De brillar en Friends a ser acusado de robar cervezas

Información General 03 de noviembre de 2019 Por
David Schwimmer, otra estrella de Hollywood que reniega de la fama. El actor, que después de la célebre serie prefirió trabajar detrás de cámaras, hoy cumple 53 años. “El éxito me llevó a esconderme con una gorra de béisbol”, confesó.
FOTO TELESHOW// EN FRIENDS// Emma y sus padres Rachel y Ross.
FOTO TELESHOW// EN FRIENDS// Emma y sus padres Rachel y Ross.
Por Pablo Riggio

“Nadie había hecho una verdadera serie coral”, dijo David Crane, cocreador Friends junto a Marta Kauffman, al diario norteamericano The Baltimore Sun. Y es cierto, resulta difícil determinar quiénes son “los más protagonistas” dentro de los seis personajes principales de la emblemática serie: Rachel Green, Monica Geller, Phoebe Buffay, Joey Tribbiani, Chandler Bing o Ross Geller.
Para aportar un poco de claridad a esta encrucijada, el científico de datos Yashu Seth analizó los guiones de los diez años del programa en base a cinco parámetros: protagonismo en el guión, palabras habladas, apariciones en pantalla con diálogo, escenas individuales y menciones en los títulos de los episodios.
Al analizar estas variables, los personajes de David Schwimmer (Ross) y Jennifer Aniston (Rachel) picaban en punta. Su historia de amor, que incluye una separación, un impasse, un divorcio y un matrimonio, fue de lo que más tiempo de pantalla abarcó a lo largo de las diez temporadas de Friends. Sin embargo, Ross sacó una significativa ventaja en las apariciones en escenas individuales, por lo que él sería el verdadero protagonista de la serie.
David, amado por los fanáticos de Friends por haber interpretado al intelectual, romántico y algo torpe de Ross, es una de las tantas estrellas que se vieron superados por el peso de la fama siendo tan joven. En su caso, lejos de alejarse del mundo de la TV y el cine, eligió trabajar detrás de cámaras. Y si bien después de un tiempo volvió a ponerse el traje de actor, nunca logró despegarse del personaje que lo llevó a la fama. Hoy cumple 53 años, en medio de rumores de regreso de Friends.

Tomando impulso
Nació en Queens, Nueva York, y se crió en Los Ángeles, donde tuvo sus primeros vínculos con la actuación. A los diez años interpretó al hada madrina de Cenicienta, papel que lo motivó a ir a un taller sobre William Shakespeare dictado por el actor inglés Ian McKellen. En el colegio no demostraba demasiado interés, aunque tampoco tenía malas calificaciones. Fue su participación en una clase de drama la que lo llevó a participar en varias producciones teatrales. Al graduarse, no tenía dudas de que su futuro estaba en la actuación.
“Creo que mi impulso por la actuación vino porque me encantaba hacer reír a mi familia. Ese era el mayor placer. Creo que les pasa a la mayoría de los actores o comediantes. Para mí no había nada mejor que hacer reír a mis padres con una creación mía. Lo que más amaba era la comedia física: me golpeaba con los muebles… Me he roto varios huesos, en serio”, contó David a Laurie Taylor en el programa In Confidence.
No tuvo muchos trabajos antes de Friends. Interpretó un personaje secundario en la película A Deadly Silence (1989) y realizó algunas participaciones en las series L.A. Law (1986), The Wonder Years (1988) y Blossom (1990), además de su papel en la película Twenty Bucks (1993). Cuando recibió la oferta para protagonizar la famosa producción de la NBC, no se motivó demasiado. Parecía un proyecto sin un gran futuro. Y en un principio su visión no estuvo tan errada: la primera temporada no fue muy bien recibida por la crítica ni el público. Pero el tiempo diría que David estaba completamente equivocado.

Cinco amigos, tres matrimonios y un gran corazón

David fue el primero de los seis protagonistas en ser escogidos por los directores para formar parte del elenco. Su misión era interpretar a un paleontólogo con una fascinación por los dinosaurios que da clases en la universidad. Supuestamente era el mayor de los Geller aunque en “la vida real” tiene dos años menos que Courteney Fox, la actriz que le dio vida a Mónica, su hermana.
En diferentes episodios de la serie se dan a conocer momentos de la adolescencia de Ross que demuestran que estaba enamorado de Rachel hacía muchos años. Por ejemplo, cuando ella supuestamente había sido plantada en su fiesta de fin de curso, y él estaba ilusionado en acompañarla, pero luego llegó Chip y se fue con ella.
Varios años más tarde, al reencontrarse, Ross y Rachel vivirían una historia de amor tan apasionada como complicada, con innumerables idas y vueltas, una boda, separaciones y una hija. Uno de los momentos más recordados vinculados a su historia es cuando el paleontólogo está en el altar a punto de casarse con la inglesa Emily Waltham, pero se confunde y la llama “Rachel”.
Más allá de su predisposición por el casamiento -motivo de burla de parte de sus amigos-, gracias a sus divertidas ocurrencias, su compañerismo y su bondad, el personaje de David se metió en el corazón de los fanáticos de la serie. Y él se involucró de lleno: sus primeros pasos trabajando detrás de cámara los dio en Friends, al dirigir diez de sus 236 episodios.
Lo cierto es que la fama tuvo un efecto contradictorio en David: en lugar de aprovechar la popularidad que se ganó en buena ley por su trabajo en Friends, decidió “ocultarse” detrás de cámaras por un tiempo. Por este motivo rechazó la propuesta para hacer el papel que luego aceptaría Will Smith en Men in Black, a fines de los ’90, y se enfocó en su trabajo como director.

