Sobre la importancia de las marcas registradas en la economía argentina

Suplemento Economía 10 de noviembre de 2019 Por
Los sectores intensivos en marcas comerciales contribuyen con US$ 76.500 millones al Producto Interno Bruto (PIB) de Argentina, así lo demuestra un nuevo informe de la Asociación Internacional de Marcas y la Asociación Interamericana de Propiedad Intelectual.
FOTO INTA CEO. Etienne Sanz de Acedo, director Ejecutivo de INTA.
FOTO INTA CEO. Etienne Sanz de Acedo, director Ejecutivo de INTA.
El informe, titulado Marcas en América Latina: Impacto económico en 10 países de América Latina y el Caribe, analiza 10 países de la región y estudia cómo los sectores intensivos en marcas contribuyen a las economías de cada uno. La investigación fue realizada por la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Guatemala, México, Panamá y Perú.
Los 10 países representan casi el 90 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) combinado de la región y los niveles de actividad de marcas comerciales difieren de un país a otro.
El estudio encontró que cada país tiene entre 13 y 21 sectores intensivos en marcas de un total de 45. Costa Rica posee la mayor cantidad, mientras que Guatemala tiene la mínima. Argentina tiene 17. Los productos farmacéuticos y cosméticos y productos de limpieza son parte de los sectores intensivos en marcas registradas en todos los países, mientras que la ropa y el calzado, los productos alimenticios, las comunicaciones y el entretenimiento también ocupan un lugar destacado.
En Argentina, los sectores intensivos en marcas contribuyen con el 12 por ciento del PBI del país, lo que equivale a US$ 76.5 mil millones, según el informe. El porcentaje promedio de contribución en los 10 países es del 22 %.
El informe también revela una contribución del 18% al empleo en Argentina, lo que significa que, por cada seis empleos en el país, uno es de un sector intensivo en marcas.
Los sectores industriales en América Latina con un mayor enfoque en la protección de marcas comerciales pagan salarios más altos que los sectores menos enfocados. El informe encontró que las compañías pagan a sus colaboradores un promedio de 19 por ciento más en salarios. En Argentina, el diferencial salarial es del ocho por ciento.
"El nuevo informe destaca el importante papel que juegan las marcas en América Latina y el impacto positivo de los sectores intensivos en marcas en la vida de las personas", dijo Etienne Sanz de Acedo, director ejecutivo de INTA al margen de una sesión general en la reunión anual de ASIPI en Perú.
"Los hallazgos son muy alentadores, y ahora depende de los responsables de las políticas ayudar a acelerar el crecimiento de los sectores intensivos en marcas comerciales mediante la implementación de sistemas de protección y aplicación de marcas más fuertes y más eficientes", señaló Sanz de Acedo. “Esto puede vigorizar a las empresas locales para desarrollar bienes y servicios que les permitirán explorar oportunidades comerciales entre países, y puede atraer una mayor inversión directa internacional, conocimientos tecnológicos y talento, lo que a su vez ayudará al movimiento del aumento de la cadena de valor. Estos esfuerzos serán un buen augurio para las marcas, los consumidores, la economía y la sociedad en general”.
Los sectores con un fuerte enfoque en las marcas registradas son responsables del 11 por ciento de las exportaciones de Argentina y del 23 por ciento de las importaciones del país. En los 10 países estudiados, los sectores intensivos en marcas contribuyeron con un promedio de US$ 17.80 por cada US$ 100 exportados, mientras que los sectores intensivos en marcas fueron responsables de US$ 28.70 de cada US$ 100 importados.
"La propiedad intelectual en su conjunto, y las marcas registradas en particular, han demostrado ser un aliado para el desarrollo en los países latinoamericanos", dijo Elisabeth Siemsen, Presidenta de ASIPI. “Los sistemas de marcas favorecen el crecimiento económico y fomentan las oportunidades laborales; son un elemento relevante para informar a los consumidores y respaldar la elección de los consumidores y, al ser no solo, un identificador de fuente, sino también un condensador de información, las marcas registradas ayudan a una mayor transparencia en las economías de mercado".
Siemsen agregó: “Para apoyar este papel positivo de las marcas, los gobiernos deben continuar fortaleciendo el marco legal existente y las instituciones con competencia en la concesión de derechos y su cumplimiento. ASIPI está satisfecho de unir esfuerzos con INTA en el desarrollo del estudio de impacto, al cual prevé como una referencia sólida e ilustrativa en apoyo a las políticas locales, entre otras, económicas, de inversión y comerciales”.
El estudio determina la extensión y el alcance de la contribución de las marcas a los sectores económicos de los países latinoamericanos seleccionados alineándose con el impacto documentado por los sectores intensivos en marcas en los Estados Unidos y la Unión Europea.

OBSERVACIONES
Un sector se considera intensivo en marcas si se cumple al menos una de las siguientes condiciones:
1. El número de marcas registradas anualmente, por colaborador en un solo sector, es superior a la proporción media correspondiente a toda la economía.
2. El número de marcas registradas por año, por unidad de ventas en un solo sector, es superior al promedio de radio correspondiente a toda la economía.
Por último, cabe agregar que INTA tiene su sede en Nueva York y funciona como una asociación global de propietarios de marcas y profesionales dedicados a apoyar a las mismas y a la propiedad intelectual relacionada (P.I.) para fomentar la confianza del consumidor, economía, crecimiento e innovación. Los miembros de INTA son más de 7.200 organizaciones de 187 países. INTA tiene presencia regional con oficinas en Chile y 745 organizaciones miembros en América Latina.
Por su parte, la ASIPI es la organización más importante en el campo de la Propiedad Intelectual en América Latina, dedicada a proteger los intereses colectivos de sus miembros a través de estudios, promoviendo su desarrollo regulatorio y defensa en las Américas.


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar