“El Gobernador es un muy mal perdedor”

Locales 05 de noviembre de 2019 Por
Así lo aseguró enfáticamente el diputado provincial y senador nacional a partir de diciembre Roberto Mirabella, al analizar el complejo proceso de transición que se está dando en la provincia de Santa Fe, en donde la situación financiera de las arcas provinciales genera muchísimas rispideces entre la gestión saliente y la que asumirá a partir del 10 de diciembre.
CRUCES. Mirabella ajustó la marca a Lifschitz y le habló de los aguinaldos prometidos.
Archivo Roberto Mirabella

Aunque en un primer momento parecía que a nivel provincial la transición se iba a dar de manera ordenada y sin sobresaltos, la realidad demuestra todo lo contrario ya que los cortocircuitos cada día se profundizan y fundamentalmente cuando de números se trata.
En una extensa entrevista realizada en su oficina de calle Necochea, con muchas hojas que imprimió con datos respecto a los números de la provincia, Roberto Mirabella, mano derecha del gobernador electo Omar Perotti, fue durísimo a la hora de calificar el accionar de Miguel Lifschitz: “el gobernador es un muy mal perdedor y nos miente”.
- ¿Cómo se está dando el proceso de transición, teniendo en cuenta aquel primer encuentro con los funcionarios provinciales, en donde ustedes pidieron mucha información?
- En principio Lifschitz incumplió su palabra públicamente ya que había acordado con Omar Perotti que iba a dejar que el presupuesto 2020 lo enviase él a la Legislatura para su aprobación, e inmediatamente después envía una nota a la Legislatura diciendo que ahora en noviembre lo iba a estar enviando, incumpliendo su palabra. En los 12 años que ha gobernado el Frente Progresista jamás envío el presupuesto en tiempo y forma, nunca lo envió el 30 de septiembre que es la fecha límite que dice la constitución que el Poder Ejecutivo debe enviar el presupuesto para su tratamiento en la Legislatura, siempre lo envío en noviembre o diciembre y siempre se aprobó sobre finales de diciembre; con lo cual esta es una maniobra que realmente nos llama la atención y de alguna manera es la gota que colma el vaso. Nosotros hemos solicitado permanentemente cuestiones que tienen que ver con el resguardo del patrimonio del Estado para el año que viene y para esta coyuntura difícil que tenemos que afrontar y se ha incumplido, porque se han abierto licitaciones, se han hecho adjudicaciones, donde no están previstos los recursos para llevar adelante esto. Si vos adjudicas una obra y no tenés los recursos para afrontarlo es una promesa que queda en el aire y el problema es que cuando vos firmas eso, es el Estado el que genera un compromiso que tiene que cumplir porque es un contrato firmado. Entonces digo, acá hubo una gran cantidad, después del 16 de junio que Lisfchitz pierde las elecciones, de situaciones que nos hacen encender la luz de alarma. A partir de allí pedimos que no se llame más a licitaciones de obras públicas que comprometan el patrimonio del Estado, que no se pase personal a planta permanente ni se subroguen categorías del personal que es simpatizante del socialismo y que está cumpliendo funciones en el estado provincial y que por el otro lado que se tomen medidas presupuestarias y fiscales porque vamos a terminar el año con 20.000 millones de pesos de déficit.
- ¿Le sorprendió las declaraciones del Ministro Pablo Farías sobre el tema sueldos y finanzas provinciales?
- Nos genera mucha preocupación ese tipo de declaraciones porque no decía lo mismo el Ministro en agosto, si uno busca lo que decían desde el gobierno hace algunos meses atrás, describían un mundo que no era y ahora están aterrizando a la realidad. De hecho el Ministro Saglione dijo que venimos de dos años de dificultades y de decrecimiento de la economía santafesina y si sabían esto porque en 2018 no tomaron las medidas correspondientes e hicieron un presupuesto irreal para el 2019; está claro es porque había una coyuntura electoral que afrontar . Vuelvo a decir, esta transición que ha sido demasiado larga, la fecha electoral no la pusimos nosotros, la puso Miguel Lifschitz, el sabía que si perdía iba a haber esta transición demasiado larga que no le conviene a nadie. Lo que estamos pretendiendo es llegar a diciembre con las cosas mínimas garantizadas y con el el Estado funcionando normalmente. En ese sentido, Mauricio Macri ha hecho las cosas mucho más a la altura de las circunstancias en esta transición que el actual gobernador.
- Si esto es así, ¿por qué Miguel Lifschitz quiso bajar el tono y dijo que habla seguido con Perotti y en muy buenos términos?
- El gobernador dice eso porque está en falta, porque además ha mentido públicamente, dice una cosa y después hace otra, entonces como está en falta sale a hacer ese tipo de declaraciones. El gobernador debería hablar menos y actuar más en consecuencia de acuerdo con lo que está pidiendo el gobierno entrante y él que forma parte de la gestión que se va tratar de cumplir las cuestiones mínimas para que el Estado pueda funcionar normalmente a partir del 10 de diciembre y no dejarle a Perotti una gran cantidad de problemas a punto de detonar.

LA FALTA DE NOMBRES QUE
COMPLICA LA TRANSICIÓN
En más de una oportunidad desde los distintos Ministerios provinciales, alegaban que era difícil iniciar la transición por la falta de nombres propios que se conocían del Gabinete Omar Perotti.
Sobre este tema, Roberto Mirabella expresó que “hay una mesa de transición definida desde el 17 de junio en la cual hay varias personas. Esto es una chicana del gobernador Lifschitz que no corresponde, el equipo de Perotti está trabajando hace rato, que no se conozca es otra cosa, porque no tiene necesidad el gobernador de conocerlo, no hay ninguna urgencia, porque hay representantes con la idoneidad suficiente para trabajar en la transición. Para nombrar gente del staff político para la planta permanente no nos han consultado, ahora resulta que pretenden que Perotti resuelva quiénes son sus ministros para seguramente para echarle la culpa y no hacerse cargo más de nada. Me parece una irresponsabilidad muy grande, Lifschitz es un muy mal perdedor, debería estar a la altura de las circunstancias, llamarse a silencio y colaborar con el gobernador electo.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar