Busca una nueva generación de actores protagónicos y no la encuentra

Sociales 04 de noviembre de 2019 Por
Los productores y los canales se encuentran en una búsqueda infructuosa de las futuras figuras de las tiras televisivas. Pero el recambio es difícil: los nombres re repiten desde hace dos décadas.
Por Adrián Pallares

Desde hace varios años los actores que encabezan las novelas de la pantalla chica son casi siempre los mismos. Son los que podríamos denominar “la generación dorada”, que sin importar el cartel ni el orden incluyen los siguientes nombres: Luciano Castro, Facundo Arana, Pablo Echarri, Benjamín Vicuña, Mariano Martínez, Nicolás Cabre, Sebastián Estevanez, Nico Vázquez, Gonzalo Heredia y Joaquín Furriel, entre otros. Ellos son, sin dudas, los que desde hace casi dos décadas dominan la escena de protagonistas en la Argentina. Ellos fueron el recambio de otros estrellas como Raúl Taibo, Osvaldo Laport, Gustavo Bermúdez, Gabriel Corrado, Germán Kraus o Arturo Puig, por nombrar algunos, que también en su momento fueron la sangre nueva de la pantalla chica.
En estos momentos la industria se encuentra frente a una crisis por falta de nuevas figuras que puedan encargarse de ese rol. Para ser concretos, por ejemplo, las dos tiras diarias que están en la actualidad en pantalla, ATAV y Pequeña Victoria, tiene como héroes a Vicuña, Heredia, Castro y Arana, los actores de los que venimos hablando. En el caso de los dos unitarios, Atrapa a un ladrón y Tu parte del trato, tienen a Echarri y Cabré, dos infaltables en las ficciones. Por eso, los productores eligen a los nombres conocidos y probados por el público, antes de arriesgarse con nuevos valores.
Por ahora no aparecen nuevos nombres en el horizonte cercano. Los productores han probado con artistas de un registro actoral muy destacado, pero que se alejan del estereotipo del protagónico, como Juan Minujín, Mike Amigorena, Luciano Cáceres, Daniel Hendler o Juan Gil Navarro. Minujín y Gil Navarro encabezaron 100 días para enamorarse, por ejemplo, mientras que Mike fue el héroe romántico de Quiero vivir a tu lado, y Cáceres y Hendler fueron antagonistas en Graduados.
Más allá de estos nombres, los productores de televisión buscan nuevos actores que ocupen ese lugar. Tal vez el Chino Darín sea quien ha dado un salto en ese sentido, pero su exitosa carrera en cine lo alejó de las ficciones locales y en televisión solo se lo pudo ver en Historia de un clan. Otro actor probado también podría ser Peter Lanzani, quien arrancó de muy chico y es favorito del público. Él también decidió hacer otro tipo de trabajos y se refugió en unitarios como Un gallo para Esculapio o propuestas de cine. Sacando estos dos jóvenes actores, el resto de los muchachos que vienen trabajando en las ficciones argentinas aún no ha logrado ponerse el traje de galán y sentirse cómodos.
Varios nombres participaron de las tiras o unitarios en los últimos años, con resultados dispares. Nico Riera, Felipe Colombo, Benjamín Alfonso, Nicolás Francella, Benjamín Amadeo y Nico Furtado, por citar algunos, están en primera línea para convertirse en los futuros héroes románticos de las ficciones venideras. Teleshow consultó con varios productores de importantes ficciones de la industria televisiva y la conclusión fue casi unánime. "Actrices protagónicas con futuro y continuidad hay muchas, por eso se pueden hacer ficciones corales con cuatro o cinco actrices protagónicas, tipo Guapas, Las Estrellas o Pequeña Victoria. El conflicto arranca cuando a esas actrices hay que buscarles una contrafigura en la historia. En ese momento se hace cuesta arriba el casting y terminamos recurriendo a los mismos nombres probados de siempre, a la ‘generación dorada’ de galanes argentinos”.
Puede sonar un poco antipático hacer esta reflexión, pero en un momento en que las plataformas de streaming internacionales eligen a la Argentina para hacer producciones, la falta de recambio en las grandes figuras hace que todo resulte más complejo. En otra época de la ficción nacional se iban probando actores nuevos con los consagrados y casi de manera natural el público se iba familiarizando con las caras nuevas, y en un momento terminaban protagonizando los más jóvenes. Hoy el tema se complica y los productores dicen que la situación parece no mejorar, es decir, no hay rotación ni cambio y la nueva generación aún no aparece.
Separadas, de Polka, es una de las próximas ficciones que ya está en preproducción y anuncia el regreso de Mariano Martínez a la productora de Adrián Suar. También será el el primer trabajo en mucho tiempo de Sebastián Estevanez que no es realizado por su padre, el productor Quique Estevanez. Por otro lado, Telefe tiene prevista otra tira con Carla Peterson y Minujín para el 2020, entonces, por lo que se ve, no parece haber muchas novedades entre los héroes de la historia.Habrá que esperar a que los que están en gateras terminen de dar el gran salto y se conviertan en protagonistas, pero para que eso suceda hay que producir mucho para generar más fuentes de trabajo. Por el momento, las caras parecen que seguirán siendo las mismas. Aunque las historias cambien, los actores para llevar adelante esas historias serán los mismo que el público ama y por los cuales los productores todavía eligen seguir apostando, sin arriesgar mucho con las nuevas figuras.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar