Independentistas y un enérgico repudio al rey

Internacionales 05 de noviembre de 2019 Por
Leer mas ...
El rey Felipe VI sufrió en carne propia la presión del movimiento independentista que repudió su presencia en Barcelona, en el marco de su estrategia de agitar el debate por el conflicto secesionista en medio de la campaña para las elecciones del domingo próximo.
Mientras el monarca presidía un acto de entrega de premios acompañado por la reina y sus dos hijas en el interior del Palacio de Congresos de Cataluña, afuera, en las calles, miles de manifestantes protagonizaban un ruidoso cacerolazo y coreaban gritos como "¡Fuera Borbón!", "¡Cataluña no tiene rey!" o "¡Independencia!".
Algunos manifestantes quemaron fotos del monarca, quien pese al clima de tensión pudo evitar el contacto con los independentistas gracias a un fuerte operativo de seguridad en torno al lugar del evento, que los mantuvo alejados unos cien metros.
No ocurrió lo mismo con los invitados a la ceremonia organizada por la Fundación Princesa de Girona, que anualmente premia a jóvenes innovadores y emprendedores, y este año decidió trasladarse al Palacio de Congresos de Cataluña, en Barcelona, con la intención de dar más pompa a su décimo aniversario.
Al margen de que la figura del rey ha sido siempre rechazada por el independentismo, Felipe VI se convirtió en el "enemigo" de los secesionistas cuando tras el referendo de autodeterminación de 2017 pronunció un discurso que allanó el camino de la intervención de la norteña región.
El rey, quien hace dos años no se solidarizó con las personas que resultaron heridas por la policía cuando intentaban votar en el referendo que había sido prohibido, personifica para los independentistas el desprecio del Estado español hacia sus reclamos.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar