Campaña solidaria “Todos por Brettanee”

Locales 03 de noviembre de 2019 Por
Tiene que ver con un trastorno poco común en la formación del cerebro, y literalmente significa “cerebro liso”. En marzo del año que viene necesita viajar a China para hacer un transplante de células madre. Para ello necesita recaudar 50.000 dólares, con lo cual su familia ha realizado una serie de eventos solidarios. También se puede colaborar de manera particular a través de una cuenta bancaria.
Ver galería FOTO GENTILEZA NATALIA ACOSTA CON LA FAMILIA. Brettanee Ludueña junto a su hermanita y sus padres. MOVIDA SOLIDARIA. La familia de Brettanee abrió una cuenta bancaria para que los rafaelinos puedan donar dinero.
1 / 2 - FOTO GENTILEZA NATALIA ACOSTA CON LA FAMILIA. Brettanee Ludueña junto a su hermanita y sus padres. MOVIDA SOLIDARIA. La familia de Brettanee abrió una cuenta bancaria para que los rafaelinos puedan donar dinero.
La niña rafaelina Brettanee Abril Ludueña, de tan solo 4 añitos de edad, padece una enfermedad que se llama “Lisencefalia”, término que literalmente significa “cerebro liso”. Es un trastorno poco común de la formación del cerebro caracterizado por la microcefalia y una ausencia de las circunvoluciones (pliegues) normales del cerebro. Esta le genera diferentes alteraciones neurológicas como convulsiones de forma diaria, lo que le impide tener una calidad de vida adecuada para su edad, a pesar de estar médica y farmacológicamente tratada.
En la clínica Wu Stell Cem Medical Center (China), el Dr. Wu y su equipo están llevando adelante un tratamiento que se basa, fundamentalmente, en la implantación de células madre, lo que le mejoraría notablemente su desarrollo neurológico y permitiría un adecuado desarrollo motor de su inteligencia, de su habla y, por supuesto, terminar con el principal síntoma con el que pelea todos los días, que son el número elevado de convulsiones.
En este sentido, lo bueno es que Brettanee ya se encuentra aceptada e incluso con fecha confirmada (10 de marzo de 2020) para comenzar con el tratamiento que le va a cambiar la vida no sólo a ella, sino también a toda su familia y seres queridos. Este tratamiento tiene una duración de dos semanas que no solo incluye la implantación de células, sino también la rehabilitación de la misma, por lo que el costo total es de 50.000 dólares.
Se sabe de la capacidad solidaria de los argentinos, en especial la de los rafaelinos, sobre todo con temas tan sensibles como estos, como mejorarle la calidad de vida a una niña tan pequeña que no cuenta con los medios económicos suficientes como para afrontar este tipo de tratamientos. Brettanee busca tener la posibilidad de disfrutar la vida y de los momentos como cualquier ser humano o niño de su edad.

"ESTAMOS MUY
ESPERANZADOS"
Para brindar mayores precisiones, LA OPINION dialogó con Natalia, la joven mamá de Brettanee, quien nos comentó que “ella tiene una discapacidad motriz y hemos empezado a realizar hace unos días, una campaña solidaria para recaudar fondos, ya que debemos hacer un viaje a China, donde se le realizará un transplante de células madre. Ya tenemos programado el turno para el 10 de marzo del año que viene y necesitamos recaudar 50.000 dólares. Hasta el momento, la rifa marcha a buen ritmo y para más adelante, tenemos planeado realizar también un té bingo. Igualmente, hay mucha gente que está colaborando de manera particular a través de una cuenta bancaria”.
Al preguntarle si su hijita nació con esa problemática, Natalia nos comentó que “a los dos meses estaba todo de manera normal, pero a partir de allí empezó a tener problemas y convulsiones, hasta que la diagnosticaron con lisencefalia, algo así como si tuviera el cerebro liso, o sea que no se llegó a formar bien dentro de la panza en el tiempo de gestación”. Y en relación a su tratamiento, en base al transplante de células madre, acotó la mamá que “las alternativas que me dieron, y lo principal, es tratar de cortarle las convulsiones a través de ese transplante, ya que nos hemos enterado de que dan buenos resultados. Después, se debería dar un poco de fuerza en el tronco, ayudado con rehabilitaciones, y todos los nervios que no estarían funcionando se vuelven a construir. De acuerdo a las expectativas que nos dieron, le ayuda a tener un mejor sostén en el tronco como para poder sentarse, pararse solita y mejorar el vocabulario, asé que nos sentimos con muchas esperanzas que después del transplante se pueda recuperar”.
En función de cómo puede colaborar los ciudadanos de la ciudad y la región, Natalia relató que “hicimos una caja de ahorros en el banco Credicoop, además de hacer una rifa y algunos eventos más que se están organizando. Hicimos también una página 'Todos por Brettanee', donde ahí se pueden comunicar vía facebook o sino a mi facebook personal, Natalia Acosta, o comunicándose a mi celular, 3492-648223”.
Haciendo una mirada futura y de cómo continuaría la rehabilitación y el tratamiento una vez consumado el transplante de células madre, Natalia argumentó que “Brettanee seguirá unos 6 meses con medicación china, que me la van a dar allá, y 6 meses de kinesiología durante todos los días, además de controlarla en todo sentido de que no se enferme, porque como se trata de células madres, éstas se pueden ir muriendo”.

EL DIA A DIA
Durante la charla, también le preguntamos a Natalia cómo es actualmente el día a día de Brettanee. “Ella concurre a sus terapias de rehabilitación 3 veces por semana y de allí se va a la escuelita para ciegos, en calle Rosario, para su estimulación. Después, en la casa siempre anda en su sillita, que es especial, y de vez en cuando la sacamos a dar una vuelta al aire libre y tratamos de hacer todo lo que podemos y lo que está a nuestro alcance, aunque debemos tener mucho cuidado con estos cambios de clima, ya que la tiran mucho para atrás junto con las convulsiones. Pero prácticamente está todo el día en su silla. Además, ella es algo pesadita y grande, ya que tiene 4 años. Cuando se le hizo el tratamiento HTH, que fue inyectable por un mes y medio más o menos, eso le paró por 9 meses las convulsiones, pero después volvieron otra vez. El cannabis, que toma una vez por día, y otro remedio, cada 12 horas, la ayudan y mucho también. Gracias a Dios, estoy consiguiendo esos medicamentos de manera gratuita en los dispensarios de Rafaela, algo que es de gran ayuda para nosotros, ya que antes tenía que viajar seguido a Santa Fe como para poder conseguirlos”.
La familia de Brettanee, que no tiene obra social, vive en el barrio 2 de Abril y está integrada, además, por su papá y una hermanita más, que se llama Loana y tiene 8 años.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar

Boletín de noticias