Del otro lado del set
Además de ponerle la voz a la simpática jirafa de Madagascar, Melman, dirigió las películas Run Fatboy Run (2007) y Trust (2010); algunos episodios de la serie Little Britain USA (2008) y Joey (2006), la secuela de Friends basada en el personaje de Matt LeBlanc, que fracasó rotundamente.
Se distanció aún más de Hollywood cuando regresó a su primer amor: el teatro. En el 2006 protagonizó la obra Some Girl(s), de Neil LaBute. “Estoy seguro de que habrá gente que dirá que es solo Ross el que está ahí arriba. Y, de hecho, si hacen eso me lo tomaré muy mal”, dijo a The Independent. Si bien algunos críticos efectivamente notaron una similitud entre su nuevo proyecto y el personaje de Friends, él siguió subiéndose a los escenarios y trabajando en películas independientes.
Pero sus exigencias eran muy altas a la hora de comprometerse con cualquier proyecto a largo plazo. Y los trabajos que sí aceptaba, no lograban mucha repercusión. Su primer protagónico en la pantalla chica después de Friends fue en Feed the Beast (¡2016!) de AMC. Aunque la serie le permitió mostrar sus habilidades dramáticas, no logró entusiasmar al público lo suficiente y solo se grabó una temporada.
De todas formas, esta decisión pareciera haber sido una bendición para David porque su siguiente papel le dio el -renovado- reconocimiento del público que tanto esperaba: interpretó a Robert Kardashian, padre de las famosas hermanas Kardashian, en American Crime Story: The People vs. O. J. Simpson (2016).
“Era shockeante la fama (después de Friends) y complicó mis relaciones con otras personas. Creo que me tomó años ajustarme y acostumbrarme a eso -contó David a The Hollywood Reporter’s Awards Chatter-. Como actor, por la manera en la que fui entrenado, mi trabajo era observar lo que me rodeaba y a las otras personas, entonces acostumbraba caminar con mi cabeza en alto, mirando todo lo que sucedía. Pero la fama produjo exactamente lo opuesto: hizo que me quisiera esconder detrás de una gorra de béisbol para que no me vieran”.
En ese sentido, confesó: “Me di cuenta después de un tiempo de que no quería mirar a los demás: prefería esconderme. Entonces durante un tiempo traté de descifrar cómo podía ser actor en este nuevo mundo, ante esta nueva situación… ¿Cómo podía hacer mi trabajo? Era difícil”.

De cervezas y el regreso de “Friends”
El actor siempre ha preferido estar lejos del ojo de la prensa. Por ese motivo se mostraba molesto cada vez que le preguntaban por los rumores de un supuesto romance con Jennifer Aniston. Aunque, más que rumores, eran los deseos de los fanáticos de que el amor entre Ross y Rachel traspasara la pantalla. Estuvo casado durante siete años con la fotógrafa inglesa Zoe Buckman, con quien tiene un hija, Cleo. Y, en contra de su voluntad, el año pasado se lo vio sorpresivamente “involucrado” en un hecho policial.
Las cámaras de seguridad de cuatro tiendas de Blackpool, al noroeste de Inglaterra, grabaron a un hombre utilizando una tarjeta bancaria robada para comprar cervezas. Cuando los medios publicaron las filmaciones, la noticia tomó relevancia internacional: por más increíble que pareciera, todos veían a David.
A través de su cuenta en Twitter, el intérprete de Ross publicó: “Oficiales, les juro que no era yo el ladrón. Como pueden ver yo estaba en Nueva York. A los policías de Blackpool les deseo mucha suerte con su investigación”. No era más que un hombre idéntico al actor. Finalmente, este año la jueza Sara Dodd condenó al verdadero ladrón, llamado Abdulah Husseni, a nueve meses de prisión por robo y fraude.
Y recientemente David vivió un momento complicado cuando un hombre de 29 años, de nombre Eric Rosa, se subió a la terraza de su edificio en Nueva York para saltar a la vivienda contigua. Pero resbaló y cayó en el patio del actor. Lastimado, nervioso, y sin tener conocimiento sobre la identidad del dueño de la propiedad, el hombre rompió una ventana con un ladrillo para poder escapar.
David no se encontraba en su hogar pero la policía no tardó en arrestar a Rosa, quien permanece detenido.
A pesar de estos casos aislados, David siempre se ha mantenido lejos de los escándalos y los medios. Hace dos semanas se juntó con sus compañeros de Friends y se tomaron una foto, en lo que fue el debut de Jennifer Aniston en Instagram. La imagen, por supuesto, tardó tan solo minutos en recorrer el mundo y los seis actores recibieron los pedidos -casi súplicas- de que vuelvan a trabajar juntos.
La exesposa de Brad Pitt alimentó los rumores hablando de “un proyecto” que los involucra, a 25 años del estreno de Friends. Pero David prefirió hacer a un lado el misterio en The Lateish Show with Mo Gilligan y dejar el pasado en el pasado: “Creo que todos sentimos que Friends terminó de una manera perfecta”. Quién mejor que él para decirlo.


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar