El crédito para las Pymes

Editorial 14 de noviembre de 2019 Por
Leer mas ...

En un país donde sobresalen los desequilibrios, que son muy abundantes por cierto como el déficit fiscal, la devaluación periódica, la recesión, la inflación, la caída del consumo y el aumento del desempleo y pobreza en aumento entre otros, el punto de partida para el nuevo Gobierno es muy complicado. Si bien ya se ha resuelto el interrogante sobre quien gobernará en los próximos cuatro años, todavía no hay pistas sobre lo que quiere hacer con la economía y cómo lo va a hacer. Uno de las distorsiones de lo más incómoda que asfixia a los sectores productivos se relaciona a la imposibilidad de acceder al financiamiento para las empresas debido a las elevadísimas tasas de interés. Es decir, tomar un crédito hoy puede ser un salvavidas para no ahogarse hoy pero de ninguna manera permitirá llegar a una orilla con vida, por lo cual es un salvavidas de plomo porque no hay actividad industrial, comercial o de servicios que permita obtener márgenes de rentabilidad para devolver un préstamo.
Como dato que pinta la situación actual, las pequeñas y medianas empresas industriales despidieron a unos 30 mil empleados a lo largo del tercer trimestre del año, con una caída del 5% interanual en las personas ocupadas, según una encuesta de la Fundación Observatorio Pyme. Asimismo, la coyuntura reflejó una contracción acumulada interanual en enero-agosto de casi 30% en el crédito real destinado a pymes.
En este marco, la fuerte contracción del crédito bancario desplazó la demanda de financiamiento hacia el mercado de capitales, donde se duplicó la toma de préstamos por parte de las pequeñas y medianas empresas y alcanzó los 65.300 millones de pesos. En términos interanuales, al finalizar el tercer trimestre del año el financiamiento bancario en moneda local a las micro, pequeñas y medianas empresas se contrajo 23%, mientras que tomando préstamos en moneda local y extranjera la evolución arrojó una leve suba de 6%.
En ambos casos se ve un deterioro frente a la evolución del índice de precios en igual período de 53,5%, indicó la consultora financiera First Capital Group en un informe sobre el sector de las pymes. En este contexto, el volumen operado por las pymes en el mercado de capitales entre enero y octubre ascendió a 65.300 millones, una variación mayor al 100% respecto a los 32.000 millones del año anterior.
En el acumulado anual, excepto las Obligaciones Negociables (ON) pymes que disminuyeron 7%, todos los segmentos evolucionaron por encima de la inflación. El producto más negociado, el cheque avalado (explica más del 80% de la financiación pyme en el mercado), creció 120% hasta los 28.500 millones de pesos; los pagarés avalados se expandieron 76% y los fideicomisos pyme, 78%.
La novedad son las facturas de crédito electrónicas que comenzaron a negociarse este año (en moneda local y extranjera) que vienen creciendo desde julio y ya suman 234 millones de pesos. La misma tendencia se observa para otros segmentos como el patrocinado y las modalidades directas, principalmente el segmento cadena de valor para proveedores de empresas elegibles, que representa poco más del 25% de las operaciones del Mercado Argentino de Valores. Allí se incrementó exponencialmente el volumen operado, pasando de 3.880 millones de pesos entre enero y octubre del año 2018 a más de 20.000 millones en el acumulado de 2019.
En términos mensuales, la toma de fondos pyme en el mercado de capitales finalizó octubre en 7.104 millones de pesos, a registrar un alza del 28% respecto de septiembre, liderado por la negociación de cheques avalados que terminó el mes en 6.687 millones, con un alza del 24% mensual.
En relación a la negociación de cheques de pago diferido, en lo que va del 2019 se sitúa en niveles récord en el sistema de sociedades de garantía recíproca (SGR), al duplicar las cantidades del 2018. La cifra del tercer trimestre de este año ascendió a $ 3.200 millones, un 220% mayor que en 2018, y el acumulado del año arrojó un crecimiento del 230%, según un informe de la SGR Garantizar. El sistema de garantías permite a las pymes pagar menos tasa: Garantizar ofreció la semana pasada un interés promedio del 43,28%, mientras el máximo negociado en el mercado fue del 65%.
El destino de los fondos fue el capital de trabajo, ya que el plazo promedio de esta herramienta de financiamiento no supera los 12 meses. La gerente General de Garantizar, Sabina Ozomek, consideró que fue un gran desafío seguir atendiendo a las pymes con tasas más competitivas en el contexto actual, un logro que ayudó realmente a muchas empresas a financiarse y salir adelante.
En el horizonte, cabe recordar que el Ministerio de Producción y Trabajo envió al Congreso los proyectos de Ley PyME 2.0, de Inversiones y el de Promoción del Empleo. Los proyectos buscan reducir el impacto fiscal, fomentar el empleo y las inversiones productivas en las empresas, por lo que el recambio de autoridades generará incertidumbre sobre lo que pueda pasar con esta iniciativa que por ahora se encuentra en el Congreso.





Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar