luis Castellano en la Municipalidad rafaelina. 
La UNRaf también perdería al menos temporalmente a su máxima autoridad, Rubén Ascúa, si se confirma la versión de que asumirá como ministro de Educación. Su reemplazante en el rectorado vendría desde el norte.
En el quinto piso del edificio municipal no quieren confirmar nombres hasta que Perotti no oficialice su equipo. Un gerente bancario es número puesto en el cargo de Basano, un arquitecto reconocido en el de Maina y así las cosas van de chisme en chisme sin que Castellano o el poderoso jefe de Gabinete Corach confirmen nombres propios. 
Habrá que esperar. 
Mientras tanto, la gente está más preocupada con los aumentos de los combustibles y de los alimentos, así como también por la inseguridad. 

TRANSICION 
INEXPLICABLE
Precisamente mientras los santafesinos lidian con los temas del día a día, el gobernador saliente y el entrante se enredan en discusiones estériles en el marco de la transición. Como niños caprichosos discuten esto o aquello sin siquiera aceptar sacarse una foto juntos. Sí en serio, las chiquilinadas llegan al punto de no mostrarse públicamente juntos como dos políticos maduros que se dicen capaces de gobernar una provincia pero que ni siquiera tienen el gesto de dejarse ver juntos. Esta situación no es tan distinta a la que entregaron Macri y Cristina en 2015 cuando no hubo entrega directa de los atributos presidenciales. A este ritmo, no extrañaría que suceda algo parecido en Santa Fe.
Así es la política, así son los políticos. 

PRESIDENCIABLES
El rafaelino Omar Perotti aún no inició sus cuatro años como gobernador de Santa Fe y en algunos análisis políticos ya lo colocan como un presidenciable para las elecciones de 2023. Le adjudican chances de ser candidato por el peronismo si tiene una buena gestión en la Casa Gris, aunque en esa misma columna aparece Axel Kicillof, quien desde el 10 de diciembre gobernará la Provincia más populosa del país. 
Igual, desde el 11 de diciembre cuando comiencen a ocuparse de mil problemas nadie recordará por unos días al menos que en 2023 habrá elecciones. 

LA PELEA 
INESPERADA
Cada vez que iba al Concejo Municipal, el jefe de Gabinete Marcos Corach mantenía cruces filosos con el concejal del PDP, Lisandro Mársico. En alguna oportunidad perdieron la paciencia y se calentaron en serio. Esta semana, en cambio, Corach abrió un nuevo frente de batalla esta vez con el radical Leonardo Viotti, quien no le escapa a los bifes y muestra un perfil más alto dentro de un bloque de Cambiemos donde perdieron vuelo los macristas Hugo Menossi -ya en retirada puesto que en diciembre concluye su segundo mandato en el Concejo- y Lalo Bonino, más cercano hoy al oficialismo.
El Presupuesto 2020 es el tema de discusión que promete nuevos rounds principalmente en diciembre. 
A todo esto, en el Concejo también se activó la cuenta regresiva al 10 de diciembre. Definir las autoridades del cuerpo es una cuestión de agenda obligada. Hasta ahora, el bloque de Cambiemos cuenta con seis bancas de un total de diez. En su interior conviven cuatro concejales del PRO y dos radicales, por lo que es lógico que Bonino sea el presidente. Sin embargo, desde diciembre el bloque continuará con seis legisladores pero cuatro de ellos serán radicales (Viotti, Alejandra Sagardoy, Germán Bottero y Miguel Destéfanis) y dos macristas (Bonino y Marta Pascual). Se infiere entonces que un radical pueda ocupar la Presidencia y Bottero, por trayectoria, saca ventaja. 



Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar