Exportar, la base del desarrollo sostenible

Locales 06 de noviembre de 2019 Por
Contar con una Estrategia Nacional Exportadora es la base del desarrollo sostenible, afirmó Enrique Mantilla, presidente de la Cámara de Exportadores de la República Argentina.
FOTO ARCHIVO EXPORTACIONES. Constituyen una herramienta clave para dejar atrás las crisis cíclicas.  FOTO ARCHIVO ENRIQUE MANTILLA.
FOTO ARCHIVO EXPORTACIONES. Constituyen una herramienta clave para dejar atrás las crisis cíclicas. FOTO ARCHIVO ENRIQUE MANTILLA.
La balanza comercial de la Argentina acumuló entre enero y septiembre de este año un resultado positivo de 9.497 millones de dólares, según el Informe del Intercambio Comercial Argentino (ICA). Este saldo favorable se debe a que las exportaciones alcanzaron 47.959 millones de dólares y las importaciones, 38.462 millones de dólares.
Septiembre, último mes informado por el INDEC en lo que hace a la actividad de comercio exterior, marcó un superávit de 1.744 millones de dólares, sumando un período de 13 meses de saldos positivos. El resultado de septiembre fue consecuencia de un aumento interanual de las exportaciones del 14,1 % y una caída de las importaciones del 14,9 %. En septiembre, las compras al exterior totalizaron 4.002 millones de dólares y las ventas llegaron a 5.568 millones, que resultó la segunda más alta de 2019.
En cuanto a las exportaciones e importaciones santafesinas, los últimos datos disponibles del Instituto Provincial de Estadísticas y Censos (IPEC) corresponden a enero-agosto de este año, tal como publicó este Diario en la edición de ayer. En este sentido, las ventas de la Provincia al exterior treparon a 16.170,1 millones de dólares en los primeros ocho meses del año -refleja un aumento del 7,5% en la comparación interanual- mientras que las importaciones alcanzaron los 2.996,5 millones -muestra una caída del 19,6%-, lo que arroja un superávit de 13.173,6 millones de dólares.  
Y para completar el marco estadístico del comercio exterior, las empresas de Rafaela facturaron 435 millones de dólares por sus exportaciones a lo largo del 2018 según los últimos datos de la Cámara de Comercio Exterior (CaCEx) que funciona en la órbita del Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región (CCIRR). 
Asimismo, según los datos del IPEC, desde la Aduana Rafaela entre enero y agosto de este año las exportaciones alcanzaron 167 millones de dólares, lo que representa una caída del 12,2% en relación a los 190 millones que se exportaron en igual período de 2018. 
En tanto, el presidente Ejecutivo de la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional, Juan Pablo Tripodi, destacó en un reciente artículo publicado por diario La Nación que 3.063 empresas comenzaron a exportar o volvieron a hacerlo a partir de 2016 después de años sin vender sus productos o servicios en el exterior. Entre 2011 y 2015, el país pasó de un pico máximo de 15.000 empresas exportadoras a 9000, es decir, quedaron en el camino unas 6000 empresas exportadoras, prácticamente todas pymes de acuerdo a las estadísticas de la Agencia. "Las políticas de aislamiento internacional, el cepo, las DJAI (declaraciones juradas anticipadas), la obligación de liquidar divisas y la falta de institucionalidad durante aquellos años nos llevaron a perder mercados, exportaciones, capacidades y todo un know-how sobre cómo hacer negocios con el mundo y, como consecuencia, perdimos empresas exportadoras", enfatizó el especialista.
Al hacer una lectura del retroceso registrado hasta 2015, Tripodi sostuvo que "un simple cálculo fuerza la conclusión de que, en materia de exportaciones, es mucho más rápido y fácil destruir que construir". En contraposición, destacó  la política del Gobierno nacional para promover las exportaciones de bienes y servicios al resto del mundo. "Hace más de tres años que estamos en ese camino: el de volver a integrarnos al mundo para recuperar las exportaciones de nuestro país. Y lo estamos logrando. En todo este tiempo las exportaciones volvieron a crecer después de años de caída sistemática. De hecho, en los primeros seis meses de 2019 alcanzaron el nivel más alto en cinco años, aún en un contexto de caída de los precios en todos los rubros, gracias a un fuerte aumento de las cantidades exportadas", subrayó.

ESTRATEGIA 
EXPORTADORA
En tanto, el presidente de la Cámara de Exportadores de la República Argentina (CERA), Felipe Mantilla, consideró al pronunciar su discurso por el Día de la Exportación el pasado 14 de de agosto, que es necesario "adoptar una Estrategia
Exportadora Ofensiva" a la vez que indicó que "los desequilibrios del sector externo han estado en el centro de las numerosas crisis recurrentes de nuestro país y, por lo tanto, de su bajo crecimiento de largo plazo".
"Los sucesivos gobiernos no han logrado implementar todavía soluciones duraderas capaces de generar un desarrollo inclusivo y sostenible. En el siglo XXI, el PIB per cápita del país ha crecido sólo 0,81% promedio anual y en 2017 Argentina era aún la segunda economía más cerrada del mundo", consignó.
Según Mantilla, "el desequilibrio fiscal crónico es sólo una de las tantas variables que indican que la crisis de crecimiento de Argentina es profunda y estructural; en un contexto global de enormes transformaciones tecnológicas y
geopolíticas, y con fuertes tensiones en el sistema de comercio internacional, se hace claro que los modelos intelectuales pre aprendidos no dan cuenta de las nuevas realidades".
En este sentido, remarcó que "para posibilitar un desarrollo inclusivo, es primordial adoptar una Estrategia de crecimiento basada en la exportación y la inversión, lo cual implica un cambio sustantivo". "Se trata de que las exportaciones y la inversión, los dos componentes de la demanda global ligadas al ahorro, lideren el crecimiento de la economía, permitan un incremento sostenible del consumo, y profundicen la inclusión social", expresó.
"Históricamente, los ciclos de auge del consumo han sido acompañados por una expansión del gasto público y del déficit fiscal, llevando a su vez al endeudamiento excesivo y a un aumento de la inflación. Está claro que las políticas que pretenden dar respuestas facilistas, a la larga se vuelven insostenibles. Algunas medidas que han rodeado los habituales ciclos de Stop and Go en nuestro país, tales como el comercio administrado y las diversas cargas fiscales sobre la exportación y el ahorro, han sido negativas para la exportación, la inversión, el mercado de capitales y, por lo tanto, para el desarrollo sostenible", planteó el empresario. 
El titular de CERA señaló que "en una economía bimonetaria de facto como es la Argentina, con desequilibrios fiscales recurrentes y gasto público con sesgo pro cíclico, estamos condenados a fuertes oscilaciones, no sólo del tipo de cambio real sino de toda la economía, y probablemente también a un estancamiento secular debido a que, entre otras cuestiones, lleva mucho tiempo recuperarse de las fuertes caídas de la actividad".
Ante un auditorio colmado de empresarios y representantes del sector exportador, Mantilla aseveró que "cuando se piensa en la 'integración inteligente al mundo', hay que tener en cuenta que los argentinos tenemos diferentes relaciones con el mismo: un tercio ve el mundo como una oportunidad, otro tercio le teme al mundo, y el otro tercio vive al margen del mundo". "Por lo tanto, no es fácil lograr un consenso para que la exportación y la inversión sean apoyadas como claves para combatir la pobreza y crear oportunidades para todos", añadió.


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar