Enfoques urbanos

Sociales 08 de noviembre de 2019 Por
Leer mas ...

EL FALLECIMIENTO DE OTILIA BRASCA DE RABBI

San Agustín escribió " la muerte no es buena para nadie". Sobre todo esta antigua frase no se pueda expresar para todos los casos. Porque hay  personas que de acuerdo a la existencia que les tocó vivir en este mundo, fue una existencia que reunió ciertos valores, distintos a algo común, sobresaliendo dentro del círculo que les tocó actuar. Por estos días, ya casi concluyendo el mes de octubre partió de este mundo una conocida y muy apreciada mujer, alguien que había formado una familia y había hecho de esa familia una especie de don, que supo a medida del tiempo, otorgarle una fortaleza y rectitud que, lamentablemente por estos días que corren está perdiendo este atributo tan precioso, tan grandioso. Estamos refiriéndonos con una lágrima  que , de  a ratos quería desprenderse de nuestras pupilas a Otilia Brasca de Rabbi, si a esa mujer, madre, esposa, amiga, todas las mejores cualidades, las más dignas de imitar,  que pueda ostentar un ser humano.A esto hay que sumarle lo que Otilia cumplía de acuerdo a su religiosidad,  a su inalterable fe cristiana. Otilia se nos fue, pero su huella, su paso por donde le tocó andar dejó ese amor, ese legado de  bondad, de bien, de convertirse en alguien que no olvidaremos, no sólo por haber tenido la gracia, el envidiable privilegio de ser parte de nuestro entorno familiar, y además de conformar una familia tradicional de la ciudad , respetada y muy conocida por el accionar que le cupo a algunos de sus integrantes. Otlilia vivirá en el recuerdo de todos los que tuvieron la inmensa fortuna de conocerla y tratarla , que el infinito le conceda en el cielo la merecida paz. 


Te puede interesar