Píldoras Políticas

Nacionales 04 de noviembre de 2019 Por
Leer mas ...
CUALQUIERA, MENOS RITONDO
La reunión que mantuvieron el lunes pasado Mauricio Macri, Elisa Carrió, Alfredo Cornejo, Gerardo Morales y otras figuras de Juntos por el Cambio en la Casa Rosada dejó una destacada frase de la líder de la Coalición Cívica, que junto con el anuncio de su retiro de la política lanzó una advertencia a sus socios.
"Que sea cualquiera, menos alguien a quien yo denuncié", dijo Carrió en el encuentro en la Casa de Gobierno, al barajar posibles presidentes del interbloque Cambiemos a partir del 10 de diciembre, cargo que actualmente ocupa el radical cordobés Mario Negri, amigo personal de la legisladora.
La frase iba dirigida al diputado electo por la provincia de Buenos Aires y actual ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, con quien Carrió mantiene un enfrentamiento tras haberlo acusado de tareas de espionaje e irregularidades en su función.
Por ahora, la decisión por la autoridad del interbloque quedó para más adelante, aunque días después el Presidente le expresó su apoyo a Ritondo, al convocarlo a la Rosada y designarlo presidente de la bancada del PRO. ¿Conflicto en puerta?

UN TRABAJO PARA FUENTES
El actual jefe del bloque Frente para la Victoria en el Senado, Marcelo Fuentes, se quedará fuera a partir del 10 de diciembre ya que no renovará su banca.
Quien fuera una espada legislativa clave del kirchnerismo desde el 2007, le cedió su lugar en la lista de senadores por Neuquén al ex secretario general de la Presidencia Oscar Parrilli, mano derecha de Cristina Kirchner y titular del Instituto Patria.
La ex presidenta ya tendría reservado una compensación a la "lealtad" de Fuentes: es el que más suena para ser secretario parlamentario.
Otro nombre en danza es el de la ex senadora por Santa Cruz Virginia García: la ex cuñada de Máximo Kirchner tendría un lugar asegurado entre las autoridades de la Cámara alta, y el jueves pasado participó junto a Fuentes de la reunión de transición con la vicepresidenta Gabriela Michetti y el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo.
Para la Secretaría Administrativa aparece en el radar el ex secretario de Legal y Técnica Carlos "Chino" Zannini, otro ladero de Cristina Kirchner.

TELEFONO DESCOMPUESTO
Antes de la reunión de la Bicameral Permanente de la Defensoría del Pueblo que finalmente se cayó por falta de quórum, hubo un diálogo de pasillo que dejó al desnudo la falta de comunicación entre el oficialismo y la oposición. El telón de fondo era la supuesta nominación de Emilio Monzó para ocupar ese cargo.
Según afirmaban cerca del actual presidente de la Cámara baja, la nominación tenía el aval del diputado electo Sergio Massa y del oficialismo.
Sin embargo, para la aprobación se necesita una mayoría especial de dos tercios de los votos, por lo que necesariamente Monzó necesitaría del acuerdo del kirchnerismo. La charla entre el presidente del bloque del Frente para la Victoria en el Senado, Marcelo Fuentes, y de su par en Diputados, Agustín Rossi, pusieron en evidencia el teléfono descompuesto.
-A vos te avisaron algo sobre esto de Monzó, Agustín?.
-No, nada.
-A mí tampoco.
Después de esa fallida reunión, un influyente diputado kirchnerista no ocultó su fastidio ante lo que considera una "operación" de Monzó y de Massa.
"Ni siquiera lo consultaron al presidente electo. Massa puede hacer lo que quiera, pero el que decide es Alberto Fernández", sentenció.

FESTEJO LA DERROTA DE MACRI
EN EL BUNKER DE CAMBIEMOS
El músico de la trova rosarina Adrián Abonizio dio la nota el domingo pasado al aparecer en el búnker de Juntos por el Cambio de la ciudad santafesina para "festejar la derrota de Macri". La actitud provocó el repudio de la militancia de Cambiemos pero Abonizio se lo tomó con naturalidad. "Vengo a ver que esto está vacío. Vengo a ver que el pueblo eligió bien", aseguró.


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar

Boletín de noticias