Todos juntos, pero separados

Nacionales 09 de noviembre de 2019 Por
LAS INTERNAS COMPLICAN LA UNIDAD

BUENOS AIRES, 9 (NA).- Luego de varios años, los referentes de los distintos sectores de la CGT volvieron ayer a compartir un acto para manifestar su apoyo al presidente electo Alberto Fernández, pero las fuertes diferencias entre ellos complican una inminente reunificación de la central obrera.
Sólo por un momento los popes sindicales dejaron las diferencias de lado y compartieron la foto que buscaba Fernández a poco de un mes de comenzar su mandato, pero lo cierto es que la rivalidad entre los gremialistas de distintos grupos sigue a flor de piel y sólo los une el respaldo al futuro mandatario.
De hecho, el supuesto plenario que se iba a desarrollar tras el discurso de Fernández finalmente no se hizo, probablemente para no intentar explorar un camino hacia la unidad que hoy se ve utópico por falta de consenso interno.
"Algunos muchachos tenían una cara... hay muchos que no se pueden ni ver. A algunos parece que a propósito los ubicaron en una punta de la mesa y a otros en la otra punta", reconoció entre risas un sindicalista que participó del encuentro en diálogo con NA.
En la foto, Fernández logró reunir a los dos grandes bandos en los que la CGT está dividida, que se podrían definir como los "dialoguistas" (la mayoría de ellos permanecieron en la conducción) y los "combativos" (dieron un portazo durante la gestión de Mauricio Macri), cada uno de los cuales, a su vez, tienen diferentes subgrupos.
Estuvieron en el Salón Felipe Vallese, los miembros de la actual conducción, como los secretarios generales, Héctor Daer (Sanidad) y Carlos Acuña (Estaciones de Servicio); los "gordos" Armando Cavalieri (Comercio) y Rodolfo Daer (Alimentación); los "independientes" Andrés Rodríguez (UPCN) y José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), y los del transporte de la CATT Roberto Fernández (UTA) y Omar Maturano (La Fraternidad).
También estuvieron otros miembros de la conducción como Jorge Sola (Seguros); Abel Frutos (Panaderos); Sergio Romero (Docentes de UDA); Amadeo Genta (Municipales porteños); Víctor Santa María (SUTERH) y Julio Piumato (Judiciales).
Asistieron además los referentes del sector del MASA, un grupo dialoguista pero que decidió no formar parte de la actual conducción de la CGT, como Omar Viviani (Peones de Taxis), Sergio Sasia (Unión Ferroviaria) y Norberto Di Próspero (Legislativos).
Entre los "combativos" acudieron Hugo Moyano (Camioneros) y otros dirigentes aliados como Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento), Omar Plaini (Canillitas) y Juan Pablo Brey (Aeronavegantes); como también los de la Corriente Federal, que lidera Sergio Palazzo (Bancarios).
Además, fueron los gremialistas de la facción de las 62 Organizaciones Peronistas, que fueron los más cercanos a Cambiemos durante estos años, como Ramón Ayala (Peones Rurales de la UATRE) y Julio Estévez (UPSAFIP), además del titular de la UOM, Antonio Caló, que se viene manejando por fuera de todos los bandos cegetistas.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar