Tras robar agredieron e insultaron a las víctimas

Policiales 05 de noviembre de 2019 Por
SE RECUPERO LO MALHABIDO
La Policía de nuestra ciudad tomó intervención en un hecho delictivo ocurrido el domingo, en el sector noroeste del égido urbano.
Según lo adelantado por LA OPINION edición digital, un vecino de 68 años domiciliado en calle Scossiroli al 1900 se presentó ante autoridad de la Seccional 13ª y dio cuenta de que en su casa le tocaron timbre y le avisaron que habían robado en la vivienda de su yerno, y que parte de lo malhabido estaba en una finca sita en inmediaciones del cruce de las calles Mognaschi y S. de Iriondo.
El denunciante agregó además que una motoguadaña se hallaba en una vivienda de la calle Mognaschi, que habita un sujeto que fue identificado. En tanto su yerno fue hasta la Seccional de la jurisdicción, y se ubicaron en la parte de afuera de la casa de quien dio aviso del robo, a fin de que no fuera trasladado lo sustraído.
Así las cosas, se observó la salida de Leandro P., quien comenzó a insultar y amenazar a padre e hija, a la vez que arrojó un piedrazo que pegó y daño el parabrisas del automóvil en que se movilizaba el vecino antes descripto.
Acto seguido, el padre del agresor se sumó a las amenazas y continuó arrojando elementos contundentes hacia el hombre y su hija, hasta que arribó la Policía alertada de lo sucedido.
Por otra parte, las víctimas dejaron constancia de que sienten temor por lo que pueda suceder dado que Leandro P. y su familia amenazaron con iban a efectuar disparos de arma de fuego hacia el domicilio de los damnificados.
Y como si lo anterior fuera poco, los servidores de la ley en boca de Alan Julián O. escucharon que Lautaro P. lo había amenazado con un revólver, a la vez que dijo que se fuera del lugar porque lo iba a matar.
De inmediato los policías actuantes se hicieron presentes en calle Mognaschi al 1700, donde Juan Carlos P., de 50 años, permitió el ingreso a fin de que se lleve a cabo una requisa, y la misma arrojó resultado negativo.
Más tarde se supo que familiares del damnificado habían recuperado por sus propios medios lo robado, por lo que no fue necesario realizar otra requisa domiciliaria, en este caso en una casa sita en la esquina de Mognaschi y S. de Iriondo.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar